Martín Taype

Martín Taype

Basta de lucrar con los programas de salud privados

Factor de descontento en la población y fuente de conflictos sociales

Basta de lucrar con los programas de salud privados
Martín Taype
12 de julio del 2018

 

Un tema que viene generando polémica en nuestro país son las continuas quejas de los pacientes sobre los programas de salud privados. Especialmente porque no se percibe una equidad en los servicios contratados y lo que las empresas privadas de salud brindan a los ciudadanos a través de sus diferentes programas, que son promocionados en diferentes medios publicitarios.

Sobre el particular, debo señalar que habiendo efectuado un análisis de varios programas de salud privados ofrecidos a los ciudadanos, he observado con preocupación que, año a año, los costos de tales programas suben. Sin embargo, también existen cláusulas que perjudican directamente a los pacientes asegurados en dichos programas, y que muchas veces no son explicadas con claridad en los anuncios publicitarios. Algunas de estas cláusulas incluso no son mencionadas nunca.

A modo de ejemplo voy a detallar el caso de una cláusula de un conocido programa de salud oncológico, que dice que “se encuentra excluido cualquier tipo de requerimiento de asistencia prestacional sobre alguna enfermedad o condición no oncológica preexistente o adquirida durante el curso del tratamiento oncológico”. Esto es muy grave e inaceptable, ya que no se puede lucrar con el dolor ajeno. Bajo esta cláusula, si un paciente durante el curso de su tratamiento, como consecuencia de las intervenciones médicas o medicación suministrada adquiere otro problema de salud cuyo tratamiento es indispensable para la salud o sobrevivencia del paciente, este problema no estaría cubierto por el programa de salud contratado. Lo que obligaría al paciente y a cubrir de manera particular los generalmente onerosos costos de este nuevo tratamiento.

Nuestra Constitución en su artículo 7 indica que “Todos tienen derecho a la protección de su salud”, y en su artículo 9 señala que “El Estado determina la política nacional de salud”. Lamentablemente, a pesar de la obligación constitucional, las políticas de salud de los diferentes gobiernos del país no han logrado cubrir al 100% la atención oportuna y eficiente de los servicios médicos básicos de la población en general. Por ello existen actualmente muchas personas que carecen de una cobertura de atención médica, lo que es un factor de descontento en la población y una fuente más de conflictos sociales.

Este hecho ha obligado a muchas personas con capacidad adquisitiva a contratar programas médicos de salud privados, para tratar de cubrir mejor sus necesidades. Pero lamentablemente son perjudicadas con esas cláusulas lesivas a sus intereses, lo cual es una causa de numerosas quejas y que incluso puede haber llevado a la muerte a muchos pacientes.

A mi entender, si queremos salvaguardar y proteger la salud de nuestra población, conforme lo indica nuestra Carta Magna, es el momento de dejar de lucrar con los programas de salud privados. Y es deber del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo y de las autoridades competentes tomar las acciones correspondientes a fin analizar los programas de salud privados existentes en el mercado y sancionar los casos de publicidad engañosa. Y también exigir transparencia y la erradicación de cláusulas lesivas a los intereses de los pacientes.

 

Martín Taype
12 de julio del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Querer no siempre es poder

Columnas

Querer no siempre es poder

  Como es de público conocimiento, el próximo 7 de...

20 de septiembre
Derrumbe de la confianza de los consumidores

Columnas

Derrumbe de la confianza de los consumidores

  Las expectativas de los consumidores están entre las va...

13 de septiembre
Basta de inseguridad en los taxis por aplicativo

Columnas

Basta de inseguridad en los taxis por aplicativo

  Encontrándonos en la segunda década del siglo XX...

06 de septiembre

COMENTARIOS