Política

PPK, la represa de Peña Negra y el valle de Tambo

Con la represa se solucionaría uno de los mayores problemas del valle

PPK, la represa de Peña Negra y el valle de Tambo
  • 17 de febrero del 2017

Con la represa se solucionaría uno de los mayores problemas del valle

Días atrás, el presidente Pedro Pablo Kuczynski visitó el valle de Tambo para constatar un gran problema para la agricultura local: la falta de agua para el riego. En el valle de Tambo hay alrededor de 12,000 hectáreas de producción agrícola afectadas por la falta de lluvias y de agua. En aquella visita el presidente se comprometió a construir la represa de Peña Negra, con una capacidad de cien millones de metros cúbicos. Vale recordar que una de las grandes obras de infraestructura que requiere el valle de Tambo es una represa que asegure la sostenibilidad de la agricultura local.

La noticia tiene directa relación con las declaraciones del titular del Ministerio de Agricultura y Riego (Minag), José Hernández, quien sostuvo que la solución a ese problema es la construcción de presas y reservorios para guardar el agua para tiempos de sequías. Pero para ello el Perú debe abrirse a la inversión privada. Según un estudio elaborado por el Minag, para aprovechar las aguas el Perú necesita construir 600 represas en los próximos cinco años. Un tremendo reto. En el valle de Tambo la construcción de una represa serviría para la producción del proyecto Tía María y para la agricultura. Es decir, habría una sana convivencia entre minería moderna y agricultura, como sucede en Cajamarca, donde la empresa minera Yanacocha ha hecho una alianza con los pequeños y medianos agricultores. El resultado de esa alianza ha sido la construcción de represas y canales de regadío que han producido un “milagro del agua”.

No obstante, la construcción de una represa en el valle de Tambo también sería parte de una estrategia del gobierno para acercar el Estado a las poblaciones. Si bien en los últimos 25 años el Estado tuvo ingentes presupuestos, el reparto de la riqueza fue hecho de forma ineficiente. Sobre este gran problema se montan los radicalismos —como en el caso de Tía María— para tratar de liquidar a la minería moderna. Con la represa de Peña Negra se solucionaría uno de los mayores problemas del valle de Tambo.

Es bueno que desde el gobierno se reconozca que la inversión privada es vital para construir infraestructura que sirva para el represamiento y tratamiento del agua de ríos o lagunas. Un documento de la Asociación Civil Contribuyentes por Respeto señala que la cuenca del Pacífico produce más de 5,500 litros de agua diarios por habitante, mientras que el consumo per cápita no es mayor a 250 litros al día. Es decir, 5,250 litros de agua por habitante se van directamente al océano Pacífico. No obstante, existe escasez de agua potabilizada debido a la poca inversión en el sector.

Según otro documento de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), 4.2 millones de peruanos no tienen acceso al agua potable debido a la brecha de inversión en agua y saneamiento de más de S/. 54,000 millones. AFIN también indica que la única solución es construir más infraestructura para el almacenamiento, distribución y tratamiento del agua. De allí la importancia de la inversión privada. En el siglo XX, Norteamérica (Canadá y Estados Unidos), Asia (China, Japón, India y Corea) y Europa son los continentes donde se han construido la mayor parte de las represas del mundo.

Es cierto que en un primer momento el represamiento serviría para cerrar el déficit de agua potable en nuestro país —que afecta a diez millones de peruanos actualmente—, mejorar la agricultura y emprender proyectos de energía para el mercado interno. No obstante, represar el agua fomentaría aún más el desarrollo competitivo de la industria y la agroexportación. Y a la postre, el Perú se convertiría en un hub exportador de energía en Sudamérica. De allí que el ministro de Agricultura señale que se necesita del concurso de la inversión privada.

El gobierno pepekausa tiene el reto de construir esta represa en el valle de Tambo. Esperemos que pronto sea una realidad y que también el proyecto minero Tía María se ejecute de una vez por todas.

 
  • 17 de febrero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Amnistía Internacional contra la minería

Política

Amnistía Internacional contra la minería

De que hay un concierto internacional de la izquierda en contra del mo...

23 de noviembre
Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

Política

Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

La intensa lucha ideológica anticapitalista y en contra de las ...

22 de noviembre
Impiden remediar derrames de petróleo

Política

Impiden remediar derrames de petróleo

Los dirigentes que controlan la federación ORPISEM —confo...

22 de noviembre

COMENTARIOS