Política

¡Increíble! Plantean que la ONU intervenga sistema de justicia

¿Derogar la Constitución y colonizar el Perú?

¡Increíble! Plantean que la ONU intervenga sistema de justicia
  • 26 de julio del 2018

 

El congresista Carlos Bruce de Peruanos por el Kambio (PPK) acaba de presentar un proyecto de ley que establece la creación de una Comisión de las Naciones Unidas contra la Impunidad, que asumiría las funciones del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). No es una broma. Un congresista de la República formula una iniciativa que, en la práctica, deroga la Carta Política de 1993 y señala que las instituciones peruanas ya no son capaces de impulsar reformas, de auto regenerarse para desterrar la corrupción y, por lo tanto, los peruanos debemos convocar una fuerza multinacional de intervención jurídica.

El proyecto pepekausa propone que el Estado peruano firme un convenio con las Naciones Unidas, y que esta entidad designe los representantes de la llamada Comisión de las Naciones Unidas contra la Impunidad, que asumiría las funciones del CNM durante tres años. La iniciativa precisa que el mencionado organismo se encargará de nombrar a los jueces y fiscales durante tres años. El proyecto de Bruce coincide con los planteamientos de Diego García Sayán, uno de los representantes más connotados de la llamada izquierda caviar, sobre el mismo tema.

A nuestro entender, el mencionado proyecto solo confirma lo que hemos sostenido con insistencia en este portal: un sector del país pretende utilizar los audios en que se desvela un repudiable tráfico de influencias de magistrados del sistema de justicia para terminar controlando las instituciones. Por ejemplo, el injustificado y sostenido ataque para que Pedro Chávarry no asuma la Fiscalía de la Nación, de parte de una facción judicial que desarrolla investigaciones selectivas y protege a los principales implicados en el caso Lava Jato.

La llamada izquierda caviar viene impulsando la intervención de la ONU en el sistema de justicia del Perú, intentando emular la triste experiencia con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que surgió por la intervención de la ONU en ese país. La llamada CICIG se formó para reformar el sistema de justicia guatemalteco; sin embargo, poco a poco comenzó a intervenir todas las funciones del Estado. Se entrometió en las funciones del Congreso, propuso temas de reforma electoral, intervino —con el apoyo de otras comisiones de la ONU— diversas bases militares y otros excesos. Finalmente hoy en Guatemala el Gobierno nacional desarrolla un abierto enfrentamiento con la CICIG, y no se descarta que las cosas vayan para mayores.

La propuesta de Bruce coincide con la estrategia de la izquierda internacional, que ha colonizado las burocracias de diversos organismos multilaterales, entre ellos la ONU, con el objeto de fomentar todas las políticas anticapitalistas en contra de las inversiones, apropiarse de las banderas de los Derechos Humanos y promover las llamadas políticas de género.

Lo que llama poderosamente la atención es que el movimiento pepekausa, que alguna vez pareció representar a un sector tecnocrático empresarial, hoy se haya allanado con tanta facilidad a las estrategias de la llamada izquierda caviar. Pero eso no es todo. Lo que sorprende es que detrás de la iniciativa, en la práctica, existe el intento de desarrollar un golpe blanco en contra de las instituciones establecidas en la Carta Política.

Felizmente la convergencia multipartidaria en el Congreso, que declaró en emergencia el CNM por nueve meses, parece dejar atrás estas iniciativas que proponen una nueva forma de colonialismo. Es evidente, pues, que a algunos les interesa poco la lucha contra la corrupción y la reforma de las instituciones del sistema justicia. Por ese motivo promueven la colisión Ejecutivo-Legislativo, el cierre del Congreso, el adelanto electoral y la renuncia del Fiscal de la Nación por no dejarse mangonear por una determinada facción judicial.

En cualquier caso, de implementarse este proyecto que plantea acabar con la soberanía nacional y establecer una colonia de la izquierda internacional, de una u otra manera, desataría la reacción masiva de la población peruana. No de los 5,000 muchachos que suelen marchar contra el Legislativo, sino de la abrumadora mayoría silenciosa.

 

  • 26 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

En la guerra política no importa la economía

Política

En la guerra política no importa la economía

    En medio de la feroz guerra política entre el E...

19 de octubre
En Cajamarca perdieron los antimineros

Política

En Cajamarca perdieron los antimineros

  La izquierda antiminera ha sido ampliamente derrotada en Cajam...

19 de octubre
¡La República bajo ataque!

Política

¡La República bajo ataque!

  La anulación del indulto a Alberto Fujimori y la detenc...

17 de octubre

COMENTARIOS