Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

Los enemigos del modelo votan en contra

Los enemigos del modelo votan en contra
Víctor Andrés Ponce
13 de octubre del 2017

Frente Amplio y Nuevo Perú en contra Gabinete Aráoz

 

Al cierre de esta edición, 17 congresistas del Frente Amplio y de Nuevo Perú votaron en contra de la confianza del Gabinete Aráoz. Una decisión que, de una u otra manera, sincera el panorama político que ha sido distorsionado, velado —o como quiera definirse el fenómeno— por la polaridad fujimorismo versus antifujimorismo que suele alimentar la llamada izquierda caviar, con objeto de perpetuar el establishment organizado en los últimos quince años.

Decimos que sincera el escenario político porque la polaridad fujimorismo versus antifujimorismo que se expresó en la pasada segunda vuelta electoral, y que continuó durante el primer año del Gabinete Zavala, oculta las reales contradicciones y urgencias de la economía, la sociedad y la política en el Perú. La señalada polarización, por ejemplo, echa humo denso sobre la ofensiva social del radicalismo antisistema que pretende jaquear a la política meritocrática de la escuela pública, e ignora la estrategia radical que busca con obsesión detener la producción de cobre del Perú, particularmente en el llamado Corredor Minero del Sur.

Pero no solo se trata de una ofensiva social, sino de un blitzkrieg político del radicalismo antisistema parlamentario que —más allá de su reducido número en el Congreso— logró hacer pasar leyes como la que prohíbe utilizar leche en polvo importada en la elaboración de productos lácteos y la norma sobre cabeceras de cuencas, que establece la posibilidad de prohibir la minería por encima de los 3,000 metros sobre el nivel del mar. En otras palabras, mientras en el primer año del Gabinete Zavala, pepekausas y fujimoristas se desangraban en luchas promovidas por la izquierda caviar, el radicalismo antisistema avanzaba política y socialmente y conseguía su propia legislación. Es decir, lograba “acumular fuerzas en todos los campos”.

Antes una digresión. Vale precisar que la izquierda caviar que alienta la continuidad de la polarización fujimorismo versus antifujimorismo no necesariamente coincide con los planes y objetivos del radicalismo antisistema. En realidad las intenciones de la izquierda caviar son extremadamente frívolas: mantener sus cuotas de poder en el Estado, ahora amenazadas por los recientes cambios ministeriales en Educación, Salud y Justicia.

La mayoría de 83 congresistas que votó a favor del Gabinete Aráoz, impulsada por fujimoristas y pepekausas, entonces, puede modificar radicalmente la situación política porque coloca sobre la mesa las reales contradicciones programáticas que enfrenta la sociedad peruana. Y es que para cualquier analista independiente y con buena voluntad, la gran disyuntiva del Perú es si continúa por la senda de las reformas —para superar la aterradora trampa de ingresos medios— o se estanca en el crecimiento y los avances sociales y, por lo tanto, comienza el inevitable proceso de involución económica y social.

¿Acaso el voto de confianza mayoritario por el Gabinete Araoz significará que a partir de ahora todo será un lecho de rosas? De ninguna manera, porque el arte de la política peruana hoy representa la posibilidad de combinar las dialécticas de oficialismo y oposición para evitar que una alternativa antisistema logre liderar el inevitable desgaste que enfrentará la administración PPK.

Es decir, existirán momentos en que el papel opositor de la mayoría legislativa se acentuará ante los errores gubernamentales, y en los que la izquierda del Gabinete volverá a la ofensiva en su intención de reavivar las brasas de la polarización. En esa circunstancia se necesitará que la escuela política fujimorista, que comienza a asomar, haga valer su mano y logre bloquear las estrategias de la izquierda caviar, las federaciones de independientes, activistas oenegistas y otros sectores que se han convertido en el establishment en los últimos quince años.

 

Víctor Andrés Ponce

Víctor Andrés Ponce
13 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

Columna del Director

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

  A estas alturas parece inevitable una renuncia o una vacancia ...

15 de diciembre
El necesario reajuste fujimorista

Columna del Director

El necesario reajuste fujimorista

No me cabe la menor duda de que el fujimorismo se impondrá al e...

13 de diciembre
La hora del pacto Keiko-PPK

Columna del Director

La hora del pacto Keiko-PPK

  A veces cuando más negra es la noche, más cerca ...

11 de diciembre

COMENTARIOS