Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

Vizcarra: ¿reescribiendo a Fujimori?

El sueño del mesías que está sobre las instituciones

Vizcarra: ¿reescribiendo a Fujimori?
Víctor Andrés Ponce
14 de September del 2018

 

A estas alturas es innegable que el presidente Martín Vizcarra ha decidido seguir un libreto en el que la figura presidencial busca representar la ola de indignación ciudadana, colocándose por encima de las instituciones. En otras palabras, el hombre apuesta a convertirse en un mesías en la lucha contra la corrupción, en una especie de campeón de la decencia. Hasta allí el libreto es conocido: fue desarrollado por Toledo, Humala, PPK y Villarán antes de caer en desgracia. La gran novedad es que el jefe de Estado ha comenzado a jugar al filo de la Constitución, y comienza a desarrollar reflejos muy parecidos a los de Alberto Fujimori antes del 5 de abril.

Igual que hoy, entonces existía una ola de indignación contra la corrupción, las instituciones estaban frágiles y casi sin legitimidad, la clase política se desbarrancaba en la desaprobación y se desataba una impericia y ceguera alarmante en la oposición. Sin embargo, entre el país de ayer y el de hoy existe una diferencia abismal. No había una República que había acumulado cuatro elecciones sucesivas sin interrupciones, ni una economía que se había triplicado y había reducido la pobreza del 60% de la población a solo 20%. Si bien las superficies de la política se parecen, el Perú de Fujimori era menos sociedad, menos nación, que el Perú de hoy. Hay distancias siderales.

En este contexto, ¿la mayoría de peruanos estaría dispuesta a transformar la tragedia de Fujimori en la comedia de Vizcarra? Parece que no. Es más, a sabiendas de que el destino de un Vizcarra —y de sus colaboradores— que se atreve a cerrar el Congreso, forzando la Constitución y las leyes, sería el mismo que los protagonistas del fujimorato, ¿acaso las bravatas de Vizcarra pueden ir para más? Todo parece indicar que no. El hombre quiere una guerra fría para gobernar con comodidad. Es decir, cada vez que el sarampión rebrota, un lance con el Congreso; cada vez que cae la inversión privada, un amague con la mayoría legislativa; cada vez que la anemia se dispara, un proyecto de ley contra los congresistas.

El gran problema de esta estrategia es que —tal como sucedió con PPK— en cualquier momento puede salirse de control y quizá Vizcarra, “sin querer queriendo”, podría convertirse en un Alberto Fujimori moqueguano con todas las albricias y tempestades que, inevitablemente, se desatarán. Y si eso sucede habrá construido su propio camino al Gólgota, no obstante que pudo desarrollar una administración exitosa y convertirse en un presidente respetado por todos.

El pecado de Vizcarra es el inmediatismo. ¿Cómo va a sostener esta estrategia hacia el 2021? Si el Congreso tramita las reformas y se convoca al referéndum, ¿cuál es el siguiente paso? De alguna manera Vizcarra ha sacrificado el mediano y largo plazo por el presente. En democracia no se puede golpear a las mayorías legislativas, por más que se lo merezcan y por más debilitadas que parezcan. Tarde o temprano llega la tormenta. 

En cualquier caso, Vizcarra ha decidido escuchar a los ex ministros izquierdistas de PPK, de clara naturaleza antifujimoristas, muy inclinados a la aventura, sobre todo considerando que no tienen nexos con la sociedad y el sector privado. Es decir, con esa izquierda estatalista que empieza y termina en el Estado. Lamentable. Ojalá que alguien logre evitar esta especie de carrera de trenes que avanzan en sentido contrario. Cuánta falta hacen los políticos clásicos en este país de aventureros.

 

Víctor Andrés Ponce
14 de September del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Amenaza autoritaria avanza

Columna del Director

Amenaza autoritaria avanza

  La posibilidad de que Uruguay le otorgue asilo político...

19 de November
Cuatro meses de guerra total contra el Fiscal

Columna del Director

Cuatro meses de guerra total contra el Fiscal

  Se han cumplido más de cuatro meses luego de que alguno...

16 de November
¿La derecha en las calles?

Columna del Director

¿La derecha en las calles?

  El presidente Vizcarra continúa apretando el acelerador...

14 de November

COMENTARIOS