Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

La obsesión gubernamental contra García

Denuncian espionaje contra ex presidente aprista

La obsesión gubernamental contra García
Víctor Andrés Ponce
06 de December del 2018

 

Para quienes pretendemos desarrollar un análisis distante de la unanimidad mediática de los medios tradicionales —que solo hacen propaganda y anti propaganda— es evidente que el Gobierno estaba espiando la casa del ex presidente Alan García. Las explicaciones del Ministro del Interior, Carlos Morán, acerca de que la camioneta emplazada en el domicilio del ex presidente busca protegerlo, no convencen. Es más, ante la eventualidad de que se haya grabado a los embajadores de Uruguay, Costa Rica y Chile conversando con el aprista, la administración de Vizcarra tiene una bomba nuclear que podría explotar en cualquier momento.

Quizá conscientes de la gravedad de la situación, sobre todo luego de que las embajadas de Estados Unidos y la Unión Europea sostuvieran que en el Perú existe plena división de poderes, algún titiritero gatilló la detención de Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol. Sin embargo, al margen del humo que se lance, el Ejecutivo se ha ganado un nuevo problema.

Ahora bien, ¿por qué espiar los movimientos de García? La hipótesis es que la Diviac —una especie de policía política— estaba acopiando información, en coordinación con el fiscal Domingo Pérez, para justificar una detención y conseguir el caro objetivo de Gustavo Gorriti: colocar las esposas al ex presidente aprista. Pero, ¿por qué la obsesión en contra de García de los cesaristas que han surgido en el Estado y que empiezan a mimetizarse con las prácticas del montesinismo de los noventa? ¿Acaso García no era el político con la más alta desaprobación y que no merecía la más mínima atención del Ejecutivo, tal como se dijo luego de que el líder aprista solicitara el asilo?

Es evidente que la estrategia cesarista que desarrollan los marxistas encaramados en Palacio junto a IDL-Reporteros —que ha logrado encarcelar a la oposición— busca, sobre todo, la unanimidad nacional y aplastar cualquier posibilidad de oposición.

Desorganizada y desmoralizada la mayoría legislativa con el encarcelamiento de Keiko Fujimori y los dirigentes de Fuerza Popular, el objetivo es que el silencio y el aplauso cope el espacio público. En ese contexto, García se convierte en un enemigo de primer orden. No porque el hombre pretenda ser candidato el 2021, como sostiene el analista de Palacio o el periodista sojuzgado por el dueño del medio tradicional, sino porque García es uno de los últimos políticos que con un gesto o una declaración puede correr el velo y desnudar la situación. Si hay dudas recordemos la famosa frase “No a la reelección conyugal”, que le clavó al humalismo cuando este volaba en popularidad. El velo se corrió y el nacionalismo comenzó a caer.

Allí reside el problema de los marxistas de Palacio (que deben salir públicamente a reconocer su colaboración, ¿o quieren ser asesores sin responsabilidades como Montesinos?), que no duermen ante la posibilidad de que García vuelva a hacer política y lance uno de sus latigazos que suelen descorrer las cortinas. Por eso el intento burdo de seguir judicializándolo por la concesión del Muelle Norte —un extraordinario logro para el país—, por la emisión de dos decretos supremos, no obstante que no hay denuncias de coimas ni irregularidades. ¡Increíble!

Aquí no creemos que García sea la Virgen María, pero en democracia se procesa con pruebas. Y en el caso Lava Jato, Marcelo Odebrecht y Jorge Barata solo han exculpado al expresidente. La desesperación del fiscal Pérez, quien no sabe qué hacer para apretar a los implicados para que acusen a García proviene de esa realidad.

En cualquier caso, queda claro que en el Gobierno sí hay una obsesión contra García. El motivo: el ex jefe de Estado suele detener reelecciones. Y para el suscrito es más que evidente que Vizcarra pretende reelegirse.

 

Víctor Andrés Ponce
06 de December del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Qué hará Vizcarra con su triunfo?

Columna del Director

¿Qué hará Vizcarra con su triunfo?

  En este portal lo hemos sostenido repetidamente: la fór...

10 de December
Efectos de un asilo negado

Columna del Director

Efectos de un asilo negado

  Si bien la negativa del Uruguay de conceder asilo polít...

04 de December
Empresarios del Perú, no se amedrenten

Columna del Director

Empresarios del Perú, no se amedrenten

  El presidente Martín Vizcarra llegó a Paracas pa...

02 de December

COMENTARIOS