Educación

¡No al borrón y cuenta nueva en el magisterio!

La izquierda pretendió volver a mangonear la educación

¡No al borrón y cuenta nueva en el magisterio!
  • 05 de abril del 2018

 

La facción ultra del magisterio nacional, liderada por el profesor Pedro Castillo, insiste en el paro convocado para el 5 de abril. Pero dirigentes del SUTEP nacional y de los diferentes gremios de maestros regionales se oponen a la suspensión de clases y han tomado distancia del radicalismo, pues se trata de un paro claramente político, sin ningún reclamo magisterial válido.

Castillo, vinculado al Movimiento de Afirmación Social (MAS), de Gregorio Santos, aprovecha su condición de dirigente para ser parte de la llamada Cumbre de los Pueblos que organiza la izquierda antisistema del Perú, un evento paralelo a la Cumbre de las Américas, de los próximos 13 y 14 de abril. El objetivo del profesor chotano —según los dirigentes del Sutep— es fragmentar y dividir al magisterio nacional.

Y así, mientras la paralización y movilización anunciadas por el radicalismo izquierdista serán un total fracaso por el nulo respaldo de la mayoría de profesores, el nuevo ministro de educación, Daniel Alfaro, plantea la línea de su gestión: “No hay borrón y cuenta nueva”. Con esas palabras da a entender la continuidad de las políticas educativas gestionadas por el ex ministro del sector Idel Vexler. La gestión Vexler se impuso la meta de nombrar al 75% de profesores. Es decir, 71,843 profesores.

A nuestro entender, la alusión al borrón y cuenta nueva significa evitar cualquier posibilidad de regresar a los criterios que primaron durante la gestión de Jaime Saavedra al frente del Minedu: gran inversión publicitaria en medios y abandono de las políticas meritócraticas que se iniciaron durante la época en que José Chang fue titular del sector. Saavedra detuvo el avance de la meritocracia en la escuela pública, dejó de lado las políticas de capacitación y nombró solamente a 8,000 profesores. Por el contrario, contrató a 160,000 profesores, situación que hace imposible llevar adelante cualquier plan de desarrollo profesional que ofrezca resultados al sector educativo público.

Es más, con Saavedra existió un indiscriminado licenciamiento sindical dedicado a la política partidaria, extendiendo así el extremismo magisterial en todas las regiones. El terrible abandono de la infraestructura escolar se hizo evidente el pasado 12 de marzo, cuando seis millones de escolares volvieron a clases. Colegios abandonados, sin obras de mantenimiento suficiente para garantizar la seguridad de los escolares.

El Minedu no puede volver a contratar millonarias consultorías para elaborar inútiles proyectos sobre pruebas, evaluaciones, infraestructura y otros realizados por consultores vinculados a las ONG izquierdistas; y lo peor, también vinculadas a funcionarios del sector educativo. Irregularidades por donde se mire.

Otra tarea del ministro Alfaro, es detener toda filtración ideológica en la enseñanza básica. Las aulas públicas no pueden considerar un único relato sobre los acontecimientos históricos. El tema de género no debe ser interpretado desde un punto de vista interesado en moldear una sola opinión desde la escuela. Tampoco se puede seguir inoculando en los niños la idea antimercado y antisistema relatada por el marxismo-leninismo, y hasta maoísmo-pensamiento Gonzalo, presente en los colegios de los estudiantes pobres del país.

El borrón y cuenta nueva debe ser contra la ausencia de la meritocracia que se inició con el humalismo y con una burocracia repleta de funcionarios izquierdistas que ha permitido el surgimiento de liderazgos como el de Castillo: testarudos militantes del marxismo, que no tienen cabida en el Perú de hoy.

La llamada “izquierda caviar”, la que mangoneó el Minedu a su regalado gusto durante la gestión Saavedra, ha querido volver a manejar el sector educativo. En una carta suscrita por numerosos ciudadanas y ciudadanos vinculados a diversas ONG y organizaciones de izquierda, y dirigida al presidente Martín Vizcarra, se resalta el incremento significativo del presupuesto del sector educativo y a los ministros de Educación del humalismo agregando, además, que en los últimos tres meses todo se ha estancado. En el documento, le piden al presidente un ministro o ministra con un impulso manifiesto que comprometa los recursos para garantizar el derecho a la educación.

¡Qué descaro! Relato único: solo ellos son capaces. Solo ellos gastarán correctamente el presupuesto educativo. Pero ya sabemos cómo gastan.

 

  • 05 de abril del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

¡Fracasa el extremismo magisterial!

Educación

¡Fracasa el extremismo magisterial!

  La huelga convocada por el sector más radical del magis...

20 de junio
Se cae la huelga del radicalismo magisterial

Educación

Se cae la huelga del radicalismo magisterial

  Se viene abajo la huelga programada para el 18 de junio por el...

15 de junio
¡El Perú unido contra la huelga magisterial!

Educación

¡El Perú unido contra la huelga magisterial!

  El lunes pasado el ministro de Educación, Daniel Alfaro...

07 de junio

COMENTARIOS