Dante Bobadilla

Dante Bobadilla

Tocamos fondo

Con las declaraciones del nuevo ministro de Justicia

Tocamos fondo
Dante Bobadilla
26 de julio del 2018

 

Uno puede sentirse avergonzado de la calidad de gente que llega al Congreso por el voto popular, pero ahora debemos sentir lo mismo por los ministros que elige este gobierno. En una ocasión a Toledo se le ocurrió nombrar ministro de RR.EE. a Fernando “Popy” Olivera, pero el premier de entonces prefirió renunciar antes que tenerlo de ministro. Hoy ya no se ven esos gestos, se nombra a cualquiera y no pasa nada. Ni los defensores de la moral y luchadores anticorrupción han dicho nada, curiosamente.

El nuevo ministro de Justicia parece sacado de alguna cantina de mala muerte. No solo está denunciado por paternidad irresponsable sino que, apenas nombrado y aun mareado y con aliento a licor, dictó ante la prensa la nueva agenda del gobierno: pidió la renuncia del Fiscal de la Nación, anular el indulto a Fujimori y una nueva Constitución porque la actual no le gusta. Si ese es el ministro de Justicia y DD.HH. hemos tocado fondo.

Pero… ¡oh sorpresa! Para los medios ha pasado completamente desapercibido. Es más, le dieron titulares y entrevistas para que siga declarando porque dice todo lo que al progresismo le gusta oír. Y todo esto en medio de la Feria Anticorrupción 2018 declarada por IDL, la ONG zurda que sirvió por mucho tiempo como anexo del Ministerio Público, que ha desatado una pestilente guerra de audios poco antes de la salida del ex fiscal de la Nación Pablo Sánchez, un amigo de la casa.

No hay que ser, pues, muy astuto para darse cuenta que de lo que se trata aquí es de no soltar el control de la Fiscalía de la Nación. Todo lo demás es puro cuento y pose. Las viudas de Sánchez montaron su espectáculo habitual de marchitas y plantones, y la prensa pesca a río revuelto. Ah, pero eso sí, todos con su ya tradicional atuendo de superhéroes sociales luchadores anticorrupción. Los malos son los mismos de siempre: el Apra y el fujimorismo. En particular Mauricio Mulder y Héctor Becerril. El partido más sólido por ahora es el Frente Unido Contra Keiko (FUCK), que busca controlar la mesa directiva del Congreso juntando a perro, pericote y gato en una esforzada convivencia contranatura.

Mientras tanto estamos a la espera del discurso del rey. Mejor dicho, del presidente, que todavía debe estar en el duro trabajo de superar su tartamudeo y timidez, pensando en cómo mantener contentos a todos. Difícil labor será complacer a los jacobinos que piden nada menos que adelanto de elecciones y las cabezas de los que tienen en su lista, empezando por el nuevo fiscal de la Nación. Cualquier cosa puede pasar este 28 de julio. Volvimos a las épocas en que el país contenía el aliento durante el mensaje de Fiestas Patrias. Vizcarra es capaz de autodisolverse para complacer a los caviares.

Personalmente no espero nada bueno. Vizcarra es una persona apocada, desorientada y temerosa de las turbas y las encuestas. Los hechos han demostrado que lejos de ser un “rehén del fujimorismo”, como cacareaban ciertos columnistas acostumbrados a culpar de todo al fujimorismo, Vizcarra es un claro rehén de la caviarada, de los medios y de las turbas callejeras que maneja el progresismo. Sus recientes actitudes y su última elección de ministro lo dicen todo. No hay nada peor que un progre aburguesado y con poder. Y cada día hay más impresentables en este gabinete. Veremos lo que nos espera. Agárrense.

 

Dante Bobadilla
26 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Un fiscal en su contexto

Columnas

Un fiscal en su contexto

  El penoso espectáculo que el fiscal José Domingo...

18 de octubre
Chongo Perú

Columnas

Chongo Perú

  Lo que ocurre en el Perú es el mejor argumento para el ...

11 de octubre
Un país a la deriva

Columnas

Un país a la deriva

  Anular el indulto de Alberto Fujimori nos regresa al pozo s&ea...

04 de octubre

COMENTARIOS