EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
El mensaje del 10 de abril

Columna

El mensaje del 10 de abril

14 de Abril del 2016

El Perú necesita reformas estructurales y una nueva visión de país

Los ciudadanos acaban de otorgarle, en una elección libre y democrática, la mayoría en el Congreso a Fuerza Popular: un total de 71 congresistas. Sin duda esto es un reconocimiento al trabajo que ha venido realizando Keiko en los últimos seis años, incluyendo la campaña para las elecciones anteriores. Además el 40% de los electores peruanos considera que ella debería ser la próxima presidenta del Perú. Esto demuestra que la mayoría de peruanos está en contra de los enfrentamientos y apuestan por el futuro, en lugar de enfrascarse en debates sobre el pasado.

Contrariamente a lo que algunos sostienen, la izquierda ha sido una gran ganadora en estas elecciones. Contará con veinte congresistas y además Verónika Mendoza casi pasó a la segunda vuelta. Erróneamente se ha buscado comparar esto con los 47 congresistas que obtuvo Ollanta Humala en 2011. Es importante recordar que de ellos los únicos que realmente representaban a la izquierda eran Javier Diez Canseco, Verónika Mendoza, Rosa Mavila y Jorge Rimarachín, quienes abandonaron la bancada meses después de instalado el gobierno. La izquierda parlamentaria de ahora es pura y dura, a diferencia de la de Humala.

Juntos Verónika y Santos han logrado un 23% de los votos, los que sumados a los de Barnechea (7%) —quien se presentó con un discurso que cuestionaba al sistema— nos dan un 30% insatisfecho con el modelo actual, que no se siente representado ni incluido; aunque esto no significa necesariamente que sean de izquierda. Es a este bolsón electoral al que deberían apuntar PPK y Keiko Fujimori. PPK ya comenzó a tender puentes con Verónika y Goyo. Y creo que a él le será más fácil convocar a distintas fuerzas políticas, pues a Fujimori su partido —extremadamente cerrado— no le ayudará.

Necesitamos una oferta electoral que incluya a quienes no creen en el modelo. Por ello, ignorar a ese 30% de votantes y a la izquierda es un error. Todo sistema democrático sano debe necesariamente contar con opciones de todas las vertientes políticas. Hay un mensaje claro que nos impide seguir ignorando la realidad: la izquierda ha ganado en ocho regiones y en la mayoría de distritos mineros del país. Pese a que Santos ganó en Cajamarca con 40%, no obtuvo ningún congresista, pues no logró superar la valla electoral. Ello genera una distorsión e impide el respeto a la voluntad popular de los cajamarquinos, lo que podría generar conflictos sociales en un futuro cercano.

Tenemos un Estado que no funciona, una descentralización mal diseñada y pésimamente implementada. Como consecuencia de todo eso, el Estado ha perdido la confianza de los ciudadanos, pues no cumple con la provisión de los servicios básicos y tampoco garantiza una representación real. Los ciudadanos demandan del Estado salud y educación de calidad, seguridad, infraestructura y que se les permita desarrollar sus emprendimientos sin que se les pongan demasiadas barreras. También demandan que se acabe con la corrupción endémica y que se limpie el Poder judicial, para garantizar un verdadero acceso a la justicia; y que se les reconozca derechos de propiedad, se incentive el acceso al crédito y se les deje salir adelante por su propio esfuerzo.

Para cumplir con todo ellos el Perú necesita implementar reformas estructurales. Y los ciudadanos debemos demandar de nuestros líderes, no solo los políticos, la formación de una nueva visión de país, que propicie la cohesión social y que incluya a quienes cuestionan el sistema. En este contexto, Lo peor que nos podría suceder es que el próximo gobierno opte por mantener el statu quo.

María Cecilia Villegas