Manuel Gago

Manuel Gago

Carta pública a Keiko Fujimori

Organice un partido de militantes y no de propietarios

Carta pública a Keiko Fujimori
Manuel Gago
05 de November del 2018

 

Señora Keiko Fujimori, el mundo no se acaba con una prisión preventiva luego de una audiencia judicial convertida en espectáculo político. En política una carcelería puede ser una corona bien valorada. Además, no hay mal que por bien no venga. En la cárcel, si se acerca a todas las reclusas, conocerá el sentir verdadero de los pobres. El Perú no se conoce visitando los poblados por unos minutos. Dele, entonces, gracias a Dios por la oportunidad que tiene ahora y que no tuvo antes.

Señora Fujimori, en buena hora se aleja por un tiempo de sus asesores, del whatsapp La Botica y de los sobones que le impiden ver la realidad, haciéndole creer que el cielo era suyo con sus 73 congresistas. Ahora puede entender que el enemigo principal es la izquierda a quien usted intentó enamorar durante el proceso electoral pasado, negando su ADN político. Esa izquierda le quiere sacar los ojos viva; no solo hoy, sino siempre. ¿Cómo se le ocurrió incluir en su plancha presidencial a un fundador de Fuerza Social, el partido de Susana Villarán?

Señora Keiko, en el país también se hace política para defender interese ajenos al Perú. A las ONG vinculadas a la izquierda ambientalista les interesa detener la producción de cobre, ya que están financiadas por especuladores mundiales de commodities. Los reyecillos y caciques de poca monta que llegaron al Congreso por usted están abocados a proteger sus intereses personales promulgando leyes, por ejemplo, que impiden la utilización de leche en polvo en la fabricación de productos lácteos. Sin norte, sin saber qué diferencia a un liberal de un mercantilista, un socialista y un confuso irremediable.

Señora Fujimori, un sector silencioso de la población espera un proceso judicial justo e imparcial. Duda que exista uno en el país, sobretodo ahora, por la presión de los medios y de las masas ganadas por las pasiones. Eso de “delito de lavado de activos” y “organización criminal” ha sido sobredimensionado para atacarla y para distraer otras culpabilidades que usted debe saber mejor que otros. Sin embargo, Fuerza Popular, el partido que usted lidera, se ha esforzado por desacreditarse por sí solo. Para un importante sector de la población, usted debe ir a la hoguera por un comportamiento político reprochable que debería enmendar si quiere ser una opción más, pero más adelante.

Señora Fujimori, ¿por qué su mayoría legislativa dejó de lado las reformas políticas y económicas tan necesarias para el país, sin insistencia y sin hacer docencia pública? ¿Cómo se dejaron vencer por el malestar de la derrota electoral del 2016? Esto último invalidaría la talla de estadista que debió cultivar con delicado cuidado.

Señora Fujimori, la historia está siendo injusta con su padre y lo será con usted si no decide pronto una profunda reconversión, desde sus fueros más íntimos. La ausencia de élites desapasionadas en el Perú ha dado paso a las turbas enfurecidas apropiándose indebidamente de la moral pública. También el whatsapp La Botica y los troles a su servicio. La cárcel de estos días es la oportunidad invalorable para reinventarse y reordenar su lógica política alrededor de alguna tesis ideológica. ¿Quiénes votan por usted? ¿No son acaso los pobres, los que poseen una riqueza incomparable, pero menospreciada, de moral y de sabiduría intuitiva? Votan por usted la derecha popular, la plebeya, mestiza y chola, ninguneadas por el país. Votan por usted la gente que aspira al negocio propio, siendo el Estado su principal enemigo. Votan por usted los que defienden su ingenio y sus ganas de trabajar para salir de la pobreza sin ayuda de nadie.

Señora Fujimori, este no es el episodio más amargo de su vida. Conviva con las demás presas. Sea oído para ellas, déjelas contar sus historias. Por primera vez en su vida recibirá información de primera mano, sin ser manipulada, ni para congraciarse con alguna bendición suya o de sus asesores. Organice un partido político de verdad, de militantes y no de propietarios.

 

Manuel Gago
05 de November del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Camino al socialismo?

Columnas

¿Camino al socialismo?

  El resultado del referéndum impuesto por el jefe de Est...

10 de December
“No”, el día del referéndum

Columnas

“No”, el día del referéndum

  Un importante sector de comunicadores ha dejado de ser lo que ...

03 de December
Crece la resistencia nacional

Columnas

Crece la resistencia nacional

  La tercera ley de la física planteada por Isaac Newton ...

26 de November

COMENTARIOS