Cultura

Luis Loayza (Lima, 1934 – París, 2018)

Escritor peruano considerado uno de los más grandes prosistas en español

Luis Loayza (Lima, 1934 – París, 2018)
  • 13 de March del 2018

 

Se suele denominar “autor de culto” a un escritor poco conocido entre el gran público, pero que cuenta con fervientes admiradores entre los críticos literarios y los propios escritores. Y acaso el escritor peruano que más se aproximó a ello fue Luis Loayza, quien falleció ayer en París, tras una larga enfermedad. Loayza perteneció a nuestra brillante generación del cincuenta, y destacó especialmente como cuentista y ensayista. Con una rigurosa y amplia formación literaria, fue amigo de juventud de Mario Vargas Llosa y Abelardo Oquendo, con quienes publicó un par de revistas literarias. Entre sus obras figuran El avaro (cuentos, 1955), Una piel de serpiente (novela, 1964), El sol de Lima (ensayos, 1974), Otras tardes (cuentos, 1985) y Sobre el 900 (ensayos, 1990).

Luis Loayza nació en Lima, el 22 de septiembre de 1934. Desde joven destacó por sus conocimientos y por su vocación literaria. Estudió Derecho en la Universidad Católica y pronto fue incorporado al círculo del reconocido historiador Raúl Porras Barrenechea, al que también pertenecía Vargas Llosa. Allí estos jóvenes compartirían lecturas de autores que entonces eran desconocidos en Lima: Cortázar, Arreola, Rulfo, Onetti y especialmente Borges, quien marcó claramente la obra inicial de Loayza, como los relatos de El avaro, un conjunto de textos que unía lo lúdico, lo filosófico y lo metaliterario. Aunque la crítica ha señalado la diferencia entre estos relatos y los de Borges: “A diferencia de Borges, Loayza no tematiza la lucha del escritor en su afán por alcanzar la realidad a través de las palabras, sino que deja que la narración se presente ante los lectores como un componente distintivo de la vida humana” (Luciana Namorato).

Más originales y audaces resultarían los siguientes libros de Loayza: la novela Una piel de serpiente es una peculiar combinación de nouveau roman y novela de dictadura, los ensayos de El sol de Lima unen la erudición literaria y el comentario inteligente; y en los relatos de Otras tardes la densidad psicológica de los personajes se conjuga con la sutileza narrativa y el depurado manejo del lenguaje, como señalan Carlos Schwalb, Reinhard Huamán y César Ferreira en ensayos recogidos en el libro Para leer a Luis Loayza (UNMSM, 2009), que es un testimonio del interés de las nuevas generaciones de críticos y escritores en la obra de este escritor. “Loayza es uno de los grandes prosistas de nuestra lengua y estoy seguro de que tarde o temprano será reconocido como tal”, afirmó hace siete años Mario Vargas Llosa.

Loayza residió buena parte de su vida en París, donde se desempeñaba como traductor literario y en organismos internacionales. Hombre refinado y sumamente culto, circulan muchas historias sobre él, algunas casi increíbles; como que en Nueva York le ganó una partida de ajedrez nada menos que al campeón mundial Bobby Fischer. O cuando, muy joven, hizo de guardaespaldas de Bustamante y Rivero (esta anécdota está relatada en El pez en el agua). Hace poco se publicó en España una reedición de Otras tardes, y un crítico español comentó: “Loayza escribe sin estridencias ni verbosidades, sin alharacas, sin trucos y sin fuegos artificiales, con una constancia, eso sí, en una calidad exquisita que se impone con discreción y con calma”. Una muestra del reconocimiento internacional que hacia el final de su vida alcanzó nuestro “autor de culto” por excelencia.

 

  • 13 de March del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Ida Vitale, Premio Cervantes 2018

Cultura

Ida Vitale, Premio Cervantes 2018

  La escritora uruguaya Ida Vitale, de 95 años de edad, f...

16 de November
El creador del Universo Marvel

Cultura

El creador del Universo Marvel

  Acaso nunca un creador haya tenido tanta presencia en el imagi...

13 de November
La maldición de Hill House

Cultura

La maldición de Hill House

  La mansión embrujada es uno de los tópicos m&aac...

06 de November

COMENTARIOS