Hugo Neira

Hugo Neira

“Podemos” en España y Ramón Tamames

“Podemos” en España y Ramón Tamames
Hugo Neira
04 de enero del 2016

Sobre el reciente sacudón electoral al sistema político español

"Podemos" de España, es un partido político nuevo. Proviene de un  movimiento social espontáneo conocido como “los indignados”. Su base misma son capas juveniles profesionales y cultas y sin trabajo en la España moderna. Eso acaso explica la juventud de sus dirigentes, su manejo de las redes sociales y el hecho que emergieran en las elecciones para diputados europeos en el 2014. Fue entonces que lograron cinco escaños. Sin embargo, en España cuentan, pero no tanto. Han obtenido, el pasado 20 de diciembre, unos 42 diputados sobre 558 escaños, es decir, el 12%, detrás de Ciudadanos, con un 13%. No ha habido el tsunami de votos antisistemas que anunciaron pitonisas limeñas. La realidad es que los punteros sigue siendo el Partido Socialista con un 22% y el partido de Rajoy, con un 28%. Lo que no quita que Rajoy, ganador pero no vencedor, tenga dificultades para formar gobierno. En suma, Ciudadanos y Podemos han sacudido el sistema bipartidario pero no lo han tumbado.  

Con todo ¿qué es Podemos? ¿Un populismo más o la izquierda de la izquierda? En España dicen: “Podemos capitaliza el cabreo de los ciudadanos”. Traducción: cabreo, fastidio, rabia. Cavilaba en este tema cuando en la feria última del libro en Lima encuentro una obra de Ramón Tamames, titulada ¿Podemos? En esta columna me he propuesto escribir con el mismo afán de verdad que pongo en mis libros.

Viví en España en años finales del franquismo y luego, cuando la Transición. Y fue en la redacción del “Madrid”, diario legendario, en vida de Franco, antifranquista, que conocí a Ramón Tamames. Hoy referencia inevitable para comprender España contemporánea. Ha explicado en sendos libros el “Mercado Común Europeo”,  “La era de Franco”, y no sigo. Tamames es uno de esos españoles que cuando la dictadura enfrió la vida política —la era del Hielo— se fue a completar estudios al extranjero. A la London School of Economics. A su retorno, catedrático de estructura económica en Madrid. Y diputado en las Cortes o parlamento que preparó la Constitución. Es un espíritu libre. Lo invité a mi universidad francesa en Tahití. Y en otra a Lima, con Moisés Lemlij, con ocasión de un coloquio estupendo sobre el III Milenio.

 

Ramón Tamames presenta su libro: "¿Podemos? Un viaje de la nada hacia el poder".

Fotografía: Laura Sánchez

En su libro no escatima elogios para la gente de Podemos, aunque tenga enormes reparos. “Campaña brillante y un resultado espectacular” (p. 13). Se comportan, dice, como “shumpeterianos”, o sea, “innovadores” del mercado político. Y luego celebra el uso de ordenadores, tabletas, Twitter. Y en fin, admite que son “una erupción anti-muchas-cosas”. En efecto, son otra generación. Por ejemplo, no tienen empacho en maletear a la Monarquía, por más constitucional que sea. Al actual Rey, lo llaman Felipe « El Breve ». «Porque no va a durar». Y don Ramón no se va por las ramas. Dice lo que piensa. “El programa de Podemos es incumplible”. “España sería una Grecia pobre”. Sus argumentos son contundentes. La realidad es que tienen “techo electoral” y en la eurozona —observa Tamames— el crecimiento es de l,3% en 2015 y el PBI rozará el 2% en el 2016. 

Fotografía: Hugo Neira

En suma, me quedo con la impresión de que Podemos tiene el mal del siglo. Sus límites  no son distintos a otras izquierdas. Conocen los defectos del capitalismo pero no su remedio.Y las democracias son regímenes de lo inmediato. Un Piketty, un Tamames, la perspectiva de los sabios es para tramos largos. Y las urnas tienen los pies cortos.

En fin, ¿se sabe que los de Podemos fueron asesores en la Venezuela de Hugo Chávez? O sea, han sudamericanizado la vida española. Hay, pues, quienes sueñan en ser un  Podemos limeño. ¡Qué ingenuidad! Ni tenemos inmensas clases medias cultas que hacen posible Ciudadanos y Podemos. Ni hay que confundir la sociedad informal que somos y la sociedad española industrial. Ambos, Iglesias y Monedero, son catedráticos de ciencias políticas. Nada que ver con Acuña. Aquí lo que tenemos es “Nos metemos”.


Por: Hugo Neira

 

Hugo Neira
04 de enero del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

Periodismo criollo y la fabricación de lo no real

Columnas

Periodismo criollo y la fabricación de lo no real

Un diario que no dice qué es lo real, sino lo que le gustar&iac...

12 de noviembre
¿Crimen organizado o delincuencia?

Columnas

¿Crimen organizado o delincuencia?

En el Perú se destrozan clases políticas enteras  ...

06 de noviembre
Cataluña. España. Europa. El mundo

Columnas

Cataluña. España. Europa. El mundo

La mundialización necesita estados fuertes   Lo que ocur...

01 de noviembre