Andres de Vivanco

Andres de Vivanco

Los desafíos de la especie humana

Los desafíos de la especie humana
Andres de Vivanco
22 de May del 2015

Es hora de comenzar a evolucionar nuestros límites de pensamiento e inversión.    

“Pienso en que podría ayudar a erradicar las enfermedades terminales como el cáncer en las futuras generaciones o incluso en la actual.  No tengo una idea clara de cómo hacerlo ahora pero tengo una visión de un futuro cercano en el que se use el historial personal médico actual y de las generaciones previas, la data del ADN de la persona, algoritmos de software y biología innovadora, para crear una medicina personalizada que será recetada a humanos desde el momento de su nacimiento o tal vez tratando los fetos a través de su madre, para prevenir que las personas sean afectadas por cualquier enfermedad terminal¨ (Esta fue mi respuesta principal a la pregunta de aplicación al voluntariado del Instituto del Futuro de la Vida o FLI, que decía “Cómo consideras que puedes ayudar al FLI?”).

Durante este año, con las menciones Stephen Hawking y Elon Musk sobre la Inteligencia Artificial sublevándose contra los humanos, con Musk donando $10 Millones al Instituto del Futuro de la Vida (FLI) y con el problema visible del calentamiento global, sentí la necesidad de dar mis dos centavos a este instituto. No a través de PayPal sino como voluntario por al menos un par de horas de mi semana.

Esta idea fue creciendo en mi interior cuando mi mentor, sponsor, buen amigo y una mente increíblemente visionaria desde que lo conocí en la universidad en 1998, James Whittaker (ahora Evangelista de Tecnología Distinguido de Microsoft) mencionó en una conferencia, el 2013, que estaba disgustado porque su abuelo había muerto de cáncer a los 80 cuando tenemos la tecnología para extender la vida hasta los 110 años, pero nos falta visión temprana para hacerlo.

Algo que mencionó James me hizo reflexionar profundamente: la falta de visión en inversión de tiempo y dinero dedicado en la actualidad a estas futuras visiones y necesidades, especialmente en nuestro entorno de software peruano. En EEUU es diferente ya que el gobierno y las entidades privadas con visión futurista están dispuestas a invertir sumas importantes de sus presupuestos.

Por ejemplo, Elon Musk, cofundador de PayPal, Tesla y SpaceX, un proyecto que tiene como primera misión establecer una comunidad humana en Marte usando una nueva línea de cohetes más baratos y eficientes, con plataformas de aterrizaje fijas y seguras, con la visión de dejar de ser una especie singular-planetaria y un planeta con cada vez menos recursos, para convertirnos en una especie multi-planetaria que se prolongue por mucho más tiempo y en más lugares de la galaxia o inclusive fuera de ella, si se dan los cambios necesarios en la física cuántica.

Musk necesitaba hacer este tipo de inversión ya que sus cohetes necesitarán Inteligencia Artificial y no quiere perder tiempo mitigando este riesgo ya que en su opinión es un riesgo sumamente real que necesita atención inmediata (mi próximo artículo indicará este tema).   Lamentablemente no hay muchos Elon Musk pero cada vez son más las personas que están pensando progresivamente.

Obviamente, así como los homo-neandertales se enfocaban en sus necesidades, nosotros los homo-sapiens nos enfocamos en problemas del presente y eso está bien; es necesario para mantener nuestros ingresos y estar al paso de la tecnología que innova cada vez más rápido. Sin embargo, pienso que se puede avanzar a pasos más grandes en otras áreas. Como dice Peter Tiel en From Zero to One, un libro para emprender en start-ups, que mi hermano coincidentemente me prestó pero que se aplica bastante bien al tema: estamos mejorando herramientas y métodos linealmente de 1 a N, basados en modificaciones a soluciones y productos existentes, en vez de hacerlo verticalmente de 0 a 1 con inventos tecnológicos revolucionarios.

