Economía

Litio de Puno contra la pobreza

Antimineros contra el proyecto Fachani

Litio de Puno contra la pobreza
  • 31 de July del 2018

 

El sorprendente descubrimiento del yacimiento de litio en Puno ha puesto al país en modo de inversiones mineras. Primero fue la adjudicación del proyecto Michiquillay (Cajamarca), en febrero pasado; y hace unos días el anuncio del inicio de las operaciones de Quellaveco, impulsado por el mismo presidente de la República, Martín Vizcarra, desde que era presidente regional de Moquegua.

Según la minera canadiense Plateau Energy, el proyecto Fachani contiene 4.7 millones de toneladas de carbonato de litio, volumen que seguirá creciendo según se hagan más perforaciones. Aún cuando el proyecto todavía está en etapa de exploración, y se prevé que para el próximo año ya esté consolidado, la noticia debió haber sido festejada por el ambientalismo. Porque el litio, por su utilidad en la fabricación de acumuladores (baterías) eléctricos, es un hermano de carne y alma del medio ambiente. Pero por el contrario, la izquierda ambientalista peruana ha comenzado a rebuscar argumentos para oponerse al proyecto.

Para el círculo de las ONG ambientalistas, el yacimiento de litio —descubierto en el distrito de Macusani (provincia de Carabaya, Puno)— corresponde a una zona declarada como paisaje cultural arqueológico. Y, de acuerdo al Ministerio de Cultura, desde el 2011 en la zona no se puede realizar ninguna actividad minera ni otra que perturbe el paisaje natural. Asimismo, ya ha comenzado a comentarse que, además del litio encontrado, en el yacimiento existe un importante depósito de uranio (en toda la cordillera andina existen trazas del elemento radioactivo). Manifiestan que en Perú todavía no hay una legislación que norme su explotación, dando a entender que Macusani no va.

¿Qué les pasa a los sabiondos del ambientalismo ideológico? ¿Acaso están defendiendo intereses extranjeros que no quieren que la producción de litio peruano compita con ellos? El litio encontrado en Macusani es de alta ley y, según se ha publicado, sería uno de los yacimiento más ricos del mundo. El precio en el mercado mundial es de US$ 14,000 por tonelada de carbonato.

El litio ionizado (Li-ión) se usa para fabricar baterías para teléfonos celulares y para otros sistemas eléctricos de bajo voltaje. El Li-ión ha reemplazado a los acumuladores alcalinos de Níquel-Cadmio (Ni-Cd). Las baterías Li-ión están modificando toda la ingeniería. Por eso el litio es ahora llamado “oro blanco”, y su precio se ha casi triplicado en menos de diez años.

Si el relato seudo ambientalista de la izquierda antiminera persiste, podría hacer que Walter Aduviri —el sentenciado ex presidente regional de Puno— resulte elegido gobernador de Puno. De ser así, peligraría el proyecto Fachani. Aduviri fue acusado de ser autor mediato de los disturbios violentos en contra de la mina de plata Santa Ana, ubicada en distrito de Huacullani (Puno). Aduviri, con el cuento de las reivindicaciones nacionalistas del pueblo aymara, es parte del movimiento antiminero. Si gana las elecciones, con el consentimiento de las autoridades electorales (que permitirían que un sentenciado postule a cargo público), el proyecto de litio podría correr la misma suerte de la mina Santa Ana.

Una vez más el país estaría en la misma disyuntiva que Ollanta Humala y Nadine Heredia formularon en el estribillo antiminero “agua sí, oro no”, que sirve para frenar el desarrollo de los poblados pobres del país.

 

  • 31 de July del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Informalidad minera sigue aumentando

Economía

Informalidad minera sigue aumentando

  En Puno la comercialización del oro, casi en un 100%, s...

13 de December
Pesca peruana con buen viento

Economía

Pesca peruana con buen viento

  La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) y World Wildlif...

13 de December
Sabotaje al petróleo en la selva amazónica

Economía

Sabotaje al petróleo en la selva amazónica

  Según se estima, el país estaría perdiend...

12 de December

COMENTARIOS