EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
¿Documentalistas antimineros insisten en regresar al Perú?

Política

¿Documentalistas antimineros insisten en regresar al Perú?

8 de Mayo del 2017

Desde Bolivia, John Dougherty y Jennifer Moore presentan solicitud

Desde este portal seguimos con atención el caso de dos extranjeros John Dougherty y Jennifer Moore, quienes días atrás fueron detenidos y retirados del país por la División de Migraciones de la Policía Nacional del Perú porque habrían incumplido las leyes peruanas. Con visa de turistas, John Dougherty y Jennifer Moore —junto a representantes de conocidas organizaciones no gubernamentales opositoras a los proyectos mineros— presentaron documentales de investigación (El fraude de Flin Flon, De Canadá a los Andes) contra las inversiones mineras en el Perú. Estos dos extranjeros realizaban gestiones que no tenían ninguna relación con el permiso de turistas que solicitaron.

No obstante, una de las mayores sorpresas es que, según fuentes de Migraciones, estos dos personajes intentarían regresar al Perú vía el país vecino de Bolivia. Para ello, Dougherty y Moore estarían solicitando visas de trabajo. ¿Con qué intención insisten en regresar al Perú? ¿Qué quieren en nuestro país? En todo caso, ¿Por qué no regresan a Canadá, su patria, para promocionar sus documentales en contra de la minería moderna en ese país?

Vale recordar que semanas atrás, las ONG Derechos Humanos Sin Fronteras y Cooperacción auspiciaron la llegada a Chumbivilcas y al Cusco de Jennifer Moore —coordinadora del programa para América Latina de Mining Watch Canada (Alerta Minera Canadá, en español), una ONG internacional de origen canadiense, cuya principal labor es vigilar a las empresas mineras canadienses en el mundo— y del documentalista norteamericano John Dougherty para proyectar documentales en contra de las operaciones de la empresa Hudbay en el mundo, y sobre todo en el Perú. Incluso una universidad de prestigio, como la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), prestó sus instalaciones para la emisión y el debate de los referidos documentales.

En todos los lugares donde se han presentado John Dougherty y Jennifer Moore solo han tenido un objetivo: desarrollar una narrativa contra las compañías mineras que operan en el denominado Corredor Minero del Sur andino, una zona que involucra a varias regiones (Cusco, Apurímac y Arequipa). Uno de los documentales, El Fraude de Flin Flon, está plagado de errores; como, por ejemplo, que Hudbay realiza actualmente operaciones en Guatemala (si bien la empresa compró un proyecto minero no lo desarrolló); o que la empresa esconde información sobre el proyecto minero Flin Flon, que se desarrolló por 85 años (cuando no existía un marco ambiental) y cerró porque Canadá implementó altos estándares ambientales. Como era de esperarse al evento asistieron como ponentes connotados representantes de la izquierda que se oponen a las inversiones mineras, como José de Echeave de Cooperacción y Ruth Luque, abogada de la ONG Derechos Humanos Sin Fronteras.

Ahora bien, ¿quién financia esto documentales periodísticos contra los proyectos de la compañía Hudbay en el mundo? En Estados Unidos, en el estado de Arizona existiría un grupo empresarial que tiene intereses sobre el proyecto minero Rosemont, de propiedad de Hudbay. Allí puede estar la respuesta. ¿Conocerán esto los funcionarios de la PUCP que permitieron que se proyecte un documental lleno de errores? No lo sabemos. Estos dos extranjeros insisten en regresar al Perú y debemos estar alertas.