EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
El Estado vuelve a fracasar en prevención

Economía

El Estado vuelve a fracasar en prevención

14 de Marzo del 2017

Agroexportación y pesca de Piura son los sectores más perjudicados

La costa peruana sufre los embates de las lluvias causadas por el Fenómeno de El Niño. Desde Tumbes hasta Arequipa, las inundaciones han generado un panorama desolador y tendrán terribles efectos económicos y sociales. Las regiones norteñas de Piura, Lambayeque, Tumbes y La Libertad han sido las que han sufrido el mayor impacto de las lluvias. En medio de la confusión general, el Estado en todas sus líneas (local, regional y nacional) vuelve a fracasar, a pesar de que estos fenómenos climatológicos son recurrentes en el país. Algunos ya sostienen que estamos ante un Fenómeno de El Niño de características parecidas a los de 1983 y 1998.

En las últimas dos décadas el Perú avanzó gracias al crecimiento de la economía, y el Estado se llenó de recursos fiscales como nunca antes en la historia de la República. No obstante, ese mismo Estado no se ha reformado, y se caracteriza por su ineficiencia general en todos los servicios. Las lluvias y los huaicos flagelan al Perú en el preciso momento en que la economía nacional atraviesa serios problemas por los casos de corrupción relacionados con Lava Jato. César Peñaranda, economista de la Cámara de Comercio de Lima, estima que debido a la paralización de las grandes obras de infraestructura el PBI decaerá entre 0.5% y 1%. Agrega que todavía que no se puede estimar el impacto del Fenómeno de El Niño, pero se proyecta que podría reducir entre 0.5% y 1% del PBI. En otras palabras, más nubarrones sobre el crecimiento.

Piura, región pesquera y agroexpotadora por excelencia, ha sido la más golpeada. Según del Centro de Operaciones en Emergencia Nacional (COEN), las lluvias han causado la muerte de ocho personas y los daños representan alrededor de S/. 450 millones. Hay casi 10,000 personas damnificadas, 1,800 viviendas colapsadas y 800 inhabitables. La prevención, como siempre, ha sido una de las debilidades. En el 2015 la región piurana recibió más de S/. 57 millones para trabajos de prevención ante la llegada inminente de El Niño Costero; pero apenas han gastado el 25% del presupuesto. El gobierno central también dispuso para este año una partida de S/. 980 millones, pero lo preocupante es la ejecución de tamaño presupuesto.

La economía regional sufre el duro golpe del fenómeno. Diversas proyecciones aseguran que la pesca y la agroexportación —de vital importancia para la economía regional—serán los dos sectores más afectados. Semanas atrás el ministro de Agricultura, José Hernández, sostuvo que la región Piura contribuye con el 5% del Producto Bruto Interno del país; y la agroexportación es una de sus principales actividades y uno de los ejes de su impresionante desarrollo económico de los últimos diez años. Un estudio de la Universidad de Piura indica que la región exporta alrededor de US$ 500 millones en promedio al año, en productos no tradicionales como uva, mango, palta, banano orgánico. Según cifras de la Asociación de Exportadores (Adex), en el 2016 la agroexportación en la región Piura alcanzó US$ 509 millones.

De otro lado, el sector pesquero también será perjudicado, sobre todo la pesca para el consumo humano directo. Elena Conterno, de la Sociedad Nacional de Pesquería, señala que desde Piura se extrae el 50% del pescado para el consumo humano (pescado fresco) a nivel nacional. Uno de los problemas del Fenómeno de El Niño es que la logística y las comunicaciones afectarán de forma directa e indirecta a la cadena de valor de la pesca.

Para el almirante en retiro Luis Giampietri, la prevención y la repetición de funciones entre diversas entidades son dos debilidades de los sucesivos gobiernos. Giampietri recuerda que en el 2010 se creó el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, institución encargada de la prevención de los desastres naturales en la costa, sierra y selva. Pero también existe el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci). Aún así, según la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas, el Estado sigue perdiendo cada año US$ 73 millones a causa de los desastres naturales,

No cabe duda de que la región piurana sufre las consecuencias de la malas políticas de prevención de un Estado que ha fracasado en todas las líneas. Es hora de que el gobierno haga una reforma seria en el tema de la prevención para evitar que los desastres naturales afecten a la economía nacional.