Alonso Pahuacho

Alonso Pahuacho

Goles y autogoles: la violencia en el fútbol peruano

El lado oscuro de nuestra pasión futbolera

Goles y autogoles: la violencia en el fútbol peruano
Alonso Pahuacho
24 de September del 2018

 

Ya pasaron más de tres meses de la participación de nuestra selección en el Mundial. Aquella participación que, según muchos políticos y periodistas, debía servir para forjar una verdadera “comunión nacional”, una suerte de proyecto en común que podría cristalizarse a través de lo que representaba nuestra Blanquirroja: sacrificio, amor por la patria y trabajo colectivo. Sin duda, llamaba la atención la intención de presentar solo la mejor cara del fútbol peruano, invisibilizando sus muchos clivajes y contradicciones, como la violencia en los espectáculos deportivos.

Este tema ya ha sido discutido en nuestro país, con intentos de soluciones desde el propio Estado, como la “Ley que previene y sanciona la violencia en los espectáculos deportivos”; o desde la PNP, que ordenó que los partidos de alto riesgo se jueguen únicamente con hinchada local. Como se ve, no es que no se esté haciendo nada para combatir el problema, pero lo que se hace generalmente se realiza desde una perspectiva errada.

El sociólogo argentino Nicolás Cabrera, experto en temas de violencia y seguridad deportiva, es crítico sobre las políticas públicas vinculadas al fútbol que ostentan este enfoque punitivo. De acuerdo a este académico, en el caso argentino la prohibición de la presencia de las hinchadas visitantes desencadenó un aumento de las muertes en términos absolutos. Por ejemplo, se incrementaron los enfrentamientos entre hinchas del mismo equipo y se originó el nacimiento de un nuevo tipo de hincha: “el infiltrado”. En Perú, no han sido pocos los casos en los que hinchas de Alianza Lima o Universitario acudieron al clásico siendo visitantes y, al verse descubiertos, fueron violentamente atacados.

Otro craso error es echarle solo la culpa de la violencia a los negocios que “rodean” a las barras (reventa de entradas de cortesía). En Argentina se habla de la “cultura del aguante”, en la cual se enfatiza un vector más simbólico que económico en las peleas entre los barristas. Esta cultura responde al hecho de que por medio de la violencia se busca la afirmación de un honor netamente masculino entre los seguidores de un club de fútbol. Es decir, cada hincha tiene una cartografía social atravesada por territorios propios que hay que defender y por zonas ajenas que hay que conquistar. Así, el barrio, la tribuna o el estadio se imaginan a partir de metáforas bélicas que fácilmente pasan de lo simbólico a lo físico.

¿Qué hacer entonces? Una posible solución es analizar los casos de otros países sudamericanos, como el de Brasil. Allí se cuenta con un “estatuto del torcedor” (hincha) en el cual se definen las obligaciones y responsabilidades de este grupo de actores. En opinión de Cabrera, contar con un marco jurídico en el cual se les dé voz y voto a los propios hinchas resulta crucial para materializar cualquier iniciativa de política pública. Además, en Río se cuenta con la GEPE, una fuerza de seguridad especializada, con ánimo dialoguista, que hace acto de presencia en las tribunas de los estadios sin portar armas.

El fútbol, qué duda cabe, tiene una capacidad mágica de poder unir a (casi) todos los peruanos en tiempos de crisis. Si una pelota genera ese fuerte sentimiento de pertenencia nacional, debemos ser críticos también apuntando que la mayoría de construcciones culturales tiene esa suerte de lado B que queda invisibilizado. La violencia en el fútbol peruano es una tarea urgente por resolver. Y todos los actores involucrados (Estado, PNP, barristas, académicos, hinchas comunes y clubes de fútbol) deben —esta vez sí— ponerse la camiseta por el bienestar de nuestro país.

 

Alonso Pahuacho
24 de September del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Narrar la nación en clave futbolística

Columnas

Narrar la nación en clave futbolística

  En las últimas décadas, la idea de entender el c...

10 de September
Paolo Guerrero: ícono deportivo nacional

Columnas

Paolo Guerrero: ícono deportivo nacional

  Los iconos deportivos desempeñan un papel clave en la p...

27 de August
La patria es una camiseta

Columnas

La patria es una camiseta

  El pasado martes 26 de junio la selección peruana de f&...

13 de August

COMENTARIOS