EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
Derechos Humanos S. A.

Columna

Derechos Humanos S. A.

14 de Septiempre del 2017

Un negocio rentable para algunos partidos y ONG

Últimamente parece que los derechos humanos se han convertido en una exclusividad para quienes menos respetaron derechos fundamentales como la vida; la vida de miles de peruanos que fueron las víctimas de la tiranía de los años treinta o el terrorismo de los últimos veinte años en el Perú. La otra noche, escuchaba al vicealmirante Luis Giampietri, ofuscado porque parece que algunos pretenden practicar el derecho surrealista en el Perú. Se preguntaba, extrañado ¿cómo es posible que marinos que combatieron contra más de cien terroristas armados en el penal El Frontón, fueran acusados de crímenes de lesa humanidad?

Claro, como se trata de un caso ocurrido durante el gobierno de Alan García (Apra), hay que reabrirlo cuantas veces sea necesario con tal de joder a los apristas. Aparecen reportajes especiales en cierta prensa, a la que más le interesa usar el caso políticamente contra García. Aparecen en escena las ONG que defienden los derechos humanos de estos criminales; la Corte Interamericana de Derechos Humanos que en 2002 señaló como responsable al Estado peruano y pidió una mayor investigación. ¿Quiénes fueron Gobierno en 2001 y 2002? ¿Acaso ahora no dicen muchos que fue durante ese tiempo que se ordenaron los nuevos juicios para los terroristas que hoy vemos salir de prisión?

Si esos 133 reos condenados por terrorismo estuvieran vivos ¿Alguna ONG habría pedido nuevo juicio? ¿Algún rojo hubiera pedido nuevo proceso, indemnizaciones? ¿Por qué la APCI no ha retirado a estas ONG de sus registros, e impedido de que puedan recibir fondos de la cooperación internacional? Parece que los derechos humanos se han convertido en negocio rentable para algunos. En algún tipo de sociedad anónima o limitada, donde se benefician sus accionistas y socios.

El Apra perdió 1,124 militantes en la época del terrorismo, entre el 1983 y 1992. Sin contar los miles de apristas asesinados en las ruinas de Chan Chan, región La Libertad, en 1932; y muchos más en la época de Manuel Odría, como narra León de Vivero en su libro El tirano quedó atrás. Aquí pueden leer la lista completa de esos hombres y mujeres:

https://es.scribd.com/document/358721272/Relacion-Dirigentes-y-Autoridades-Apristas-Asesinadas-Por-El-Terrorismo

No es una simple coincidencia la infiltración caviar y roja en el poder durante los años en que se volvió a juzgar a diversos terroristas, reduciendo sus penas de cadena perpetua a 25 años de prisión. ¿Por qué la voluntad de destruir el país?

Desde aquí, quiero expresar mi homenaje a los apristas victimados por Sendero Luminoso, así como al mayor PNP Marino Martínez, mi tío, asesinado en una emboscada senderista en Aucayacu-Huánuco. Su padre, a quien quería mucho, trabajaba en el Club Nacional. Recuerdo cuando me contaba cómo se emborrachaba el frívolo y prófugo Alejandro Toledo, convertido en presidente con el apoyo del rojerío y la caviarada nacional, al igual que Humala. ¡Cuánto daño le hace el rojerío y caviarada al país! Si son masoquistas y quieren joder más al país, voten por Verónika Mendoza o Julio Guzmán en las próximas elecciones. Advertidos estamos.

Arturo Valverde