Economía

Boom de contratos detrás del boom de la fresa

Boom de contratos detrás del boom de la fresa
  • 14 de abril del 2016

Inversionistas y propietarios crean sociedad de contratos en el campo

En los últimos años el cultivo y la agroexportación de la fresa en el norte chico (Barranca, Huacho y Huaral) se han expandido de forma sorprendente. Hoy desde el norte chico se exporta la mayor parte de la producción de fresa a los mercados extranjeros. Según la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), en el 2014 la exportación de fresas aumentó en 52% con respecto al año anterior. Vale anotar que en el 2012 el valor de las exportaciones de esta fruta sumaba más de US$ 10 millones, mientras que en el 2014 representaba US$ 22 millones.

¿Qué ha causado este nuevo boom de la fresa en el norte chico? La Constitución de 1993 —que consagra el libre mercado de tierras— y las leyes promocionales a favor de la agricultura permitieron que el capital vuelva al campo. No obstante, la producción de la fresa en el norte chico constituye un fenómeno interesante: los empresarios agroexportadores de la fresa, en su mayoría, alquilan la propiedad del campo por campañas o temporadas de producción. Es decir, el campo de producción no les pertenece a los inversionistas agrícolas, sino que lo alquilan a sus respectivos dueños. Los excelentes resultados confirman la tesis de que uno de los pilares del desarrollo y el progreso es la formalización de los derechos de propiedad.

Siguiendo con el proceso, el alquiler de los campos agrícolas por temporadas se formaliza bajo contratos amparados por leyes, a través de un notario. La importancia del derecho en el desarrollo de la economía formal, y en este caso de la agricultura, resulta gravitante. Podemos decir que la sociedad de contratos que se establece entre inversionistas y propietarios de los predios es la principal explicación de la agroexportación de la fresa. Aquello ha generado una revalorización de los campos agrícolas. Por ejemplo, en el 2005 el arriendo de una hectárea por campaña (11 meses) costaba S/. 3,000; en tanto que hoy se ha duplicado. No obstante esta cifra se triplica en “tierras vírgenes” (que todavía no han producido fresas).

Así se ha logrado crear un círculo virtuoso en la economía del norte chico. El impacto el mercado laboral ha sido notable y positivo. En el 2005 se pagaba S/. 3 soles la hora trabajada, en tanto que ahora se llega a pagar hasta S/. 7 por cada hora. Es más, ante el avance del empleo local se ha desatado una fuerte oleada migratoria de trabajadores desde Huaraz y Huánuco. Además diversas empresas exportadoras, casi todas con capital nacional, están construyendo plantas de acopio e infraestructura para la elaboración de derivados (jugos y mermeladas). En el 2014 tres de las cinco empresas de mayor participación en el mercado (Mebol, Agroworld y Agropackers) se han posicionado en el distrito de Végueta, provincia de Huaura, constituyendo un clúster que incrementa el valor de las relaciones económicas.

Quizá un fenómeno similar a este —en el que el alquiler de los campos de cultivo ha desatado la fuerza agroexporadora— lo veamos en la región Junín, con la producción de alcachofas, donde el jornal en el campo también se ha incrementado considerablemente. Mientras en el 2000 se pagaba S/. 15 por jornal hoy se llega a S/. 40. Además se han instalado modernas plantas procesadoras (AgroMantaro y Lopesa Industriales) que generan empleo con plenos derechos sociales y laborales, y que operan bajo altos estándares de calidad.

 
  • 14 de abril del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

Ley de Promoción Agraria: si funciona, que continúe

Economía

Ley de Promoción Agraria: si funciona, que continúe

Así como el BCR estima que para fin de año la producci&o...

17 de octubre

Economía

Radiografía de la economía peruana

En la siguiente entrevista, el economista Elmer Cuba reflexiona sobre ...

16 de octubre
Responsabilidad ambiental: tarea urgente

Economía

Responsabilidad ambiental: tarea urgente

“La remediación ambiental constituye una responsabilidad ...

16 de octubre

COMENTARIOS