Economía

Inversiones petroleras en peligro

Contraloría revisa si negociaciones directas son legales

Inversiones petroleras en peligro
  • 16 de April del 2018

 

En sus últimos días de su gestión, el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski aprobó una serie de resoluciones del Ministerio de Energía y Minas (MEM) sobre contratos de licencia para exploración y explotación de hidrocarburos en cinco lotes petroleros. Estos contratos han generado suspicacias y hecho que la Contraloría de la República disponga la revisión de las resoluciones y todo lo relacionado con las negociaciones directas realizadas entre la petrolera Tullow y Perupetro.

Para el actual ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, se debe elaborar y aprobar un estudio de impacto ambiental antes de la explotación. Además, el congresista Hernando Cevallos —del Frente Amplio, representante de Piura— ha presentado un proyecto que propone derogar las resoluciones firmadas por el ex presidente Kuczynski.

Los contratos entre el MEM y Tullow —que estuvieron listos los últimos días de diciembre de 2017— fueron aprobados luego de un largo proceso de negociaciones y pasaron todos los filtros que demanda la legislación nacional. ¿Por qué se desarrolló el trato directo? Como se sabe, el Perú no es atractivo para las inversiones en hidrocarburos, razón por la cual las licitaciones que se convocan en petróleo se suelen declarar desiertas. Además, el precio de petróleo está en niveles muy bajos. Ante este tipo de situaciones la legislación permite el trato directo entre el Estado y las empresas.

Por ejemplo, el ex ministro de Energía y Minas Gonzalo Tamayo firmó con la empresa Anadarko contratos en los lotes Z-61, Z-62 y Z-63, ubicados también en el zócalo continental de la costa norte, mediante la modalidad de trato directo entre Estado y empresa.

Los lotes firmados por la administración PPK y que están en el ojo de la tormenta son Z-64, ubicado frente a las costas de las provincias de Tumbes y Contralmirante Villar (Tumbes); Z-65, en las costas de las provincias de Paita y Sechura (Piura); Z-66, en las costas de las provincias de Chiclayo y Lambayeque (Lambayeque), y frente a la costa de la provincia de Sechura (Piura); Z-67 frente a la costas de la provincias del Santa, Casma y Huarmey (Áncash); y Z-68, frente a la costas de las provincias de Casma y Huarmey (Áncash).

Los cinco lotes petroleros totalizan 164 parcelas que hacen un total de 2.32 millones de hectáreas. La compañía Perupetro, encargada de las negociaciones y de los contratos offshore (mar adentro) con Tullow Peru Limited Sucursal Perú, sucursal de la compañía Tullow Oil de Irlanda, prevé la inversión de US$ 250 millones. Las regalías que deberá pagar al Estado serían del 5%, nivel que —según algunos especialistas—- hace atractivo al Perú frente a Uruguay (8%) y Argentina (12%).

Diversas asociaciones de pescadores de las localidades de Sechura y Paita se han manifestado en contra de la explotación de hidrocarburos frente a la costa de Piura, argumentado que afectará el entorno marino. Sus relatos coinciden con los del radicalismo antisistema, que pretende bloquear las inversiones privadas. Es así que, con el objetivo de detener las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos, un dictamen de la comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuanos, Ambiente y Ecología (CPAAAAE) ha declarado como Área Natural Protegida a las zonas de la Isla Foca, el Ñuro, Los Arrecifes de Punta Sal y el Banco de Máncora, en los departamentos de Piura y Tumbes. El dictamen sostiene que la explotación de hidrocarburos y gas en el mar afectará la flora y la fauna del mar del norte peruano.

Contrariamente, el Instituto del Mar del Perú (Imarpe), institución científica de alto reconocimiento en temas marinos y preservación de la flora y fauna, sostiene que no se han establecido los criterios para determinar que las zonas mencionadas deban pertenecer a un área natural protegida.

Importantes yacimientos de petróleo y gas natural se ubican en los zócalos continentales del Mar del Norte, frente a Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, islas británicas, Noruega y Países Bajos. Desde los años sesenta se explotan y se sigue explorando nuevos yacimientos en ese mar, donde existe una gran diversidad de flora y fauna. Si Reino Unido, Noruega y los demás países del Mar del Norte —principales protectores del medio ambiente en el mundo— explotan petróleo en su mar, ¿por qué los peruanos no hacemos lo mismo?

Así como el congresista Marco Arana hizo aprobar en el Congreso de la República la llamada Ley de Cabecera de Cuenca, que se propone cancelar todas las operaciones y prospecciones mineras que se ubican sobre los 3,000 metros sobre el nivel del mar; así también el ecologismo ideológico junto al parlamentarismo antisistema y el populismo obstruccionista le niegan al país la oportunidad de extraer las riquezas naturales que hacen retroceder a la pobreza.

 

  • 16 de April del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Inversiones agrícolas siguen creciendo

Economía

Inversiones agrícolas siguen creciendo

  Un reporte de la Asociación de Gremios Productores Agra...

07 de December
Urgente: ¡reforma laboral ahora!

Economía

Urgente: ¡reforma laboral ahora!

  En la reciente Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE 2018), el...

06 de December
Tía María no peligra

Economía

Tía María no peligra

  En Arequipa habrá segunda vuelta electoral para elegir ...

05 de December

COMENTARIOS