Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

La guerra Alan - PPK

La guerra Alan - PPK
Víctor Andrés Ponce
07 de August del 2015

Cruenta batalla de periodicazos y ataques

Esta semana el comando de campaña de PPK disparó artillería, aparentemente pesada, en contra de Alan García. La pesadez es aparente porque detrás de las portadas sobre el caso Lava Jato que intentan vincular a García solo hay “periodicazos” –como suele llamar la izquierda-, pues hasta hoy no se conoce el hecho de corrupción.

Que la señora Zaida Sisson, esposa de un ex ministro aprista, visitó Palacio; que José Dirceu, ex brazo derecho de Lula, también visitó la Casa de Pizarro. ¿Cuál es la denuncia? Que ambos están procesados por el caso Lava Jato. Ah bueno, y ¿cuál es la denuncia contra García? ¿Cuál es el contrato a investigar? No se oye padre, pero las primeras planas de los medios anti-apristas volaron por doquier tratando de dañar la candidatura de la estrella. Veremos entonces si las estrategias de Luis Favre funcionan.  

El partido aprista no guardó silencio y, sobre la marcha, desarrollaron el contraataque. Pancartas de la juventud aprista “Renovar” señalaban que PPK era presidente de Estados Unidos. El choque se revelaba nítido.

¿Qué significan estas escaramuzas?  Por un lado revelan que se avecina una de las campañas electorales más cruentas y polarizadas de los últimos tiempos. El antiaprismo y el antifujimorismo si bien se han adelgazado hasta convertirse en una opción de secta en la política nacional, sí se han fortalecido en las llamadas élites y, de una u otra manera, aprieta los sesos de algunos de tal manera que los medios y los actores participan de la propaganda y la anti propaganda.

Esa opción de secta lleva a la desesperación habida cuenta de que los meses se suceden y el llamado elenco estable (Keiko Fujimori, Alan García y PPK) se consolida en las preferencias ciudadanas. Las capillas del anti entonces utilizan el viejo recurso: auparse a un candidato y envenenar el proceso con la anti propaganda.

Todo indica que Palacio y los activistas del anti, cuasi resignados a la marginalidad, han decidido colgarse de la candidatura de PPK y enrarecer el desarrollo de la campaña electoral con denuncias que no son denuncias para ver qué resultado se produce.

Aquí es dónde debe notarse el nervio político de PPK. De alguna manera Luis Favre lo ha convencido de la pertinencia de la guerra sucia y la demolición de Alan. Si el hombre le ha creído ha comenzado a perder las posibilidades electorales, porque al Apra en guerra sucia y demolición, ¿quién le gana? ¿El marketero Favre o quizá el finado Hugo Chávez? La única manera de superar al Apra es con el PPK del agua para todos, el PPK que hace pedagogía explicando que significa la inversión y el crecimiento para reducir pobreza. Es decir, el gringo tecnócrata, pero bonachón y popular.

Lo más grave de todas estas escaramuzas de guerra sucia es que el hartazgo en el electorado por tanto olor a pólvora y carne chamuscada puede llevar a buscar una cuarta opción. En ese contexto, la estrategia del anti podría volver a respirar porque, de un solo movimiento, estaría en condiciones de sacar del partido a García y PPK. En todo caso la política es un arte, entonces, que hablen los artistas.

 

Por Víctor Andrés Ponce

Víctor Andrés Ponce
07 de August del 2015

NOTICIAS RELACIONADAS >

Vizcarra y los fiscales

Columna del Director

Vizcarra y los fiscales

  El presidente Martín Vizcarra ha dejado en claro, en lo...

16 de December
¿Vizcarra pretende controlar instituciones?

Columna del Director

¿Vizcarra pretende controlar instituciones?

  ¿El presidente Vizcarra desarrolla una estrategia plebi...

13 de December
Precisando el triunfo de Vizcarra

Columna del Director

Precisando el triunfo de Vizcarra

  Al presidente Vizcarra le falta conocer los usos y costumbres ...

12 de December

COMENTARIOS