Manuel Gago

Manuel Gago

Belicoso e irresponsable

Pone en peligro la estabilidad económica y social

Belicoso e irresponsable
Manuel Gago
24 de September del 2018

 

La conducta belicosa del presidente está surtiendo efecto. Según las encuestas publicadas por los medios de comunicación afines al jefe del Ejecutivo, una mayoría todavía aprueba el desempeño del mandatario. Los resultados de la actual situación política son celebrados por los sectores que ya piensan en las elecciones del 2021 (los que creen haber debilitado a Fuerza Popular), y por los que temen (las constructoras peruanas consorciadas con Odebrecht) que una investigación independiente y profunda en la Fiscalía de la Nación les abra procesos judiciales y los envíe a la cárcel por las obras ejecutadas de manera corrupta en todo el Perú durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. ¡Buena, jugador! le estará diciendo la hinchada futbolera a Vizcarra.

La estrategia bastante bien organizada alrededor de un sector de la prensa —con el ojo hinchado por la llamada “Ley Mulder”, que prohíbe publicidad estatal en los medios de comunicación privados, que alcanzó montos de S/ 764 millones durante el gobierno de Ollanta Humala y S/ 201 millones en el primer año de Pedro Pablo Kuczynski— ha hecho que las mayorías furibundas aplaudieran de antemano un cierre del Congreso que no se concretó. Pura finta del mandatario Vizcarra. Casi como una persona berrinchuda reclamando su capricho: que sus cuatro proyectos de reforma constitucional, calificados como mamarrachos, sean atendidos sin mayor análisis. ¡Lejísimos de ser un país del primer mundo!

Las mayorías que vitorean a Vizcarra no saben que el “progresivo déficit fiscal”, según el economista Carlos Adrianzén, entre junio del año pasado y junio último creció en US$ 3,932 millones. ¿Qué significa esto? Que tal vez la intempestiva promesa de Vizcarra, de aumentar S/ 200 al piso salarial de los profesores, de manera escalonada hasta fines del próximo año, no será posible por la falta de presupuesto.

Vizcarra hace mal sembrando violencia y enfrentamientos, y su irresponsable comportamiento pone en peligro la estabilidad económica del país. Los proyectos mineros que este año han sido concesionados y han iniciado sus operaciones, han sido gestionados tiempo atrás. No son los resultados ni de Kuczynski ni de Vizcarra. Por el contrario, los desafueros públicos del jefe de Estado, buscando simpatías coyunturales de la población, alientan la proliferación de manifestaciones en contra de las inversiones, por ejemplo, en los sectores minero e hidrocarburos.

Por la manera como conduce su Gobierno, Vizcarra espanta a los inversionistas de clase mundial, quienes preferentemente eligen países estables, cómodos y seguros social y jurídicamente. El mandatario está creando todas las condiciones adversas a la generación de nuevos puestos de trabajo. La pobreza, que tanto esfuerzo ha costado reducir (en 18 años, del 60% al 20% de la población), volverá si la economía no crece más del 4% del Producto Bruto Interno (PBI).

Vizcarra está creando escenarios para que al país solo vengan constructoras como las brasileñas, que han expandido la corrupción en todos los niveles de gobierno del Estado peruano. Constructoras que son parte del círculo del Foro de Sao Paulo, organizado por el Partido de los Trabajadores de Brasil, liderado por Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente brasileño preso, sentenciado por corrupción. Constructoras mafiosas que encontraron a sus pares en Perú para asociarse y sobrevalorar las obras públicas para pagar coimas a cuanta autoridad encontraron a su paso y para extender el socialismo en la región Latinoamericana.

Pero a la mayoría de la población no le importa nada de eso. Y no tiene por qué. Por falta de hierro y por los contenidos de ciertos medios de comunicación dedicados a atontar a su auditorio con sus contenidos de paupérrima calidad. Y el mandatario sigue aprovechándose de esa circunstancia terrible. Belicoso e irresponsable, en lugar de ser dirigente sobrio y ponderado, sin las condiciones mínimas de un estadista de verdad.

 

Manuel Gago
24 de September del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Camino al socialismo?

Columnas

¿Camino al socialismo?

  El resultado del referéndum impuesto por el jefe de Est...

10 de December
“No”, el día del referéndum

Columnas

“No”, el día del referéndum

  Un importante sector de comunicadores ha dejado de ser lo que ...

03 de December
Crece la resistencia nacional

Columnas

Crece la resistencia nacional

  La tercera ley de la física planteada por Isaac Newton ...

26 de November

COMENTARIOS