Política

Retroceso de la izquierda antiminera en regiones

Pulverizados FA (de Marco Arana) y MAS (de Gregorio Santos)

Retroceso de la izquierda antiminera en regiones
  • 10 de October del 2018

 

Los resultados electorales del domingo pasado confirman que la democracia peruana carece de partidos y la preeminencia de movimientos regionales independientes. Sin embargo también permiten señalar que la izquierda antisistema ha perdido en los principales bastiones electorales vinculados a grandes inversiones mineras.

En Arequipa, según datos parciales de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el arquitecto Elmer Cáceres Llica (de Arequipa Unidos por el Gran Cambio) obtuvo el 17.39% de los votos y disputará la gobernación con el abogado Javier Ísmodes (del movimiento independiente Arequipa Transformación), quien obtuvo el 13.53% de los votos. Cáceres es parte del eje antisistema que pretende controlar el sur minero. Por su ideología marxista y animadversión a las empresas extranjeras, se opone frontalmente al proyecto cuprífero Tía María. Por el contrario, Ísmodes se ha mostrado favorable al proyecto de cobre, siempre y cuando cumpla con todo los estándares ambientales que la ley exige.

“El buen cóndor”, como se hace llamar Cáceres, está vinculado a Walter Aduviri. Se dice que su campaña electoral habría sido financiada por Evo Morales. ¿Por qué razón? Bolivia intenta contrarrestar el intenso contrabando de diversos combustibles subvencionados (para el consumo interno boliviano) que llega a las regiones del sur del Perú. Aún cuando las leyes peruanas impiden que las autoridades regionales firmen acuerdos comerciales con otros países, Morales estaría planteando acercamientos con los gobernadores regionales del sur para establecer otros “mecanismos de comercialización” de hidrocarburos, e incluso la construcción de un ramal de gasoducto que se una al gasoducto peruano.

Al margen de las especulaciones, las probabilidades de Cáceres son pocas en la segunda vuelta electoral. En la provincia de Islay, donde se ubica el proyecto Tía María, los partidos antimineros perdieron y los candidatos de AP llevan la delantera. Jaime de la Cruz (del Frente Amplio), actual alcalde de Dean Valdivia, se presentó a la provincia, pero fue derrotado. El único “bastión” antiminero estaría ahora en Cocachacra, con el triunfo de Julio Cornejo Reynoso (FA). Julio es hermano de Jesús Cornejo, quien en 2015 fue uno de los principales azuzadores en las manifestaciones violentas en contra de Tía María. Jesús Cornejo perdió las elecciones en el distrito Dean Valdivia.

Según la ONPE, en Apurímac el profesor Baltazar Lantarón Núñez (del Movimiento regional Llankasun Kuska) obtuvo el 21.20% de los votos. Disputará la región con el abogado Michael Martínez (del Movimiento Popular Kallpa), quien obtuvo el 20.20% de los votos. Ambos candidatos proponen la revisión del contrato de concesión del proyecto cuprífero Las Bambas y el adelanto del canon correspondiente al 2019. En el distrito de Cotabambas, donde se desarrolla Las Bambas, ha sido elegido Rildo Guillén, de Somos Perú (SP). Del mismo modo, en Chalhuahuacho, Porfirio Gutiérrez, también de SP.

En Cusco, el economista Juan Paul Benavente (de Acción Popular) obtuvo 15.41%; y el médico Luis Wilson (de Restauración Nacional), 13.24%. Ambos irán a una segunda vuelta electoral. En la provincia de Chumbivilcas has sido elegido Rolando Solís (FA); y en el distrito de Velille, donde se desarrolla el proyecto cuprífero Constancia, Antonio Toledo, del Movimiento Regional Tawantinsuyo.

En Cajamarca, el ingeniero Walter Benavides (de Alianza para el Progreso, APP) obtuvo el 22.69% de votos, e irá a la segunda vuelta con el también ingeniero Mesías Guevara (AP), que sumó 21.74% de votos. En ese contexto, no sería extraño que los partidos antimineros que perdieron las elecciones —FA, Movimiento de Afirmación Social (MAS) y Democracia Directa (DD)— estén viendo la manera de acomodar sus votos en favor de uno de los candidatos. Una estrategia de toma y daca para no perder las posiciones antimineras ganadas en la región cajamarquina.

En general, excepto en la provincia de Chumbivilcas, la popularidad de la izquierda antiminera retrocede notablemente. Los grandes perdedores han sido el FA, de Marco Arana, y el MAS, de Gregorio Santos. Sin embargo, por la ausencia de ideologías en la mayoría de los partidos y movimientos regionales, no sabremos la orientación de la gestión de las autoridades elegidas hasta que comiencen a ejercer.

 

  • 10 de October del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

El presidente plebiscitario

Política

El presidente plebiscitario

  A estas alturas es incuestionable que el objetivo del presiden...

13 de November
¿El colectivismo se instala en Palacio?

Política

¿El colectivismo se instala en Palacio?

  El presidente Vizcarra acaba de declarar que, si bien el Ejecu...

12 de November
Cajamarca: segunda vuelta y minería

Política

Cajamarca: segunda vuelta y minería

  En Cajamarca los candidatos Walter Benavides, de Alianza para ...

09 de November

COMENTARIOS