Tengo el extraño presentimiento de que estamos evolucionando rápidamente a una nueva especie y que este cambio está comenzando en el cerebro de muchos más que en el cuerpo exterior.

No soy biólogo, o sea que no estoy al tanto de las medicinas alternativas, pero sé que falta mucho por hacer.  Aún no se ha llegado a un nivel de medicina personalizada usando las variables que mencioné anteriormente (historial médico, DNA, ingeniería biológica).  Lo que observo es que la medicina preventiva se enfoca en mejorar sus herramientas de medición. Tratar de hacer mejores MRIs y otras herramientas similares es avanzar de 1 a N. No podemos seguir caminando por el mismo camino.  Tenemos que aprender a pensar con más rebeldía y coraje.

Siento que el obstáculo aquí no es la falta de tecnología sino la impaciencia de las personas al ver su retorno de inversión rápidamente y en tomarse riesgos saliendo de su zona de confort.  Creo que esto nos limita a pensar subconscientemente en que la solución es imposible y así nos olvidamos del asunto, cuando realmente existen bastantes opciones para explorar.

Pienso que es nuestro deber tener fe en la tecnología para invertir en el futuro. Para los interesados en recuperar lo invertido y generar ganancias, sí existen canales de retorno de inversión. Por ejemplo Wikipedia menciona: “SpaceX puede llegar a recibir hasta 278 millones de dólares en contratos si cumple con todas las etapas previstas del programa”.

Yo creo que el Perú tiene que despertar a los cambios que están produciéndose hoy en día. Si tuviésemos un Ministro de Informática estoy seguro que estaría de acuerdo. Hay que darse cuenta que nuestro país tiene el potencial de hacer contribuciones significativas en este tipo de proyectos, ya sean vía inversiones que complementen la investigación o buscando hacer outsourcing enfocados a estos grandes problemas. Esto implica un cambio radical en el enfoque laboral y educativo del momento. Necesitamos cambiar de forma de pensar y ver el futuro como un “presente-futuro” e invertir en él.

Debemos enseñar la importancia de este “presente-futuro” en los colegios, cambiar la ideología de muchas empresas y crear un ministerio oficial de informática (más allá de la existente oficina informática del ministerio de educación) que se dedique a atacar este problema dentro de otros de forma transparente, sistemática, analítica y transparente, creando un plan adecuado e inclusivo, dando el soporte y monitoreo para completarlo en su totalidad, a través de convenios y contratos nacionales e internacionales. Es más, opino que esto se debe lograr de manera global lo antes posible, en un lapso de máximo tres años. Estamos en frente de grandes cambios que pueden definir la supervivencia o extinción de la especie humana en el futuro relativamente cercano y no los estamos evaluando en su verdadera magnitud.  Se necesita colaboración de todos.

Si se logra una revolución de pensamiento, de colaboración y de inversión a nivel macro estoy seguro que podemos llegar a solucionar estos problemas futuros como la rebelión de la Inteligencia Artificial o eliminar las enfermedades terminales en 100 años o tal vez en mucho mucho menos tiempo. Es hora de comenzar a evolucionar nuestros límites de pensamiento e inversión para salvar futuras generaciones.  Tenemos que encontrar esa visión y mantenerla siempre en frente

Por Andrés de Vivanco
22 - May - 2015  

Andres de Vivanco
22 de May del 2015

NOTICIAS RELACIONADAS >

Lenguaje de programación para todos

Columnas

Lenguaje de programación para todos

Sobre los programas de enseñanza masiva de la ciencia de computación...

19 de June
¿Libertad o Esclavitud?

Columnas

¿Libertad o Esclavitud?

Las condiciones de trabajo que limitan la creatividad en la industria ...

12 de June
¿Cómo explicarle a Papá que es Internet?

Columnas

¿Cómo explicarle a Papá que es Internet?

Sobre algunos conceptos fundamentales de la ciencia y tecnología info...

29 de May

COMENTARIOS