Economía

¡Ley de Promoción Agraria debe prorrogarse hasta el 2050!

Decisión está en manos de la Comisión de Agricultura del Congreso

¡Ley de Promoción Agraria debe prorrogarse hasta el 2050!
  • 20 de julio del 2017

Decisión está en manos de la Comisión de Agricultura del Congreso

Dentro de pocas semanas la Comisión de Agricultura del Congreso decidirá el destino de la Ley de Promoción Agraria. La referida comisión —presidida por Bienvenido Ramírez e integrada por congresistas de diversas bancadas, entre ellas el Frente Amplio— determinará si se debe o no prorrogar la Ley de Promoción Agraria (Ley 27360), cuya vigencia es solo hasta el 2021. La Comisión Agraria tiene entre sus manos una decisión importante sobre el futuro de la economía peruana, por tanto la debería analizar los resultados de la aplicación de la Ley de Promoción Agraria desde el 2000 hasta el presente. Los congresistas deben alejarse del populismo facilista, tal como sucedió con el tema de la leche en polvo.

Desde este portal sostenemos que la Ley de Promoción Agraria no solo debe ser extendida hasta el 2050 —tal como sugieren los gremios agrarios—, también creemos que no debe tener una fecha límite. ¿Por qué? Por una razón sencilla: la agricultura —a diferencia de otros sectores productivos como la minería, la construcción o el comercio— es una actividad estacional y no permanente. ¿Cómo así? Por su naturaleza, la agricultura es una actividad variable, con periodos de tiempo en los que se requiere mucha mano de obra (siembra o cosecha) y en la que existen momentos en los que no se necesitan cantidades grandes de trabajadores. Por esta característica se hace necesario que la agroindustria tenga un régimen especial de contratación. Denegar la prórroga a la Ley de Promoción Agraria es condenar al sector y a los miles de trabajadores a la informalidad.

¿De qué se trata esta ley de promoción agraria? El régimen laboral otorga beneficios tributarios y laborales a las personas jurídicas o naturales que realicen emprendimientos de tipo agroindustriales o actividad avícola. Sobre los beneficios tributarios, el régimen establece que se pagará el 15% por concepto de impuesto a la renta, y que se puede recuperar de forma anticipada el impuesto general a las ventas (IGV). En cuanto a los beneficios laborales, el régimen estipula que los trabajadores contratados bajo la ley tendrán un jornal diario, en el que se incluye la compensación por tiempo de servicios (CTS) y gratificaciones por fiestas patrias y navidad. Asimismo, se le asigna a los trabajadores quince días de vacaciones remuneradas, indemnización por despido arbitrario, aporte al seguro (equivalente al 4% de la remuneración mensual), derecho a la libertad sindical y jornada de trabajo de ocho horas diarias y 48 a la semana.

¿Qué había antes de la Ley de Promoción Agraria? Simple: informalidad, pobreza y falta de empleos. Hoy, como jamás en la historia, hay una revolución en marcha en el campo: se ha reducido pobreza, han emergido nuevas clases medias y el sector se ha modernizado. Ahora, por ejemplo, la agroexportación significa alrededor de un quinto de las exportaciones, y para el 2021 podría llegar a US$ 10,000 millones y crear alrededor de 1.6 millones de puestos de trabajo.

Pero hay un dato que quizá los congresistas de la Comisión Agraria puedan tomar en cuenta: 21 años atrás las agroexportaciones representaban el 18.6% de las exportaciones no tradicionales, en tanto que hoy hoy representan el 40% del mismo. En ese mismo tiempo se pasó de exportar 471 millones a US$ 5,093 millones el 2015; es decir, once veces más.

A pesar de los números azules y de los extraordinarios resultados, se ha tratado de derribar el Régimen de Promoción del Sector Agrario en reiteradas ocasiones, bajo el pretexto de que es excluyente y discriminatorio; sobre todo desde sectores de viejo cuño izquierdista. Según los detractores, las empresas vulneran los derechos sociales, no obstante —como hemos señalado— que la ley garantiza la jornada de ocho horas, el pago por horas extras, la seguridad social, pensiones y la sindicalización.

Desde aquí exhortamos a los congresistas miembros de la Comisión Agraria para que dejen seguir adelante a una ley como el régimen de Promoción Agrario, que además es un ejemplo de reforma laboral.

 
  • 20 de julio del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

El canon minero empuja el desarrollo

Economía

El canon minero empuja el desarrollo

  Según la empresa de consultoría económica...

12 de diciembre
El ejemplo del sector agrario

Economía

El ejemplo del sector agrario

Según una reciente publicación del Comité de Come...

06 de diciembre
¡Michiquillay viento en popa!

Economía

¡Michiquillay viento en popa!

  El proyecto minero Michiquillay (en Cajamarca), que debe ser a...

04 de diciembre

COMENTARIOS