Economía

Más antenas, mayor progreso

Mitos sobre el cáncer y burocracia impiden instalación de antenas

Más antenas, mayor progreso
  • 10 de mayo del 2017

Mitos sobre el cáncer y burocracia impiden instalación de antenas

A nivel nacional existe un déficit que supera las 30,000 antenas de telefonía móvil. ¿Qué significa este dato? Que muchos hogares no pueden acceder a las telecomunicaciones por falta de infraestructura física. Aquello tiene resultados directos en el dinamismo económico y social de un país de ingresos medios como el nuestro. La ecuación es así: si no tenemos mayor y mejor acceso a las comunicaciones nos condenamos a no convertirnos en un país que progrese y se desarrolle. ¿Qué detiene la construcción de infraestructura de telecomunicación? En primer lugar las enormes trabas burocráticas que se imponen desde el Estado (los gobiernos locales y regionales); y segundo, los mitos que se han desarrollado y desplegado desde un sector del ecologismo radical de que las “antenas producen cáncer”.

En un valioso informe publicado por la Asociación Contribuyentes por Respeto (CpR) se sostiene que, a pesar de que en el país se han hecho cambios en la normativa para alentar el desarrollo de más antenas de telecomunicación, aún existen trámites y exceso de burocracia que las limitan. En el estudio en referencia se examinaron 42 municipalidades de Lima, entre las que se lograron identificar 9 municipalidades facilitadoras, 9 semi obstruccionistas y 24 obstruccionistas. Es decir una mayoría de gobiernos locales le ponen enormes trabas al desarrollo de antenas. Del estudio se desprende que, por ejemplo, los municipios de Pachacamac o de San Borja han logrado organizar un sistema administrativo que mejora el tiempo de autorización para la construcción de antenas. En tanto, en otras municipalidades —Comas, San Miguel o Santiago de Surco— se imponen normas que hacen pesado el trámite para obtener una licencia para la construcción y funcionamiento de antenas de telefonía.

En aquellos casos los municipios “no han cumplido con regular los procedimientos de autorización, de adecuación y de ampliación de plazo de vigencia de instalación de infraestructura de telecomunicaciones debido a que la mayoría omite al menos uno de los procedimientos mencionados”. Uno de aquellos procedimientos burocráticos es actualizar el Trámite Único de Pago Administrativo (TUPA). Los trámites excesivos y burocráticos son responsables, en gran medida, de que la densidad de antenas en Lima y Callao sea ínfima en relación con otras ciudades como Tokio, Londres o California. Mientras que en Lima existen 289 antenas por millón de habitantes, en Tokio existe más de 10,000, en Londres más de 3,700 y en Santiago de Chile más de 289.

Otro de los obstáculos para que no se haya mejorado la infraestructura y construcción de antenas son las mentiras que cierto sector del radicalismo ambiental ha desplegado. Estas mentiras sostienen que la instalación y funcionamiento de antenas de telefonía producen enfermedades como el cáncer. Sin embargo, solo se trata de mitos. Según el Ministerio de Transportes (MTC), entidad que además publica informes sobre la medición de radiación no ionizante —no contaminantes ni radioactivas para el ser humano— de antenas de telecomunicaciones, las antenas que funcionan en el Perú están por debajo de los límites Permisibles impuestos por la Organización Mundial de la Salud.

(Ver https://docs.google.com/file/d/0B9zJJ57GqX0pQ2JsRVo4MlRZclE/edit)

 A todo lo anterior debemos agregar las conclusiones de varios estudios elaborados sobre la relación entre la instalación de antenas de telecomunicaciones y el desarrollo de enfermedades como el cáncer. Un último estudio realizado por la Universidad de Sidney concluyó que no se puede probar que las antenas producen cáncer. A ello se suman los estudios de universidades prestigiosas en Reino Unido o los países nórdicos.

Cabe señalar que mientras algunos pocos vecinos en San Isidro, Miraflores o San Borja (todos distritos de clase media alta) se oponen a la instalación de antenas de telefonía, en distritos tan alejados como en Cajamarca o la sierra de Tumbes, sus autoridades reclaman la construcción de antenas para una mejor y mayor comunicación. El gobierno pepekausa debe tener una política clara para la construcción de más antenas por el bien del Perú.

  • 10 de mayo del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Estado de espaldas a la minería artesanal

Economía

Estado de espaldas a la minería artesanal

La ausencia de una estrategia de formalización del minero artes...

24 de noviembre
El ejemplo del petróleo del Mar del Norte

Economía

El ejemplo del petróleo del Mar del Norte

En la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperua...

24 de noviembre
Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

Economía

Ofensiva anticapitalista contra la industria alimentaria

En el Perú las propuestas antisistema pretenden apropiarse de l...

23 de noviembre

COMENTARIOS