Giovanna Priale

Giovanna Priale

Thaler y la economía del comportamiento para los peruanos

Thaler y la economía del comportamiento para los peruanos
Giovanna Priale
20 de octubre del 2017

Posibilidades de desarrollo de nuevos instrumentos

 

Nuestro último Premio Nobel de Economía, el señor Thaler, es un experto en temas de economía de comportamiento. Eso significa poner en valor la relevancia de entender la forma como un consumidor toma sus decisiones, y que esta tiene un componente denominado racional y otro de carácter más emocional. Y es que el individuo es, en suma, la conjunción de factores psicológicos, emocionales, racionales y políticos. En función a estas variables el individuo prioriza aquello que resulta más importante, y orienta su capacidad productiva y su esfuerzo hacia las metas que se plantea.

De una revisión de estudios etnográficos realizados en Perú, se concluye que para un padre de familia que ha logrado cubrir sus necesidades básicas, contar con acceso a salud y educación de calidad para sus hijos es su primera prioridad. Por ende, este individuo destinará un buen porcentaje de sus ingresos mensuales para la compra de un seguro de salud y para el pago de las cuotas mensuales de colegio. Para que este objetivo se cumpla, además de la información fluida que empodere al consumidor, resulta fundamental que los puntos de oferta —Empresa Prestadora de Salud (EPS) o un colegio privado— se diseminen a las zonas periféricas de las ciudades importantes en Perú, en donde los emprendedores tienen capacidad de pago.

En un segundo lugar, se ubica la adquisición de la vivienda propia, la que suele ser autoconstruida en la mayoría de las zonas emergentes. Aunque cada vez más la oferta inmobiliaria y los productos de financiamiento hipotecario más flexibles, comienzan a dinamizar estos mercados y, con ello, se constituyen en una alternativa para que el individuo satisfaga este objetivo.

En tercer lugar, el hogar busca ahorrar, ya sea para una emergencia o para una inversión que puede ser un emprendimiento; o inclusive con el fin de darse un gusto, como puede ser viajar con la familia. Es decir, el individuo valora el ahorro de corto plazo y es capaz, entonces, de realizar algunos sacrificios de consumo presente por futuro.

No obstante, resulta preocupante que aún tomemos conciencia de que también debemos ser responsables de ahorrar a largo plazo, para nuestra vejez, cuando no estemos trabajando con las mismas fuerzas y tengamos que enfrentar un gasto fijo definido, que nos asegure el pago de nuestra alimentación, servicios básicos y cobertura de salud, como mínimo.

Si seguimos a Thaler, un emprendedor peruano que tiene capacidad de ahorro sería capaz de ahorrar para su jubilación, si y solo si ha cubierto sus primeros tres objetivos: cobertura de salud y educación para su familia, adquisición de vivienda propia y ahorro de corto plazo. Eso nos lleva a un espacio amplio de posibilidades de desarrollo de nuevos instrumentos que posibiliten que el emprendedor, desde joven, cuenta con un multiproducto que le dé cobertura de sus cuatro objetivos y que la proporción destinada a la cobertura de cada uno vaya en función de su ciclo de vida.

La desregulación debe ir de la mano con la promoción de nuevos mercados destinados a distintos tipos de consumidores, como los emprendedores, y acompañarlos a lo largo de su ciclo de vida. Finalmente es posible reducir la informalidad con el uso de estrategias de economía de comportamiento y que, al final, el individuo tenga una buena calidad de vida mientras trabaja, y también al momento de llegar a lo que hoy se denomina la tercera y cuarta edad.



Giovanna Prialé Reyes

Giovanna Priale
20 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Fragilidad económica: urge tomar medidas

Columnas

Fragilidad económica: urge tomar medidas

  Esta semana es crucial para el futuro de la economía pe...

16 de febrero
Agrobanco: un ejemplo complejo de riesgo moral

Columnas

Agrobanco: un ejemplo complejo de riesgo moral

  En estos últimos días hemos sido testigos de los...

09 de febrero
Tenemos que derrotar a la corrupción: Siemens en Alemania

Columnas

Tenemos que derrotar a la corrupción: Siemens en Alemania

  Si uno revisa la información sobre transparencia se sor...

02 de febrero

COMENTARIOS