Política

Problemas y avances en formalización minera

Problemas y avances en formalización minera
  • 04 de enero del 2017

Marchas y contramarchas de la administración PPK

Luego de las reuniones que sostuvieron el Presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala; el titular de Energía, Gonzalo Tamayo; y la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello con las dirigencias de los pequeños mineros para encontrar un camino de formalización de los cerca de 500,000 productores artesanales, queda en evidencia que la administración PPK carece todavía de una visión integral sobre cómo formalizar a este vasto sector de empresarios y productores. No obstante, se deben reconocer importantes avances.

Vale resaltar los cambios. Por ejemplo, en un decreto anterior se consideraba a la minería ilegal como parte de los delitos de crimen organizado. Considerando que el gobierno nacionalista había tipificado de manera tan extensiva a “la minería ilegal” era evidente que, prácticamente, todas las actividades de los mineros artesanales podían ser consideradas como parte de los delitos de crimen organizado. Ahora el Código Penal se encargará de precisar que solo se considere minería ilegal a las actividades realizadas en zonas prohibidas y parques nacionales.

De igual manera, la intención de reducir de 1000 hectáreas a solo 500 el ámbito de explotación de la pequeña minería, y de 1000 hectáreas a solo 100 en el caso de la minería artesanal, se habría dejado de lado. Es evidente entonces que hay ciertos avances.

Sin embargo existen serios problema que nos revelan que el gobierno no tiene un diagnóstico sobre lo que representa la minería informal, no solo para la economía sino también para la propia gobernabilidad. Por ejemplo, el Decreto Legislativo 1293, promulgado al amparo de la delegación de facultades, establece un plazo de tres años para la formalización minera. No obstante, la mencionada norma señala que las inscripciones se desarrollarán ante la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (SUNAT), entre el 6 de febrero y el 5 de junio. Considerando que la función principal de la SUNAT es la recaudación de los ingresos fiscales del Estado, ¿qué tiene que ver una política estatal que busca formalizar a 500,000 mineros artesanales con la SUNAT? No se entiende.

Es evidente que la formalización minera incrementará la capacidad estatal de recaudar tributos; pero este proceso tiene que ver, fundamentalmente, con la eliminación de las sobrerregulaciones, los excesivos trámites y los altos costos, que explican el fracaso de la formalización durante el régimen nacionalista. Es decir, la formalización es una política multisectorial relacionada con la reforma general del Estado. Vale recordar que del medio millón de mineros artesanales, solo se han formalizado 500 productores.

Otro hecho que nos demuestra que la administración PPK carece de una visión general sobre cómo formalizar a la minería artesanal es la existencia de un borrador de decreto en el que se establece que las plantas de beneficio —que procesan la producción de los mineros artesanales— “no deben comprar material a terceros”. En otras palabras, las plantas de beneficio deberían tener su propia mina. Y, por otro lado, los mineros artesanales deberían tener su propia planta de beneficio. Si el señalado borrador se convierte en decreto legislativo se estaría señalando que los pequeños mineros tienen que convertirse en grandes mineros, ¿o no? ¿Cómo un minero artesanal puede tener una planta de beneficio? En otras palabras, una idea más para estrangular la formalización minera.

Es increíble cómo algunos sectores de la sociedad pretenden borrar mediante normas la existencia de medio de millón de empresarios o pequeño mineros. Y también es sorprendente cómo estos sectores no entienden que al adoptar semejantes criterios, en realidad, se empuja a una fuerza social procapitalista y promercado —como los mineros artesanales— a refugiarse en las propuestas antisistema que vienen amenazando el Perú desde las elecciones del 2006, del 2011 y del 2016. Difícil de entender.

La economía de mercado y el capitalismo nacieron para incluir y terminar con las exclusiones de las aristocracias y las oligarquías. Los emprendedores que reclaman capitalismo popular en la minería no solo se formalizarían con una visión integral del Estado, sino que se convertirían en un ejército que defendería el medio ambiente e incrementaría considerablemente los recursos fiscales del país. ¿Por qué tantas resistencias a la formalización minera?

 
  • 04 de enero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

¡La libertad de prensa en el candelero!

Política

¡La libertad de prensa en el candelero!

El proyecto del congresista Mauricio Mulder, que propone prohibir la p...

20 de noviembre
Otra vez el cuento del gas barato de Humala

Política

Otra vez el cuento del gas barato de Humala

Hermes Cauna Morales, coordinador regional de Puno del partido pol&iac...

20 de noviembre
Ganar en fútbol, pero aprender de la economía

Política

Ganar en fútbol, pero aprender de la economía

La hazaña de la selección peruana y de Ricardo Gareca de...

17 de noviembre

COMENTARIOS