Dante Bobadilla

Dante Bobadilla

Senderismo caviar

Senderismo caviar
Dante Bobadilla
29 de septiembre del 2016

La lucha por la memoria histórica de nuestra patria

El descubrimiento del mausoleo senderista, con marchas de glorificación a sus caídos, ha reavivado el tema del terrorismo. A cualquier peruano sobreviviente del terrorismo que ha llorado amigos y parientes asesinados por Sendero Luminoso o el MRTA le indignan esas muestras de glorificación de terroristas. Las expresiones de rechazo están muy justificadas. Pero también habría que rechazar la respuesta de la caviarada que ha preferido, una vez más, cerrar los ojos frente al terrorismo y seguir fustigando al fujimorismo.

La estrategia caviar desde la CVR consiste en camuflar el terrorismo de diversas maneras, empezando por no mencionarlo. En su lugar prefieren enfocarse en la respuesta del Estado y en el gobierno de Fujimori, al punto de casi equiparar las muertes producidas “por ambos frentes”. Toda la memoria caviar gira en este esquema: por un lado, demostrar la existencia de una “guerra interna”, y por otro, desprestigiar y estigmatizar al fujimorismo de todas las formas posibles. La memoria caviar consiste en lamentar el “conflicto armado interno” y en condenar la respuesta del Estado, desde las FF.AA. hasta el gobierno de Fujimori. Se pasa por alto la responsabilidad de la izquierda y su ideología violentista que amamantó el terrorismo durante 20 años pregonando la “guerra popular”. Esa es, en resumen, la gran obra de la CVR.

Este mismo libreto está presente en las columnas de los caviares más representativos. Minimizan el senderismo llamándolos “remanentes derrotados”, “familiares ancianos que tienen derecho a llorar a sus muertos con un entierro digno”, etc. Acto seguido arremeten contra el fujimorismo llegando al desparpajo de llamar “mito” al hecho real de que Fujimori derrotó al terrorismo. Según estas lúcidas mentes, Fujimori no capturó a Abimael Guzmán. Tenía que haber ido él mismo en persona a coger a Abimael del cuello. Pero como no lo hizo, no tiene ningún mérito. Todo fue obra del GEIN. A ese nivel de estulticia llegan.

Así niegan toda la estrategia antisubversiva de los noventa, consistente en un arsenal de leyes especiales, tribunales militares, jueces sin rostro, acciones destinadas a recuperar el control de universidades y penales, fortalecimiento real de las rondas campesinas, etc. Nada de eso existió jamás para mentes tan lúcidas como las de una fujiconversa caviar que ha convertido su blog en toda una trinchera del antifujimorismo más patológico, ahora que ya no defiende a Nadine.

El progresismo afirma que el senderismo actual es muy diferente a lo que fue. Ahora son solo inofensivos remanentes tratando de reinsertarse en la vida política. En cambio, el fujimorismo sí es exactamente el mismo de los años noventa, “no ha cambiado nada”. Es curioso ver que todas las tácticas montesinistas que condenan son ampliamente usadas por la izquierda; no solo en el tamaño de sus mitos y mentiras, la amplitud y descaro de sus psicosociales, sino hasta por las carátulas de sus diarios con financiamiento estatal. ¿Han visto alguna carátula en La República mostrando el mausoleo senderista? No, pero hoy nos muestran en su portada el titular “Los incineraron en el SIE”, en referencia a dos estudiantes desaparecidos. Es la misma táctica de “invisibilizar” el terrorismo y exponer tan solo la respuesta del Estado. Y, sobre todo, los errores y excesos cometidos durante la desesperada lucha contra el terrorismo de izquierda. En eso consiste exactamente la memoria caviar. Es la doctrina de la CVR.

Hoy la lucha no es solo ideológica, sino que involucra la memoria histórica. La izquierda no tiene cómo defenderse. Tras la debacle mundial del comunismo y la barbarie terrorista desatada por la izquierda en casi toda Latinoamérica, sumada al desastre del socialismo del siglo XXI, la izquierda yace sumida en el desprestigio más absoluto. Hoy navegan sin rumbo, aferrados a su mascarada ambientalista y de DD. HH. que ya nadie les cree, pues solo la han usado para oponerse a las inversiones mineras y defender a sus terroristas. Hoy el único remanente del izquierdismo decadente es un enfermizo antifujimorismo lleno de mitos y mentiras que tratan de inculcar en la mente vacía de los jóvenes. Su último objetivo es morir asesinando a sus verdugos y dejar algunas mentes infectadas.

 

Dante Bobadilla

 

Dante Bobadilla
29 de septiembre del 2016

NOTICIAS RELACIONADAS >

¿Quiénes nos han gobernado?

Columnas

¿Quiénes nos han gobernado?

Es curioso ver la campaña de izquierda cargándole la res...

12 de octubre
La fiscalía fuera de control

Columnas

La fiscalía fuera de control

La fiscalía no parece regirse por principios legales, sino por ...

05 de octubre
Los sueños de opio de la izquierda

Columnas

Los sueños de opio de la izquierda

Una pesadilla que el país ya ha vivido Los intelectuales de izqui...

28 de septiembre

COMENTARIOS