Economía

Aduviri buscaría detener proyecto de litio en Puno

Piensa producir litio con lampa y pico

Aduviri buscaría detener proyecto de litio en Puno
  • 12 de October del 2018

 

El reciente elegido gobernador de Puno, Walter Aduviri, ha señalado que ayudará a formalizar la “minería del pueblo” (es decir, la artesanal) porque la gran minería, moderna y responsable, generaría (según él) contaminación ambiental. Aduviri incluso afirma que promoverá la asociatividad entre la población para emprender las actividades extractivas. ¿Quiere eso decir que el proyecto de Litio de Macusani será bloqueado? ¿Puede acaso el Perú renunciar a explotar un metal muy escaso en el mundo y de alto valor?

Recordemos que Aduviri fue el instigador del “aymarazo” del 11 de mayo de 2011. El vandalismo desatado ese día fue coordinado con piquetes de antimineros en contra de la mina de plata Santa Ana, concesionada a la minera canadiense Bear Creek. El argumento para esas protestas, que ocasionaron la anulación de la concesión en el gobierno de Alan García, fue que la concesión minera se ubicaba en “zona de frontera”.

El reciente descubrimiento de una enorme reserva de más de 4.7 millones de toneladas de carbonato de litio, en Macusani (provincia de Carabaya, Puno), constituye una promesa para el desarrollo de Puno y del Perú. El proyecto Fachani,para la explotación de este mineral, está a cargo de la compañía minera Plateau Energy, también canadiense. Vale señalar que Canadá tiene políticas bastante escrupulosas respecto al medio ambiente. La vida del canadiense común gira alrededor del cuidado de sus bosques, ríos y vida animal. Sin embargo, el ambientalismo ideológico se opone a este proyecto aduciendo que en el Perú no existe una legislación para extraer uranio. ¿Por qué? Porque los yacimientos de litio están asociados con el uranio.

Los antimineros ya están advirtiendo que la explotación de litio en Puno no iría. Es decir, que paralizarían Fachani, como paralizaron Conga y como están paralizando Tía María, con la complicidad de las autoridades del Ejecutivo. El premier César Villanueva anunció, a inicios de su gestión, que el Estado promoverá políticas de “acompañamiento” para sacar adelante todas las inversiones mineras. Sin embargo, el Ministerio del Ambiente (MINAM) usa los presupuesto de ese “acompañamiento” para seguir promoviendo áreas restringidas a las inversiones y la implantación de “licencias sociales” distintas a las que se aprueban en los Estudios de Impacto Ambiental (EIA).   

Pero los antimineros mienten una vez más. El congresista Moisés Guía Pianto presentó, en enero pasado, el Proyecto de Ley Nº 2291/2017-CR que, junto a una iniciativa que presentará el Ministerio de Energía y Minas (MEM), organizará la base legal para la exploración y la explotación del litio y el uranio en el país. El proyecto plantea la modificación del DL Nº 23112 (promulgado en 1980, durante el Gobierno de Morales Bermúdez) y un nuevo régimen legal que señala las competencias del Estado con respecto a la explotación de minerales radioactivos. El Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN) reconoció la Ley posibilita acciones profundas para detectar y evaluar la existencia de uranio a fin de determinar su incidencia en la economía nacional.

Aduviri y los antimineros desplegados en el corredor del sur (Arequipa, Cusco y Apurímac, están desarrollando nueva estrategias. Ya no resultan creíbles sus cuentos sobre supuestas contaminaciones ambientales o desencuentros entre los pobladores y las empresas mineras. Allí están los resultados de las últimas elecciones. Los grandes perdedores fueron los antimineros del Movimientos de Afirmación Social (MAS) de Gregorio Santos, del Frente Amplio (FA) de Marco Arana, de Democracia Directa (DD) y tantos otros movimientos regionales.

La nueva estrategia es, como lo hacen en Chumbivilcas (Cusco): organizar federaciones de mineros artesanales. Están convocando a los comuneros a dejar las actividades agropecuarias (que son impulsadas por las mineras) para dedicarse a la minería tradicional. A eso le llama Aduviri “asociatividad minera entre la población”. Eso es lo que van a comenzar a promover en el Corredor Minero de Sur, con el apoyo de Aduviri y fondos que saldrán del Gobierno Regional de Puno.

Aduviri promoverá la explotación del litio en Puno al margen de la minería moderna y responsable, instalada en Perú hace más de veinte años. Lo hará con pico y lampa, para producir kilos y no toneladas, como se hace en Bolivia. ¿Para quién juega Aduviri? ¿Para Perú o Bolivia?

 

  • 12 de October del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Informalidad en el sector forestal

Economía

Informalidad en el sector forestal

  En la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2017, se dijo que...

15 de November
¡Urgente, flexibilizar el mercado laboral!

Economía

¡Urgente, flexibilizar el mercado laboral!

  El ministro de Economía, Carlos Oliva, ha señala...

14 de November
Formalización minera elimina uso de mercurio

Economía

Formalización minera elimina uso de mercurio

  El Convenio de Minamata (Japón) sobre el mercurio, entr...

13 de November

COMENTARIOS