Política

El Perú necesita un discurso prorreformas

Las claves del mensaje presidencial de Fiestas Patrias

El Perú necesita un discurso prorreformas
  • 28 de julio del 2017

Las claves del mensaje presidencial de Fiestas Patrias

Es evidente que el presidente Kuczynski necesita afirmar, en su mensaje de Fiestas Patrias, el camino de convergencias y entendimientos que parece haberse iniciado con la segunda cumbre que sostuvo con Keiko Fujimori. El discurso debería reafirmar este camino y plantear cronogramas y procedimientos para el impostergable entendimiento entre un Ejecutivo —que representa a la tercera bancada del Legislativo— y la mayoría absoluta del fujimorismo en el Congreso, un entendimiento que organice la gobernabilidad e impulse un plan de reformas.

Igualmente el mensaje de Fiestas Patrias debería plantear qué es lo que debe hacerse para relanzar el crecimiento y volver a crecer a tasas (más de 3.5% del PBI) que nos permitan absorber la demanda de los más de 300,000 jóvenes que anualmente se incorporan a la población económicamente activa. De lo contrario nos convertiremos en una sociedad que vuelve a aumentar pobreza.

Todo indica que este año la inversión privada acumulará cuatro años sucesivos de caída y que la inversión pública está en aprietos, luego de haberse desplomado en el primer semestre del 2016. Más allá de los efectos nocivos del caso Lava Jato y El Niño costero, ¿cuáles son las claves para relanzar el crecimiento? Preguntas impostergables que deberá absolver el mensaje presidencial.

Igualmente la demanda de seguridad ciudadana, que deteriora la legitimidad de las instituciones y se convierte en la principal fuente de erosión de la popularidad presidencial, es otro de los grandes retos en el mensaje de Fiestas Patrias. ¿Cuáles son los lineamientos que permitirán retomar las calles y hacer frente al desborde incontrolable de la criminalidad?

Temas urgentes que no se pueden postergar. Sin embargo, más allá de las respuestas a las urgencias, es evidente que debajo de los problemas mencionados subyace la ausencia de una segunda generación de reformas que posibiliten al Perú mejorar en competitividad y seguir creciendo a tasas altas para reducir pobreza como antes.

¿A qué nos referimos? El Perú se convirtió en una sociedad de ingresos medios gracias a una primera generación de reformas que posibilitó la desregulación de la economía y la eliminación de trabas para la inversión privada y la creatividad de la sociedad. En dos décadas el país redujo la pobreza del 60% de la población a solo 20%.

Por ese motivo en el Perú ya no se pueden seguir pagando salarios bajos, como en las sociedades de ingreso bajo, ni se puede competir con la producción de los países desarrollados. En este contexto, si el país no lanza una segunda generación de reformas sobrevendrá el estancamiento económico que nos empujaría al abismo de la recesión.

De allí la enorme importancia que en el mensaje presidencial de Fiestas Patrias se retome la ilusión de las reformas de segunda generación. Si en el Ejecutivo está una derecha tecnocrática y proempresarial y en el Congreso una derecha plebeya y emergente, ¿cuál es la razón para que no se lance una reforma laboral que flexibilice el mercado de trabajo? Nadie lo entiende. Una reforma de ese tipo produciría un verdadero shock político que reanimaría la inversión privada y desarrollaría innumerables caminos hacia la formalización.

La voluntad de desregular los procedimientos y trámites en el Estado, que ahogan las libertades macroeconómicas y comerciales, es otra de las grandes reformas que el Perú necesita seguir impulsando a todo vapor. Si bien el Ejecutivo ha promulgado normas claves para avanzar en este sentido, la recurrente crisis política y la polarización Ejecutivo y Legislativo parecen ahogar el envión reformista al respecto.

A estos asuntos habría que sumar el relanzamiento de las inversiones en infraestructuras a través de las asociaciones público privadas y obras por impuestos, la necesidad de seguir afirmando el entorno institucional y la reforma de la justicia y, por supuesto, las grandes y urgentes transformaciones del sistema educativo y de salud.

En todo caso, lo que pretendemos señalar es que si bien el mensaje de Fiestas Patrias debe absolver interrogantes de coyuntura, resulta evidente que volver a soñar con las reformas de segunda generación nos permitiría recuperar el primer año perdido de la gestión pepekausa y volver a mirar el futuro con optimismo.

Fotografía: Radio Exitosa

  • 28 de julio del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Amnistía Internacional contra la minería

Política

Amnistía Internacional contra la minería

De que hay un concierto internacional de la izquierda en contra del mo...

23 de noviembre
Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

Política

Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

La intensa lucha ideológica anticapitalista y en contra de las ...

22 de noviembre
Impiden remediar derrames de petróleo

Política

Impiden remediar derrames de petróleo

Los dirigentes que controlan la federación ORPISEM —confo...

22 de noviembre

COMENTARIOS