Guillermo Vidalón

Guillermo Vidalón

Tía María: evitar la desinformación

Un proyecto esencial para el desarrollo de Arequipa y del Perú

Tía María: evitar la desinformación
Guillermo Vidalón
11 de julio del 2018

 

En algunos medios de comunicación, cuando se hace referencia a espacios muy grandes, se suele mencionar al poblado más cercano o representativo, aunque dicha distancia sea mayor a la que separa la Plaza de Armas de Lima del distrito de Chorrillos.  Algo similar ocurre con el proyecto minero Tía María, las operaciones de procesamiento y recuperación del mineral de cobre, mediante el sistema metalúrgico de lixiviación, se encontrarán a 11 kilómetros de distancia del eje del valle de Tambo.

No obstante, es dicho valle el que se emplea como referente de ubicación del proyecto minero Tía María. Pero la verdad es que, además de la distancia en línea recta, la separación del proyecto es aún mayor si se tiene en cuenta la diferencia de altitud: el valle de Tambo está en aproximadamente 350 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) y la planta de procesamiento de Tía María estará sobre los 1,000 m.s.n.m. 

Ahora, ¿por qué la diferencia de altitud resulta doblemente importante? Porque las operaciones del proyecto estarán sobre una cordillera de 1,900 millones de años de antigüedad, que hace que su formación rocosa haya sido sometida por la naturaleza a enormes presiones, propias de la dinámica de la corteza terrestre.  Esta cordillera es muy impermeable, lo que garantiza que no habrá filtraciones ni del valle de Tambo hacia Tía María, ni de Tía María hacia el valle.

Por otro lado, toda cordillera puede contener bolsones de agua confinados; es decir, agua fosilizada de lluvias producidas hace millones de años y no apta para el consumo ni uso humano. Cuando una operación minera alcanza alguno de estos bolsones, lo que suele hacer es emplear dicha agua fosilizada para regar los caminos de los accesos a las minas. De esta manera evitan que se produzca polvo.

Es positivo que se trate del proyecto Tía María en las propuestas para la región Arequipa; pero también es conveniente reflexionar sobre su importancia para el Perú.  Tía María representa una gran palanca de desarrollo para Arequipa, en especial para la provincia de Islay, y particularmente para el valle de Tambo, por las siguientes razones: el desarrollo del proyecto demandará una inversión de US$ 1,400 millones, generará 4,800 empleos directos e indirectos y, durante la etapa de construcción (dos años), generará 3,600 empleos. Empleos que ocuparán prioritariamente los vecinos del valle de Tambo, quienes directa o indirectamente están vinculados a los productores agrarios o ganaderos del valle.  

La minería en general, en especial la que hace Southern Peru —titular del proyecto Tía María—, ha dado muestras de apoyar la modernización de los productores agropecuarios ubicados en sus zonas de influencia, con la finalidad de elevar su productividad y rentabilidad. De esa manera se mejora el nivel de los pobladores de la zona de influencia. Tengamos presente que tanto a la minera como al país le resultan ventajoso que el desarrollo se haga presente dentro y fuera de la empresa.

 

Guillermo Vidalón
11 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Perú 2018 avanza a 1992

Columnas

Perú 2018 avanza a 1992

  Han transcurrido 26 años. Sin embargo, es muy poco lo q...

19 de septiembre
Cierran filas contra Chávarry

Columnas

Cierran filas contra Chávarry

  En el Perú la infiltración de la corrupci&oacute...

12 de septiembre
Chávarry y la vendetta política

Columnas

Chávarry y la vendetta política

  El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, se encue...

05 de septiembre

COMENTARIOS