Heriberto Bustos

Heriberto Bustos

Cuando la rebelión al interior de los partidos tiene sentido

Una tarea que corresponde a los jóvenes

Cuando la rebelión al interior de los partidos tiene sentido
Heriberto Bustos
17 de October del 2018

 

Corrían los años sesenta del siglo pasado y los partidos políticos más importantes atravesaban períodos críticos relacionados con la identidad de sus propuestas. Dos de ellos —el Partido Comunista del Perú (PCP), fundado como Partido Socialista por José Carlos Mariátegui, y la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), fundada por Víctor Raúl Haya de La Torre— trataban de convencer a sus militantes, en especial a la juventud, sobre sus propuestas y estrategias del momento, que en cierto modo se nutrían de la realidad que vivía el mundo y el país.

Recordemos que en el año 1949 el Partido Comunista Chino había logrado acceder al gobierno derrotando el poder feudal que oprimía a millones de campesinos, para instaurar la República Popular China. Y que en América Latina, Fidel Castro y un grupo de guerrilleros tomaba en 1959 el poder en Cuba, siendo el antimperialismo y el nacionalismo los ejes de su discurso. Dos triunfos convertidos en ejemplo, que han de encandilar a las juventudes latinoamericanas y comprometerlas con los cambios urgentes que sus países necesitaban, con la guerra como el camino para ello.

No resultaba extraño entonces que los jóvenes militantes de los partidos que hacemos referencia tuvieran comportamientos que pusieron en problemas a sus dirigencias. En el caso del primero (PCP) sus preocupaciones tenían estrecha relación con los vaivenes del movimiento comunista internacional, sus confrontaciones y orientaciones. Las discrepancias externas incidían en alineamientos que han de ser acompañados de divisiones, surgiendo posiciones entre los seguidores del Partido Comunista de la Unión Soviética PCUS (“moscovitas”) y los alineados con el Partido Comunista Chino PCCH (“pekineses”)

Entre tanto en el Apra, sus dilemas internos se fueron agudizando hasta que en octubre de 1958, durante su IV Convención Nacional, la dirigencia de entonces fue cuestionada por los jóvenes que reclamaban el retorno a los principios primigenios. Tamaña afrenta fue castigada con la expulsión, siendo obligados los disidentes a conformar el Apra Rebelde; que luego de algunos años, en 1962, ganados por la efervescencia revolucionaria de nuestro continente, constituirían el Movimiento de izquierda Revolucionaria (MIR), liderado por el abogado Luis de la Puente Uceda.

Con ellos vendrá la entrega a una causa (que puede ser juzgada de diversa manera) que dio surgimiento a la guerrilla del MIR, en la que los mejores jóvenes de esa época ofrendaron sus vidas por un ideal. Es necesario precisar que dicha guerrilla no tuvo ninguna semejanza con las barbaridades cometidas posteriormente por el terrorismo de Sendero Luminoso y el MRTA. Si bien la guerrilla del MIR fue derrotada militarmente, merece destacar que las banderas y reivindicaciones sociales que levantaron sí triunfaron, pues fueron retomadas y transformadas en grandes reformas políticas por el Gobierno Militar que lideró Juan Velasco Alvarado, que fue precisamente uno de los jefes militares que luchó contra la guerrilla. Evidencia de ello fueron la nacionalización de la Brea y Pariñas y la Reforma Agraria, entre otros.

Si bien la historia no se repite, lo señalado debe servir para que nuevas ideas de rebeldía surjan al interior de las organizaciones políticas, rompiendo con el marasmo y congelamiento de ilusiones y acciones que caracterizan a muchos partidos y movimientos. Una tarea que históricamente corresponde, en principio, a los jóvenes; y que a los mayores nos exige la recuperación de la ética y la moral que alimenta la justicia social y la lucha por el pan, el trabajo y la libertad.

 

Heriberto Bustos
17 de October del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Madre de Dios: buscando un rostro propio

Columnas

Madre de Dios: buscando un rostro propio

  En los últimos tiempos, el crecimiento económico...

13 de November
¿Los bosques son aún nuestros?

Columnas

¿Los bosques son aún nuestros?

  Orgullosos debemos estar al enteramos de que los bosques natur...

07 de November
Vivos y muertos: tradición y esperanza

Columnas

Vivos y muertos: tradición y esperanza

  La riqueza cultural de nuestro país se expresa en costu...

31 de October

COMENTARIOS