Economía

Más agua para reducir pobreza rural

Inversiones privadas son aliadas de los campesinos pobres

Más agua para reducir pobreza rural
  • 05 de julio del 2018

 

El ministro de Agricultura, Gustavo Mostajo, se ha comprometido a destrabar el proyecto Paltiture. En 2013 el consorcio español Incofi III ganó la convocatoria del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) para elaborar los estudios de factibilidad de la represa de Paltiture, ubicada entre los departamento de Puno y Moquegua. Son 80 millones de metros cúbicos de agua disponibles para habilitar 9,839 hectáreas en el valle de Tambo (Arequipa y Moquegua), con S/ 300 millones de inversión privada para favorecer a 3,500 agricultores productores de arroz, cebolla, páprika y pastos.

En 2014, cuando el presidente del Ejecutivo, Martín Vizcarra, era presidente regional de Moquegua, se reunió con los pobladores de Tolapalca, lugar donde se planea construir la represa. Es decir, Vizcarra conoce de primera fuente las dificultades del proyecto. En junio 2016 una nueva licitación quedó desierta por la reacción contraria a la represa por parte de los comuneros de Tolapalca.

Fuentes cercana al lugar saben que, desde el inicio del proyecto, algunos autodenominados dirigentes de la zona comenzaron a confundir a la población con relatos fuera de la realidad, orientados a detener la obra. La ubicación de Tolapalca (¿Puno o Moquegua?) lo complica todo: una disputa tribal entre los dos departamentos. Lamentablemente nunca hubo ninguna clase de acompañamiento por parte de funcionarios del Estado para explicarles a los pobladores de Tolapalca las ventajas del proyecto: la ampliación del horizonte agrícola y ganadero del sur. Una mano oscura, con fines políticos, alienta la confusión y detiene el desarrollo de los pueblos más pobres.

La intervención del sector privado, interrumpida en Paltiture, no es la misma que en los 200 proyectos de infraestructura de riego que tiene planeado realizar el Minagri. Mediante el mecanismo Obras por Impuestos (OxI) del sector privado, se invertirán S/ 1,750 millones. En 19 departamentos, un total de 32,600 hectáreas de nuevos territorios cultivables serán posible gracias a S/ 717 millones de inversiones privadas en 102 obras que ya tienen los expedientes técnicos aprobados. Contra el extremismo antiminero, que promueve la idea de que la minería no es compatible con la agricultura, la empresa Antamina se hará cargo de doce proyectos de irrigación, todos ellos mediante la modalidad de OxI.

Es hora de dejar las frasecitas trilladas —como ”trabajar por un agro próspero”— cuando en verdad se hace poco o casi nada. Hoy más de un millón y medio de pequeños productores agrarios que poseen unidades agropecuarias menores de dos hectáreas, necesitan agua. Campesinos cuyas tierras carecen de título de propiedad, y que no son parte orgánica de un círculo de productividad para mejorar sus sembríos. Agua, títulos de propiedad e ideas de asociatividad en las chacras son los problemas urgentes por resolver.

Por ejemplo, el gobernador de Huancavelica, Glodoaldo Álvarez, y el gobernador de Ica, Fernando Cillóniz, firmaron en marzo pasado un convenio para impulsar el desarrollo hídrico de Huancavelica. Con el aporte de US$ 400 millones de una iniciativa privada cofinanciada se construirá represas en Pariona, Suytupampa e Ica. El agua de la lluvia acumulada servirá para mejorar la actividad agrícola y ganadera de los dos departamentos. Lo curioso de este emprendimiento es la unión de dos regiones dispares: una de las más pobres del país, Huancavelica, y una de las menos pobres, Ica. Un ejemplo para los pobladores de Puno y Moquegua

En los próximos años, otras 100,000 hectáreas quedarán habilitadas para la agricultura gracias a los proyectos de regadío Chavimochic III y Majes Siguas II. Son US$ 5,000 millones de inversiones privadas que ampliarán aún más el horizonte agrícola peruano por más de 30 años. Ahora le toca al Estado hacer su parte: extender la Ley de Promoción Agraria, y brindar seguridad jurídica para los inversionistas y más proyectos hídricos. La gran tarea nacional es reducir la pobreza y los índices de desempleo. En el norte costero, el exitoso desarrollo exportador agroindustrial ya ha demostrado que es posible.

 

  • 05 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

El boom agrario debe continuar

Economía

El boom agrario debe continuar

  No se sabe cuándo, finalmente, el Legislativo terminar&...

17 de julio
Ministra del Ambiente contra inversiones petroleras

Economía

Ministra del Ambiente contra inversiones petroleras

  Sorprendente el estilo de gobierno del presidente Martí...

16 de julio
¡Ley de hidrocarburos ya!

Economía

¡Ley de hidrocarburos ya!

  El nuevo proyecto de Ley Orgánica de Hidrocarburos (LOH...

13 de julio

COMENTARIOS