Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

Reflexiones tecnocráticas

Reflexiones tecnocráticas
Víctor Andrés Ponce
06 de julio del 2016

Debate sobre los técnicos y los políticos

Quizá el fujimorismo duro haya pisado una cáscara de plátano cuando señaló que la administración PPK era la continuidad del nacionalismo porque en las comisiones de transferencia estaban 24 funcionarios del gobierno saliente. Finalmente, la naturaleza de la tecnocracia está vinculada a la gestión estatal y un buen técnico debe continuar con las políticas estatales. Sin embargo, como ha sucedido en los últimos 25 años, la izquierda –en permanente ofensiva ideológica-, ha utilizado este resbalón para llevar agua a su molino.

La única tecnocracia que ha funcionado en el Perú en el último cuarto de siglo es la estirpe de profesionales vinculados a la gestión del Ministerio de Economía y Finanzas, del Banco Central de Reserva y de otras entidades relacionadas con la macroeconomía. De allí que una manera de resumir el modelo económico y social del Perú pase por señalar que este se caracteriza por una extraordinaria macroeconomía y una ausencia general del Estado. Una situación que ha creado dos sociedades, dos economías: un Perú formal y otro informal. En el Perú no existen buenas instituciones, no se ha reformado el Poder Judicial y los retrasos en educación y salud son más que evidentes. Y si observamos cómo la ola de criminalidad empieza a envolver a la sociedad, el asunto adquiere ribetes de tragedia.

Bueno, pues, los tecnócratas vinculados al MEF, generalmente, son calificados de neoliberales: PPK, Fernando Zavala, Alfredo Thorne, Luis Carranza, Roberto Abusada, César Peñaranda y hasta nuestro recordado Fritz Dubois. Por su parte, los tecnócratas vinculados a los demás sectores del Estado no tienen muchos logros que mostrar. La gestión de Jaime Saavedra al frente de Educación, si bien ha ganado una especie de unanimidad mediática, es una tremenda interrogante, sobre todo por su voluntad de excluir, de la llamada “reforma”, al sector privado. A entender del suscrito, se trata de un enorme riesgo no solo para la educación, sino por la posibilidad de crear una “zona negra” en la economía abierta, tal como ha sucedido con la actual involución chilena.

De modo que hay tecnócratas y tecnócratas. Y habría que desarrollar una breve revisión sobre los ideólogos de la actual descentralización y otras “reformas” para tener una idea más balanceada. Sin embargo es interesante cómo el asunto de la tecnocracia comienza a formar parte de las reflexiones de la vida pública. Frente a la interrogante sobre cómo se podría explicar la continuidad de la democracia y la economía de mercado en las últimas décadas, no obstante el fracaso de los partidos políticos y el descrédito de las instituciones públicas, la izquierda suele atribuir todo el éxito y la paternidad a la tecnocracia. Como no se puede negar la historia, han surgido los debates sobre la paternidad.

Y como siempre, han comenzado a circular medias verdades. En el fondo se pretende desconocer el papel que ha jugado un ramillete de personalidades que –a falta de partidos-, de una u otra manera, se ha convertido en un elenco estable de la política: Alejandro Toledo, Alan García, PPK, Keiko Fujimori, Luis Castañeda y otros. No se puede ignorar tampoco el polémico papel del propio Alberto Fujimori.

En otras palabras, no hay partidos, no hay personalidades ni políticos; solo los tecnócratas salvarán al Perú. Si observamos las cosas con suspicacia notaremos que en cada incursión de la izquierda en la arena pública, siempre está la crisálida de un relato. La historia de los últimos 25 años sería la escritura de los tecnócratas. Pensar que don Luis Bedoya Reyes, décadas atrás, nos dijo que los tecnócratas se alquilaban.

 

Víctor Andrés Ponce

 
Víctor Andrés Ponce
06 de julio del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

El desastre pepekausa

Columna del Director

El desastre pepekausa

  Cuando PPK asumió el gobierno y se conformó el G...

25 de abril
¿Un gobierno sin reformas?

Columna del Director

¿Un gobierno sin reformas?

  Al suscrito no le cabe la menor duda de que el gobierno de Mar...

23 de abril
El repliegue de Alberto

Columna del Director

El repliegue de Alberto

  Después de haber pretendido hacer volar por los aires a...

20 de abril

COMENTARIOS