Economía

Izquierda contra el cobre peruano

Otra leyenda que enfrenta minería y agricultura

Izquierda contra el cobre peruano
  • 07 de November del 2018

 

Una vez más el dirigente antiminero Jesús Cornejo vuelve a presionar a las autoridades nacionales. Esta vez, por intermedio de dos memoriales, emplaza al Ejecutivo a resolver en 15 días la viabilidad de la construcción de la represa de Paltiture, proyecto hídrico, de S/ 260 millones para almacenar 84 millones de metros cúbicos de agua, estancado por medidas cautelares interpuestas. El antiminero no solo conmina al Ejecutivo por intermedio de escritos, además exigen la presencia “inmediata” en el valle de Tambo (Arequipa) del jefe de Estado, Martín Vizcarra, del primer ministro, César Villanueva, y de otros ministros y funcionarios de alto rango.

Cornejo —ex candidato del círculo extremista a la alcaldía del distrito de Deán Valdivia (Islay, Arequipa)— hizo lo mismo en la semana pasada, argumentando contra el proyecto Quellaveco (Moquegua). No es coincidencia que a pocas semanas de la segunda vuelta electoral para elegir al gobernador de Arequipa, la izquierda antisistema agudice sus posiciones en torno al tema del agua. Sería parte de una estrategia política organizada para favorecer a Elmer Cáceres, candidato en segunda vuelta a la gobernación regional de Arequipa. Cáceres pertenece al eje antisistema que pretende controlar Arequipa y el sur minero. Por su ideología marxista y animadversión a las empresas extranjeras, se opone frontalmente al proyecto cuprífero Tía María (Arequipa).

Jesús Cornejo, presidente de la Junta de Usuarios (de agua) de Cocachacra, fue uno de los principales azuzadores en las manifestaciones violentas —junto al tristemente célebre Pepe Julio Gutiérrez, recordado por solicitar “lentejas”— en contra del proyecto Tía María en 2015. Hoy, con sus amenazas, pretende reeditar los actos vandálicos protagonizados por piquetes de azuzados en el valle Tambo, que causaron numerosos heridos y destrozos materiales. ¿Cómo es posible que un personaje como Cornejo, que ha sido rechazado por sus vecinos en las elecciones de octubre pasado en el distrito Deán Valdivia (Islay), pretenda amenazar al Gobierno e intente imponer una voluntad antiminera que no es compartida por un importante sector de pobladores dedicados a las actividades agropecuarias?

La izquierda ambientalista intenta vincular la falta de continuidad en el abastecimiento de agua en los poblados y valles agropecuarios del sur con las operaciones mineras de los proyectos de cobre Tía María y Quellaveco. No dicen que la empresa Southern, concesionaria de Tía María, construirá una planta desalinizadora que utilizará agua de mar. Tampoco dicen que el consorcio Anglo American - Mitsubishi, concesionario del proyecto Quellaveco, construye sobre el río Vizcachas una presa de agua para sus operaciones.

Lo cierto es que el proyecto Paltiture se encuentra detenido porque existen medidas cautelares interpuestas en 2016 por la Municipalidad de Puno y el Gobierno Regional de Puno. La finalidad era impedir una licitación pública para elaborar los estudios técnicos alrededor del proyecto hídrico. Un fallo del Tribunal Constitucional, del 2017, establece que la comunidad de Tolapalca, donde se estima construir la presa, es parte del distrito de Mañazo (Puno). Todos los intentos de diálogo establecidos para llegar a acuerdos han sido infructuosos por el empecinamiento de las autoridades y su sentido tan particular de “propiedad” respecto a la presa Paltiture. Cada quien aspira ser promotor y dueño de la obra, y también del agua que allí se almacenará.

Ni bien se instaló el Ejecutivo de Martín Vizcarra, el premier César Villanueva prometió a los agricultores de Arequipa y Moquegua que la obra se haría realidad en el menor tiempo posible. Sin embargo, todo sigue igual. De las inoperancias estatales se aprovechan las dirigencias extremistas para apropiarse de los reclamos de los pobladores. Así también, no es un hecho aislado que un sector de los agricultores del sur envíen al Ejecutivo memoriales amenazantes. La izquierda no se detiene. Gane o pierda elecciones municipales y regionales, su objetivo es el mismo: detener la producción de cobre peruana.

 

  • 07 de November del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Peligra el crecimiento del campo

Economía

Peligra el crecimiento del campo

  El reporte de la Superintendencia Nacional Aduanas y de Admini...

20 de November

Economía

Crisis política posterga reformas

En la siguiente entrevista, Diego Macera, gerente general del Institut...

19 de November
Más ataques a la agroindustria y la minería

Economía

Más ataques a la agroindustria y la minería

  El portal Ojo Público (OP) y distintas ONG vinculadas a...

19 de November

COMENTARIOS