Guillermo Vidalón

Guillermo Vidalón

Las izquierdas y sus “zonas liberadas”

Dirigen las acciones violentas de antimineros y ambientalistas

Las izquierdas y sus “zonas liberadas”
Guillermo Vidalón
14 de febrero del 2018

 

El concepto de “zonas liberadas” fue acuñado por los brazos armados de los grupos de izquierda que se dedicaron al terror en los años ochenta y principios de los noventa del siglo pasado. Su estrategia era comunicar que habían “logrado” lo que denominaban el “equilibrio estratégico” frente al Estado; es decir, que el Estado había tenido que retirarse de ciertas zonas del país donde los grupos subversivos de izquierda tenían el “control”.

Afortunadamente su discurso siempre fue falso y grandilocuente, aunque la percepción que lograron posicionar en vastos sectores de la sociedad peruana es que se encontraban próximos a la toma del poder. Ambas, las izquierdas formales —léase parlamentarias— y las bandas violentistas, no creen en el sistema democrático, desprecian la alternancia en la administración de la cosa pública, se sienten iluminados y mesiánicos. Solo ellos saben lo que es bueno para el pueblo.

En las “zonas liberadas”, las izquierdas son las únicas que pueden dirigirse a la población, todos los demás tienen que ser excluidos. Curioso ejercicio democrático el que preconizan entre sus militantes. A principios de los noventa, los brazos terroristas de las izquierdas fueron derrotados militarmente por la acción conjunta de la población, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Policiales; no obstante, su objetivo de asirse del poder, sea por la vía democrática para perpetuarse en él, o por medio de acciones violentas disfrazadas de protesta o reivindicación social siguen su marcha.

Como todos sabemos, las izquierdas emplean la mentira, desinforman,y promueven el desconocimiento para posicionar una percepción errónea en un sector de la población, generan malestar e incentivan los conflictos con la finalidad de alcanzar visibilidad, postular a un cargo público y beneficiarse desde la posición de autoridad de los bienes del Estado.

¿Cuáles son las acciones tácticas de las izquierdas? El boicot sistemático a las actividades productivas para quebrar el Estado y que se cumpla lo expresado por su ideólogo Vladimir Ilich Lenin, “las condiciones objetivas y subjetivas que deben existir para la revolución”.

En el Perú, las izquierdas dirigen las acciones violentas de la antiminería y las embadurnan de protesta popular y defensa del ambiente. ¿Por qué? Porque la minería promueve el desarrollo de zonas empobrecidas, demostrando el fracaso de la propuesta leninista y, de paso, quitándoles indirectamente su bolsón electoral.

La semana pasada, las izquierdas dieron otra muestra de su accionar prepotente en la provincia de Islay. Intentaron boicotear la presentación de un proyecto minero, cuando de lo que se trata es de confrontar argumentos técnicos para el mejor aprovechamiento del recurso. Expresiones como “qué vienen a hacer acá”, “que se larguen” y “no lo vamos a permitir” no son más que manifestaciones de su entraña autoritaria e intolerante. Máxime si las encuestas realizadas, en las que la población puede expresar libremente y sin coacción alguna su verdadero sentir, demuestran que la ciudadanía quiere una oportunidad cierta y concreta de desarrollo; porque cada vez son más quienes conocen que no se afectará negativamente ni la agricultura ni la ganadería local, y que la minería operará en el desierto y no en las zonas agrícolas.

¿Acaso la población no tiene derecho a ser informada y a que se absuelvan sus dudas? Señores de las izquierdas, en el Perú no existen “zonas liberadas”, rige el Estado de derecho y la democracia como sistema de gobierno. Lo único que se les pide es respeto y auténtico rechazo al ejercicio de la violencia.

 

Guillermo Vidalón
14 de febrero del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Constituir la clase dirigente

Columnas

Constituir la clase dirigente

  Los peruanos habitamos en el mismo territorio desde hace miles...

23 de mayo
Combatiendo a la desinformación en minería

Columnas

Combatiendo a la desinformación en minería

  La desinformación existente respecto de la actividad mi...

16 de mayo
Mejores servicios públicos, pero ¿cómo los financiamos?

Columnas

Mejores servicios públicos, pero ¿cómo los financiamos?

  Sin lugar a dudas, es loable la actitud de nuestros gobernante...

09 de mayo

COMENTARIOS