Javier Agreda

Javier Agreda

Las novelas del 2014

Las novelas del 2014
Javier Agreda
19 de December del 2014

Breve lista de buenos libros publicados este año, cuya lectura es recomendable                         

Queda apenas una semana del presente año, y acaso sea un buen momento para iniciar el recuento de la producción literaria peruana del 2014. No un ranking de “lo mejor del año”, sino apenas una lista de algunos libros cuya lectura recomendamos. Para empezar, un par de novelas extensas, de 500 y 600 páginas respectivamente, que demuestran la gran capacidad creativa de sus autores. La primera de ellas es El enigma del convento de Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, 1964). Se trata de la primera novela histórica de Benavides, un ambicioso relato ambientado en el Perú y España de inicios del siglo XIX (la época de los movimientos independentistas americanos), y en la que las intrigas de la corte del rey Fernando VII se unen a las fascinantes historias de los personajes que se congregan en torno al convento de Santa Catalina, en Arequipa. La novela ganó en España el XXV Premio Torrente Ballester.

La otra novela es Kymper, con la que Miguel Gutiérrez (Piura, 1940) continúa sus reflexiones acerca del activismo partidario y la violencia política en nuestro país, que inició en la ambiciosa Confesiones de Tamara Fiol (2009), libro que abarcó casi un siglo de historia. Esta nueva novela se centra más en la propia generación del autor: marxistas que en su juventud tuvieron que deslindar con el Apra y, en su madurez, con el paso a la “acción” de sus antiguos camaradas. Un valioso testimonio de los complejos debates y polémicas al interior de la izquierda durante la segunda mitad del siglo XX.

Menos extensa es Un olvidado asombro, la segunda novela de Marco García Falcón (Lima, 1970). El libro cuenta, con una prosa sabia y precisa, la historia de un profesor de literatura y decano de la Facultad de Letras de una importante universidad limeña, a quien la repentina enfermedad de su padre lo lleva a vivir el enfrentamiento entre el mundo moderno, de vínculos asépticos e impersonales (el de las universidades y los gimnasios); y otro más tradicional, el de los vínculos familiares y de la infancia.

En lo que respecta a las “novelas cortas”, son dos las que han acaparado los elogios de la crítica. La primera es Gaijin, en la que Augusto Higa (Lima, 1946) vuelve al mundo de la Lima de mediados de siglo y a los personajes marginales y solitarios, como en su anterior novela La iluminación de Ketzuo Nakamatsu (2008). Pero esta vez Higa se enfoca más en el propio lenguaje, en los adjetivos, en las enumeraciones, por lo que la novela ha sido cuestionada por algunos comentaristas. La otra novela corta es Austin, Texas 1979 de Francisco Ángeles (Lima, 1977), la historia de Pablo, un joven escritor limeño que decide terminar con su esposa, tras un matrimonio de siete años, para iniciar una nueva vida. Pronto la narración se desplaza a personas del entorno de Pablo que han tenido que enfrentar problemas similares (su siquiatra, su padre), yuxtaponiendo historias sobre el mismo tema. En suma, un buen año para la novela peruana, aunque sin grandes cambios ni novedades.

Por Javier Ágreda
19 - dic - 2014

 

Javier Agreda
19 de December del 2014

NOTICIAS RELACIONADAS >

Perú en dos ferias del libro

Columnas

Perú en dos ferias del libro

  El viernes pasado se inauguró la 38ª. Edici&oacute...

30 de October
La poesía de Constantino Cavafis

Columnas

La poesía de Constantino Cavafis

  El griego Constantino Cavafis (Alejandría, 1863-1933) d...

12 de October
Bufalino y “Las mentiras de la noche”

Columnas

Bufalino y “Las mentiras de la noche”

  En la noche previa a su ejecución, cuatro revolucionari...

05 de October

COMENTARIOS