Economía

¡Ministro de Trabajo contra el Perú!

Pretende derogar la Ley de Promoción Agraria

¡Ministro de Trabajo contra el Perú!
  • 01 de junio del 2018

 

El ministro de Trabajo, Christian Sánchez, contra cualquier pronóstico, ha iniciado una feroz campaña contra la Ley de Promoción Agraria (Ley N° 27630), con el objeto de terminar con los beneficios laborales y tributarios que gozan los agentes económicos y que tienen mucho que ver con el regreso de las inversiones al agro, la reducción de pobreza, la formalización del empleo y el surgimiento de una clase media agraria.

El ministro de Trabajo, como suele actuar la izquierda, desarrolla una campaña en base a medias verdades con el objeto de confundir a la ciudadanía y crear desconcierto en el Ejecutivo. Y aparentemente lo ha logrado: el propio presidente Vizcarra ha señalado que de la prórroga de la vigencia de la mencionada norma (que rige hasta el 2021) y la ampliación de sus beneficios a otros sectores —tal como lo había planteado el propio Gobierno— ahora se encargará el Congreso. Es decir, una clara renuncia a gobernar, pese a contar con todo el apoyo del Congreso

Como ya hemos informado en este portal, la Ley de Promoción Agraria establece que los trabajadores ganan un jornal que incluye la Compensación por Tiempo de Servicios (CTS), las dos gratificaciones anuales, los 15 días de vacaciones y el 4% de la remuneración mensual por aportes al seguro, el derecho a la sindicalización y jornadas de ocho horas diarias. En cuanto a las empresas agrícolas, establece 15% de renta anual y recuperación anticipada del IGV.

Al respecto, en un reciente informe de Apoyo y Consultoría se señala que entre el 2004 y el 2017, gracias a la vigencia de la indicada norma, la pobreza en el campo se redujo de 81.3% a 38.3%. Es decir, 43 puntos. ¿Eso no le interesa al ministro de Trabajo izquierdista? El informe de Apoyo también establece que, en el mismo periodo, la productividad anual creció en 4.3%, la formalidad pasó de 16% a 25%, y las exportaciones se incrementaron de US$ 1,000 millones a US$ 6,000 millones.

No obstante semejantes resultados, el ministro Sánchez envió al viceministro de Promoción del Empleo, Fernando Cuadros, a declarar en base a clamorosas imprecisiones. Por ejemplo, Cuadros aseveró a La República que la productividad del agro no ha mejorado, estableciendo comparaciones con el sector minero que aumentó su productividad en 49%. Sería que bueno que el sector Trabajo establezca cómo llegaron a estas cifras, algo que se contradice abiertamente con el informe de Apoyo.

Otra de las críticas de Cuadros es que solo fueron “las grandes empresas las que se aprovecharon de este régimen”. En las declaraciones del viceministro se trasluce un tufillo anticapitalista. Sin embargo, si fuera verdad de que solo nueve empresas se aprovecharon, semejante situación sería consecuencia de la extensión del minifundio en la propiedad agraria, de la falta de derechos de propiedad y de la casi inexistencia de la empresa —es decir, de las personas jurídicas— en el universo de productores agrarios. Y no de la ley de Promoción Agraria.

La propuesta del ministro Sánchez, entonces, es eliminar la Ley de Promoción agraria en el preciso momento en que los sectores forestal, acuífero y confecciones exigen que los beneficios de esta norma se amplíen a sus respectivos ámbitos. En el preciso momento en que diversos sectores especializados señalan que esta norma debería ser la base de toda la reforma de la legislación laboral en el Perú porque, de una u otra manera, reproduce la flexibilidad laboral de los países (sobre todo Estados Unidos y el Asia) que han logrado reducir el desempleo a tasas mínimas.

A entender de este portal, el Ejecutivo comienza a ser atrapado por la incoherencia económica que denunciamos en el Gabinete Villanueva, por la existencia de un grupo de ministros proinversión y otro anti inversión. Ha trascendido que Sánchez habría amenazado con renunciar si el Ejecutivo se decidía por extender la vigencia de la norma y por ampliar los respectivos beneficios a otros sectores. El hombre, como buen anticapitalista, está más preocupado de que en el campo existan sindicatos antes de que avance la reducción de pobreza. Si las cosas siguen así, el fracaso del Gobierno Vizcarra no está demasiado lejos.

 

  • 01 de junio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Nuevas reformas para relanzar el capitalismo

Economía

Nuevas reformas para relanzar el capitalismo

  La expansión económica de junio de 1.98%, report...

17 de agosto
Se viene el milagro del litio

Economía

Se viene el milagro del litio

  Diversos trabajos de exploración se realizarán p...

16 de agosto
Gobierno calla ante ofensiva chavista contra agro

Economía

Gobierno calla ante ofensiva chavista contra agro

  Según reporte del Banco Central de Reserva del Per&uacu...

15 de agosto

COMENTARIOS