Economía

¡Sector privado protege la biomasa oceánica!

Empresas y Estado protegen recursos marinos

¡Sector privado protege la biomasa oceánica!
  • 29 de noviembre del 2017

 

Mediante un comunicado, la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) anunció la suspensión de la segunda temporada de pesca 2017, que se debió iniciar el pasado 24 de noviembre. La decisión ha sido tomada luego de que se realizaran diversas actividades de pesca de exploración y prospección para determinar la presencia —en cantidad y calidad— de anchoveta en el mar peruano. Esta decisión responde a un claro sentido de responsabilidad que asumen tanto el Estado peruano como el sector empresarial pesquero y el Instituto del Mar del Perú (Imarpe). Por el tenor del comunicado de la SNP, no existe la menor duda de la importancia que tiene la anchoveta como un recurso marino que debe ser preservado, y que su explotación racional está enmarcada como una actividad productiva de interés nacional.

 

Veamos. De acuerdo a Resolución Ministerial N° 573-2017- PRODUCE, del 24 de noviembre pasado, el Estado decide suspender todas las actividades de extracción de anchovetas en función al Oficio N° 921-2017 IMARPE/DEC, en el que se señala que la incidencia de ejemplares juveniles (peces cuya talla es menor de 12 centímetros) de anchoveta alcanza el 97% en el área marítima comprendida entre el extremo norte y 12° LS. La segunda temporada de pesca 2017, que debió iniciarse luego de una pesca exploratoria y cuya cuota establecida fue de 1.49 millones de toneladas de anchoveta, queda entonces suspendida por un ánimo prudente, para que las temporadas de pesca posteriores estén aseguradas, sin ningún ánimo depredador.

¿A quién le importa más que la biomasa del mar peruano sea siempre potencialmente rica y abundante? Obviamente a quienes están dedicados a la actividad pesquera. Nadie, en su sano juicio, depredaría una especie o un recurso que es el sustento de su actividad económica. Estarían matando a la gallina de los huevos de oro. Entonces no tiene sentido alguno argumentar que habría una depredación del mar si, por el contrario, tanto pesqueros industriales y artesanales son los principales interesados en proteger la existencia de cardúmenes potencialmente ricos. Obviamente, ese interés también lo comparte el Estado, que vería que la recaudación fiscal se incrementa con una actividad pesquera mayor y consistente en el tiempo. La preservación de la biomasa es, por tanto, uno de sus principales objetivos al ser una fuente económica que incrementa el PBI.

La pesca responsable no es posible sin el apoyo del Imarpe, el organismo especializado que orienta con sus investigaciones al Estado y al sector privado. Es la instancia científica que vela por el uso racional y por la conservación ambiental de los recursos marinos. No hay, entonces, espacio para los relatos ideológicos y de intereses soterrados, afanados en detener la pesca racional en el mar peruano. Por ahora la paralización de todo esfuerzo pesquero está garantizada. La flota de la SNP no saldrá de pesca hasta que las condiciones de la biomasa cambien y la autoridad disponga lo contrario. Aun así, el ambientalismo radical maliciosamente sigue argumentando sobre una inexistente depredación del mar. El mismo discurso de los llamados “sindicatos” y de ciertos intereses en contra de la explotación racional de recurso marino a través del sistema de cuotas.

Por otro lado, recordemos que en la primera temporada de pesca de anchoveta 2017, de la cuota asignada de 2.8 millones de toneladas, se capturaron 2.37 millones; es decir, se alcanzó un 86% de la meta fijada. Se demuestra así que existe una capacidad disponible para hacer que los recursos existentes sean correctamente aprovechados, cuando lo disponga un ente científico como Imarpe. El impulso industrial no se puede detener; no se puede repetir el quinquenio de Ollanta Humala, que detuvo la pesca industrial antes de la milla diez en los litorales centro y norte, aduciendo que la promoción de la pesca debía ser solo para consumo humano. Si el recurso marino está disponible, es fuente de alimento, trabajo y recursos para superar la pobreza e incrementar el bienestar.

  • 29 de noviembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

El Legislativo contra el sector agrario

Economía

El Legislativo contra el sector agrario

  En una reciente publicación de la Sociedad de Comercio ...

15 de diciembre
El canon minero empuja el desarrollo

Economía

El canon minero empuja el desarrollo

  Según la empresa de consultoría económica...

12 de diciembre
El ejemplo del sector agrario

Economía

El ejemplo del sector agrario

Según una reciente publicación del Comité de Come...

06 de diciembre

COMENTARIOS