Cultura

Okja, la transgénica

La película que generó polémicas en Cannes

Okja, la transgénica
  • 10 de julio del 2017

La película que generó polémicas en Cannes

La película Okja (2017), una coproducción coreano-norteamericana, ya es un hito en la historia del cine: fue la primera en competir en el prestigioso festival de Cannes sin haber sido exhibida nunca en cines, pues es propiedad de la red de streaming Netflix. Y como tal, ya podemos verla en la comodidad de nuestras casas, sin esperar a que en alguna distribuidora se anime a traer la película al Perú. Una suerte, pues se trata de la tierna historia de una niña y su extraña mascota, con obvias reminiscencias de E.T., el extraterrestre de Spielberg, y nos permite seguir la trayectoria de uno de los más talentosos directores asiáticos de la actualidad: Bong Joon-ho (Corea, 1969), autor de The host (2006), Mother (2009) y Snowpiercer (2013), entre otras.

La niña es Mija (la actriz coreana Ahn Seo-hyun) una campesina que vive en Corea, en compañía de su abuelo. Este recibió, diez años atrás, el encargo de la corporación transnacional Mirando de criar, de la manera más natural, a una gigantesca cerda transgénica, muy parecida a un hipopótamo, como parte de una campaña publicitaria para disimular el carácter “artificial” de este animal, destinado a producir carne para embutidos. Pero Mija y Okja han crecido juntas y son mucho más que amigas, como nos muestra la primera parte de la película, que se desarrolla en una selva paradisíaca. Los problemas comienzan cuando los representantes de Mirando llegan a Corea a recoger a Okja, y la llevan a Estados Unidos, para mostrarla en público y luego sacrificarla.

Con ello, el relato tiene un quiebre y se convierte en una película de acción, con persecuciones en autopistas, destrozos en lugares públicos y mucha violencia, ejercida por los representantes de Mirando y por un grupo de activistas por los derechos de los animales. Pero además de la acción, la película se carga de elementos cómicos, especialmente por las torpezas y tonterías de los “malos”: Lucy Mirando (la británica Tilda Swinton, ganadora de un Oscar, también una de las productoras de esta película) y el Dr. Johnny Wilcox, un Jake Gyllenhaal (Zodiac, Brokeback mountain, etc.) irreconocible, en una de sus peores interpretaciones. Lo extraño es que hasta los activistas, supuestamente “buenos” —interpretados por Paul Dano y Steven Yeun (Glenn en The walking dead), entre otros— , tienen también algunos rasgos caricaturescos, lo que lleva a la película a los límites de la sátira.

Así, tratando de combinar géneros tan diversos como el melodrama infantil, el relato de aventuras y la parodia crítica, Okja no llega a ser una gran película. Pero sí nos entrega algunas secuencias bien logradas: aquellas iniciales que nos muestran la estrecha relación entre Mija y Okja —y en las que se luce la fotografía de Darius Khondji (Seven, Delicatessen)—, la persecución automovilística y en el centro comercial (con el gigantesco animal destrozando escaparates y puertas de vidrio), y el valiente intento de Mija de entrar en el local de Mirando, arriesgando su vida para superar las barreras de seguridad. Bong Joon-ho no está a la altura de Spielberg, pero resultan encomiables tanto su desenfado para mezclar géneros como su valor para hacer una denuncia tan fuerte contra la industria alimenticia y el cruel trato que da a los animales.

  • 10 de julio del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Ishiguro: discurso de aceptación del Nobel

Cultura

Ishiguro: discurso de aceptación del Nobel

  Es toda una tradición que en la entrega del premio Nobe...

12 de diciembre
Secuestro en Venice

Cultura

Secuestro en Venice

Mark and Robb Cullen son una pareja de hermanos nacidos en Filadelfia ...

06 de diciembre
Jaime Higa: Árbol Nuevo, en recuerdo del maestro

Cultura

Jaime Higa: Árbol Nuevo, en recuerdo del maestro

  Las personas no mueren mientras las mantengamos en nuestros re...

01 de diciembre

COMENTARIOS