EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Huarmey: Estado y empresa privada ponen el hombro

Economía

Huarmey: Estado y empresa privada ponen el hombro

28 de Marzo del 2017

Protagonismo de Antamina en la situación de emergencia

Luego de haber soportado los embates de los huaicos y las lluvias ocasionados por el fenómeno de El Niño costero, Huarmey se viene levantando con el decisivo apoyo de la empresa privada, la sociedad civil organizada y el Estado. Los resultados hasta ahora son sorprendentes y todo indica que Huarmey puede ser un ejemplo de una verdadera alianza entre lo público y lo privado. Como ya sabemos, los huaicos y las lluvias dejaron un trágico saldo: más de 40,000 damnificados, 1,500 viviendas afectadas, tres muertos, infraestructura educativa y de salud inservible, y las calles de la ciudad tomadas por siete días por las aguas sucias de las lluvias. Sin duda, toda una calamidad.

Hoy las calles de Huarmey han sido pintadas con la frase esperanzadora de #HuarmeySeLevanta, indicador de que la provincia y sus pobladores no se dejarán vencer. Después del terrible episodio, la empresa privada, los gremios y las asociaciones del sector han colaborado de forma decidida para beneficio de los damnificados. La compañía minera Antamina ha sido una de las primeras empresas en ponerse al servicio de Huarmey.

Luego de siete días sin agua, sin electricidad y con las casas inundadas, con el apoyo de Antamina y de SedaChimbote (la empresa local de agua potable) se ha podido bombear agua hacia varios sectores de la ciudad, entre ellos Puerto Huarmey y 9 de Octubre, los más afectados. Actualmente alrededor del 60% de la población ya cuenta con agua potable, pero aún de manera restringida. La colaboración entre la empresa SedaChimbote y Antamina ha permitido que se utilice un grupo electrógeno industrial —entregado por la compañía— para las maquinarias de bombeo.

Una de las preocupaciones de la población es la posible venida de otros huaicos o desbordes del río Huarmey. Para evitarlos, la empresa —con el apoyo de sus socios estratégicos OHL, Atlantic y CIVHE— ha construido un enrocado de defensa ribereña de cien metros de longitud, que servirá para controlar un eventual huaico o nuevo desborde del río Huarmey. Así se protege a la ciudad de Huarmey de nuevas inundaciones. No obstante, el trabajo continúa. Hay veinte equipos trabajando en diferentes zonas, limpiando las calles y retirando el lodo del casco urbano de la ciudad. Otros 35 equipos —entre volquetes, retroexcavadoras y otros— vienen apoyando las labores de limpieza y desaguado, contando con la participación activa de la comunidad en los diversos barrios.

Antamina ha entregado hasta el momento más de 35,000 litros de agua y puesto a disposición veinte motobombas, que ya están trabajando en los asentamientos de La Victoria y Nery. Junto a la Dirección Regional de Salud coordina la distribución de equipos de fumigación y el plan de manejo de residuos sólidos. No hay duda de que la compañía merece un aplauso. No obstante, cabe precisar que otras empresas e instituciones también han colaborado. La empresa Ferreyro ha dispuesto equipos de carga pesada en la zona, y han llegado buques de la Marina de Guerra y de empresas privadas repletos de víveres, ropa y medicinas entregados por la Sociedad Nacional de Industrias, la Sociedad Nacional de Pesquería, entre otros.

La acción de la empresa privada en la reconstrucción de Huarmey y la atención a los damnificados ha sido vital para evitar una crisis social en esta provincia azotada por los desastres naturales.