EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Perú, buenos días: las noticias se dan en aimara

Cultura

Perú, buenos días: las noticias se dan en aimara

12 de Mayo del 2017

Sobre el estreno de Jiwasanaka (Nosotros) en TV Perú

El 17 de enero de 1958 la televisión inició sus transmisiones en el Perú, a través del canal 7 y del Ministerio de Educación. Poco después operó la televisión privada con los canales 4 (1958) y 5 (1959). Ahora, trance y transición serían las palabras para reflejar los tiempos en que el periodismo televisivo está envuelto: Ñuqanchik, el primer noticiero en quechua de la televisión pública apareció el 12 de diciembre del 2016 y Jiwasanaka, el primer noticiero aimara, el 24 de abril del 2017. Y pronto habrá programas a nivel regional de lenguas amazónicas. Hitos históricos, porque es la primera vez que, oficialmente, rostros e idiomas son expuestos de manera tan masiva. Exclusión e inclusión bajo las cámaras de la pantalla chica.

Salvaguardar las lenguas originarias es un sendero largo que debe recorrerse no como políticas de gobierno, sino como un plan nacional. ¿Quiénes son los que comparten la cosmovisión del indómito sur andino? La luz de reflectores bordea a dos reconocidos conductores de noticias: Walter Escobar Cotrado y Rita Choquecahua“Miski Panqarita” o “Linda flor”, respectivamente de la radio y televisión de la región Puno.

Walter pertenece a la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (REDCIP). Magíster en Lingüística Andina y Educación, es trilingüe. Domina el castellano, el quechua y el aimara. Fue conductor del programa MarkasaLayku, de Pachamama Radio, y adicionalmente a eso es especialista en Educación Intercultural Bilingüe (EIB). Es conocido en su región por su voz gruesa. Rita, por su lado, es docente en Educación Inicial, también especializada en EIB y Lingüística Aimara. Antes de postular a Jiwasanaka, fue copresentadora de la Festividad de la Virgen de la Candelaria, realizada por la misma casa televisora.

Otro detalle importante a recordar es que la Unesco considera que el aimara se encuentra en situación “vulnerable”. En el Perú, la ley establece que los ciudadanos tienen el derecho de recibir por parte del Estado servicios e información en su lengua materna. Hay, entonces, muchas “lenguas oficiales”. Jiwasanaka es una ventana abierta para la explicación y comprensión para partes del territorio.

Después de 195 años de historia republicana, hay personas que exigen que este noticiero sea subtitulado al castellano porque se sienten “excluidos”. No se realiza ese trabajo en Ñuqanchik, el noticiero en quechua, ni en Jiwasanaka no porque el equipo sea “excluyente” sino porque aquellos productos van dirigidos al público que tenga al quechua y al aimara como lengua materna. Si una población ha sido excluida por décadas, obligada a recibir las noticias en castellano, trataría de dejar poco a poco su idioma en el pasado. Hasta nuestros días el quechua o el aimara es ¿sinónimo de pobreza o atraso? "Más que eso, discriminación. En todo caso, si tú quieres ser inclusivo o quieres incluirte, es la oportunidad de escuchar y aprender”, señala Carol Ruiz, directora de Programas en Lenguas Originarias.

La población total en el Perú del 2007 era de 27.41 millones de personas. La cifra llega gracias al último censo nacional realizado en ese año. Y se señalaba que los peruanos que aprendieron a hablar en quechua eran 3.36 millones; y en aimara de 443,248. Para el 2017, hemos aumentado en aproximadamente cinco millones de habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Los investigadores esperan la nueva data que arroje el censo de este año para obtener mayores y mejores luces sobre cuántas son y dónde están ubicadas estas personas.

¿Condena y rechazo? Las cámaras enfocan a representantes del mundo aimara, con sus características polleras, mantones, y sombreros hongo; chalecos con rombos y franjas de colores. Mientras las manos de Walter se muevan con mística andina y la sonrisa de Rita cautive a los telespectadores del sur peruano, lucharán cada día contra la autocensura de muchos. Al cumplirse tres semanas del estreno del noticiero dan de qué hablar en el ámbito internacional. Sin embargo, toda su concentración está en informar sobre salud, clima, política y cultura, construyendo de esta manera, y de una vez por todas, el Estado-Nación que el país requiere. De lunes a viernes de 5:00 a 5:30 a.m por TV Perú.
 

Fotografía: Luis Cáceres Álvarez