Víctor Andrés Ponce

LA COLUMNA
DEL DIRECTOR >

¿Gobierno con candidato a Lima?

¿Tema vinculado a la gobernabilidad?

¿Gobierno con candidato a Lima?
Víctor Andrés Ponce
01 de diciembre del 2017

 

Cada vez el rumor es más insistente: el pepekausismo estaría considerando la posibilidad de presentar un candidato para la Municipalidad de Lima. El elegido para la aventura sería el economista Daniel Córdova y el principal animador de la candidatura sería el congresista Gilbert Violeta.

Al margen del legítimo derecho y de la necesidad de los partidos de presentarse a las justas ediles, el Gobierno y el pepekausismo deberían considerar seriamente los posibles efectos de presentar una postulación a la principal plaza política del país, después de las elecciones nacionales.

Una primera cuestión: ¿cómo así un Gobierno que con las justas empieza a retomar sus responsabilidades en la reconstrucción del norte puede presentar un candidato en Lima? La idea de un Ejecutivo desordenado, que tiene graves problemas con la gobernabilidad y con el desborde criminal, y con agendas pendientes en el norte y en el sur del país, no parece calzar con una apuesta política tan audaz. Algo más. Un Ejecutivo con una tendencia clara al descenso en popularidad, ¿cómo se atreve a pelear una plaza que, incluso, se puede transformar en un plebiscito adverso para la Casa de Pizarro?

La primera aproximación sobre esta noticia, entonces, sería que la mencionada audacia no corresponde al Ejecutivo como tal, sino a un grupo de activistas pepekausas que ha sido marginado del Gobierno, pero que habría logrado convencer a PPK del atrevimiento.

Ahora bien, hasta allí no habría mayor problema. El Gobierno tiene todo el derecho a todas las derrotas políticas que le plazca. El gran problema es que una candidatura oficialista en Lima —que contaría con la aquiescencia estatal— inevitablemente será rodeada por todos los sectores de la izquierda caviar y las diferentes avanzadas del antifujimorismo, después de que el Caso Lava Jato y el caso Villarán, simplemente, han convertido en escombros a todos los movimientos antifujimoristas, antiapristas y anticastañedistas.

Del lado de los antis no parece posible que prospere una candidatura propia. Una postulación oficialista, pues, sería como un regalo de los dioses en momentos en que ellos son arrojados al infierno Lava Jato.

El gran problema es que semejante candidatura quizá le interese a Violeta y a la izquierda caviar, pero de ninguna manera a la gobernabilidad. Luego de las polarizaciones Ejecutivo - Legislativo de los dos primeros años de la administración PPK, imaginar uno tercero en el que la polaridad fujimorismo versus antifujimorismo siga con las brasas encendidas nos podría indicar que el Perú avanza a un nuevo quinquenio perdido.

De alguna manera quienes apuestan por la gobernabilidad tienen una esperanza: que los errores cometidos a ambos lados de la mesa, y que desataron una polarización Ejecutivo - Legislativo sin precedentes en los últimos quince años, posibiliten un aprendizaje para el tercer año. En otras palabras, que superemos los años de confrontación e inauguremos otro con niveles mínimos de convergencia para desarrollar las reformas que necesita el modelo con urgencia.

A entender del suscrito, hasta hoy en Palacio se ha escuchado el mal consejo, más allá de los evidentes errores naranjas. Caer en la ligereza de presentar un candidato en Lima puede significar un nuevo tropiezo con la misma piedra.

 

Víctor Andrés Ponce
01 de diciembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

Columna del Director

Con adelanto electoral, pierde el fujimorismo

  A estas alturas parece inevitable una renuncia o una vacancia ...

15 de diciembre
El necesario reajuste fujimorista

Columna del Director

El necesario reajuste fujimorista

No me cabe la menor duda de que el fujimorismo se impondrá al e...

13 de diciembre
La hora del pacto Keiko-PPK

Columna del Director

La hora del pacto Keiko-PPK

  A veces cuando más negra es la noche, más cerca ...

11 de diciembre

COMENTARIOS