Dardo López-Dolz

Dardo López-Dolz

El mayor obstáculo para el desarrollo del país

La izquierda no debería tener presencia en el Gabinete ministerial

El mayor obstáculo para el desarrollo del país
Dardo López-Dolz
12 de June del 2018

 

La esencia de la democracia es el respeto a la decisión popular expresada claramente en las elecciones. En las del 2016, 32.64% de los peruanos votó por Keiko Fujimori, 17.23% por PPK y 11.23% por otros partidos que, al igual que los dos primeros, expusieron planes de gobierno claramente distantes de los postulados del socialismo. Es decir, 61.1% de los peruanos votamos por opciones presidenciales absolutamente alejadas de la destructiva utopía socialista.

Por ello, durante este quinquenio no tendría que haber ningún marxista socialista o caviar en el gabinete ni en ningún puesto de responsabilidad política o directiva capaz de influir en la marcha política o económica del Perú. El pueblo habló claro: cinco años de neovelasquismo o chavismo (felizmente chapucero) nos habían pasado la factura y elegimos retomar la senda del crecimiento y desarrollo. Pero, abrazado como los ebrios al WC, Kuczynski insistió en mantener humalistas heredados o incorporar a su Gobierno a personas que profesaban la ideología y propuestas rechazadas por el pueblo en las ánforas. Tras el escándalo y su posterior renuncia, esperábamos que se escuche la voz del pueblo.

La izquierda peruana, en todos sus tonos, carece de sustento electoral para formar parte del equipo decisor en el Poder Ejecutivo; ese fue el mandato del pueblo. Pueden, lógicamente, trabajar en el Ejecutivo, discriminarlos sería inconstitucional e inadmisible; pero en respeto a la voluntad popular, no debieran ocupar puestos en el gabinete ni en ningún puesto de la alta dirección, ni ser contratados como consultores.

Sin embargo, amparados en un soporte mediático (no necesariamente gratuito) y en el autobombo y mutua condecoración de sus correligionarios en la academia, algunas ONG financiadas por entidades extranjeras han conseguido hacerse, con mañas, de una presencia e influencia que no les corresponden, porque el pueblo quiso que no la tengan. El presidente Vizcarra y el primer Ministro, independientemente de su ideología de juventud o sus amistades regionales, o quien en el futuro suceda a este último, están sujetos a un mandato expresado con claridad en la votación popular.

Para generar más puestos de trabajo, derrotar a la pobreza y mejora la recaudación tributaria que permita proveer servicios esenciales a los más pobres y construir la infraestructura necesaria para alcanzar el desarrollo, es imprescindible recuperar el ímpetu minero formal, así como la construcción de infraestructura vial y generadora de energía. Nada de ello será posible si el Gobierno es pertinaz en el error de encargar decisiones relevantes a quienes provienen de las tiendas que consistente y metodológicamente las han bloqueado.

La izquierda, claramente dirigida por el socialismo del siglo XXI, viene obstaculizando sistemáticamente el desarrollo minero formal y energético del país. Ahora también ha enfilado sus baterías, con inadmisible apoyo dentro del gabinete (¿un vientre de Troya?), contra la industria agroexportadoras, la otra joya de la corona. El objetivo es claro: liquidar el potencial de crecimiento económico del Perú para mantener las cifras de pobreza e ignorancia necesarias para poder imponer el socialismo.

Está en manos del Presidente ejercer el poder que el pueblo le ha encomendado, y demostrar al pueblo y la historia de que madera está hecho.

 

Dardo López-Dolz
12 de June del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Pacto Migratorio de Marrakech

Columnas

Pacto Migratorio de Marrakech

  Si observamos la acelerada desintegración económ...

18 de December
Todos perdimos con el referéndum

Columnas

Todos perdimos con el referéndum

  La fuerza de una cadena la determina el más débi...

11 de December
Más allá del bottom line

Columnas

Más allá del bottom line

  Aproximadamente desde mediados de la década del setenta...

04 de December

COMENTARIOS