EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
El malestar de la reconstrucción

Economía

El malestar de la reconstrucción

10 de Julio del 2017

Se necesita sinergia entre autoridades locales y nacionales

Unas recientes declaraciones de Pablo de la Flor, gerente ejecutivo de la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios (ARCC) ha desatado la respuesta de las autoridades locales en la región piurana. De la Flor sostuvo, en un medio de comunicación norteño, que la ARCC no iba a trasladar “recursos públicos a autoridades que están seriamente cuestionadas o a municipios que a duras penas pueden recoger la basura”. Estas declaraciones han tensado más la relación entre las autoridades locales y el mandamás de la ARCC. Los alcaldes de cinco distritos, a través de un pronunciamiento público, han expresado el rechazo a las declaraciones de De la flor, denunciado el centralismo limeño y reclamado la transferencia de recursos a sus municipalidades. Desde aquí afirmamos que la reconstrucción solo será posible si todas las autoridades unifican esfuerzos.

¿Qué está sucediendo con la reconstrucción en el norte peruano? ¿Por qué tanto malestar? El comunicado fue firmado por los alcaldes de Piura, Castilla, Tambogrande, Catacaos y Veintiséis de octubre; a ellos se unió el decano del Colegio de Ingenieros de la región. Todos estos distritos sufrieron los embates de las lluvias y los desbordes de los ríos en marzo pasado. Según el COEN, los daños causados por Fenómeno de El Niño el costero dejaron en Piura alrededor de 90,000 damnificados, 310,570 afectados, 17 fallecidos, 39 heridos y 4 desaparecidos. Asimismo, unas 5,724 viviendas colapsadas, 8,469 viviendas inhabitables y 71,008 viviendas afectadas. También afectaron 711 instituciones educativas y 195 centros de salud. En este contexto, de ahora en adelante las declaraciones que haga De la Flor deberán tener como objetivo la sinergia entre los espacios de gobierno. El éxito de la reconstrucción no solo depende de los recursos que se dispongan, sino también de la coordinación interinstitucional entre las autoridades. De lo contrario, pasará lo mismo que en la frustrada reconstrucción en Pisco, luego del terremoto de agosto del 2007.

Es bueno recordar que semanas atrás ya hubo un intento de poner presión al trabajo de la Autoridad de la Reconstrucción, cuando varios alcaldes distritales y provinciales se reunieron con el gobernador regional Hilbck, con el objetivo de organizar un paro regional aduciendo que los trabajos de reconstrucción van demasiado lentos. Uno de los puntos en discordia es el proceso para la aprobación de las fichas de proyectos de inversión pública, que los gobiernos locales deben formular y la ARCC debe aprobar. De las 43 fichas presentadas por los alcaldes locales ninguna ha sido aprobada. Si la ficha del proyecto no se aprueba debe volverse a revisar técnicamente dentro de un plazo, y ello significa agrandar el tiempo para el inicio de las obras. El otro punto de fricción entre los alcaldes y la ARCC es que los primeros quieren tener el control del presupuesto para que sus instituciones ejecuten los proyectos.

De alguna u otra manera las palabras de De la Flor han desnudado la realidad sobre la baja ejecución del presupuesto en los gobiernos locales piuranos. Ninguna de las municipalidades distritales que integran la provincia de Piura llega al ¡35%! de ejecución cuando se está a la mitad del año. Para poner un ejemplo, la municipalidad distrital de Catacaos apenas ha ejecutado el 23% de sus S/ 18 millones, en tanto que la municipalidad de Castilla solo ha ejecutado el 33% de sus S/ 33 millones. Es decir, estamos ante una falta de capacidad de inversión y ejecución del presupuesto público.

No obstante, sí es necesario que la reconstrucción avance de forma acelerada. De la Flor también ha dicho que para fines de agosto se tendrá un plan completo, sin embargo la espera empieza a desesperar. Desde aquí invocamos a que el “teléfono malogrado” entre autoridades no sirva de traba para la reconstrucción en el norte peruano.