Manuel Gago

Manuel Gago

El estadista Martín Vizcarra

La primavera de estos días durará poco

El estadista Martín Vizcarra
Manuel Gago
02 de abril del 2018

 

Martín Vizcarra inicia su mandato presidencial con buenos augurios. Una vez más la población vuelve a depositar su confianza en la más alta magistratura nacional, creyendo que sus problemas serán resueltos de la noche a la mañana, sin mayor esfuerzo, sin sacrificios y sin un horizonte ideológico claro. Al respecto, el presidente Vizcarra debe saber que la población ya ha sido absorbida por una prédica populista relatada por los mercantilistas y los estatistas: papá Estado que lo haga todo. De eso se ha encargado la escuela pública, los bien remunerados opinólogos de izquierda y los miles de trolls en las redes sociales, que ahora no sabemos si son peruanos o no.

Una muestra de cuánto ha avanzado en el país la idea antimercado y antiempresa es el tema Pura Vida, de etiquetado del producto, que desembocó en la prohibición de la importación de leche en polvo para favorecer a un grupo de ganaderos; y también la interferencia de Indecopi en el modelo de negocio que desarrollan los cines, permitiendo que el público pueda consumir durante las funciones los alimentos que ellos lleven a las salas. Además, la norma aprobada por distintas comisiones en el Congreso de la República, sobre el aprendizaje de los estudiantes de institutos técnicos en las empresas, que fue satanizada como “esclavista”, sin ser explicada en todo su contexto. Es decir, después del tremendo fracaso del primer gobierno de Alan García, el terrorismo demencial de Sendero Luminoso, las reformas económicas de los noventa, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza, el país no avanza como sociedad integrada por ciudadanos conscientes de la realidad, capaces de digerir claramente los eventos que suceden a su alrededor. Hoy, un titular de periódico antisistema es suficiente para contaminarlo todo.

Martín Vizcarra ha sido presidente regional y ha mostrado resultados. Si Moquegua es el primer departamento en desempeño educativo es también por Southern Perú, por los convenios suscritos con la minera, que han viabilizado proyectos de infraestructura y de capacitación para profesores y alumnos. Vizcarra sabe cómo las inversiones mineras transforman a los poblados. Y sabe que cualquier otra reforma educativa no debe permitir que las aulas de la escuela pública sigan siendo aprovechadas para distorsionar la verdad y para inocular en la mente de los niños pensamientos absolutistas y radicales.

El presidente Vizcarra debe hacer las reformas urgentes (laboral, educación, justicia, electoral, del Estado) mientras la población todavía celebra su llegada, mientras las provincias eufóricas creen que al Gobierno ha llegado uno como ellos, y mientras sus adversarios políticos aún dicen frasecitas halagadoras sobre su reciente posición política. Ya sabrá sobre las cifras económicas, las dificultades y el poco margen de maniobra que le esperan. No hay obras si no hay dinero. Y acá, el dinero de los presupuestos se roba y se malgasta.

El presidente tiene por delante dos eventos que le hubieran servido al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski para prolongar su agonía: la Cumbre de las Américas y el Mundial de Fútbol en Rusia. Mientras la gente intercambia figuritas de los mundialistas para completar su álbum, Vizcarra debe hacer de la población su mejor aliado encendiendo pasiones, convirtiéndose en el dirigente que el país no conoce desde hace mucho tiempo: uno que se niegue a ser el cacique de turno del presidencialismo peruano.

Si la reconstrucción del norte no avanza, si el Estado sigue comprando sus productos a los paperos y maiceros, si el trabajo sigue siendo mayoritariamente informal, si continúan los oportunismos, populismos y demagogias, se dirá más adelante ¿qué cambió con Martín Vizcarra?

La primavera de estos días durará poco. Este es un año electoral y en breve los radicales antisistema y antidemocráticos organizarán manifestaciones a partir del descontento popular. Allí veremos el talante de estadista de Vizcarra en su real medida.

 

Manuel Gago
02 de abril del 2018

NOTICIAS RELACIONADAS >

Sendero Luminoso: vivito y coleando

Columnas

Sendero Luminoso: vivito y coleando

  Carlos Tapia ha sido la vedette de la semana. Estuvo en todos ...

23 de abril
Ivanka, you´re not fired

Columnas

Ivanka, you´re not fired

  Ivanka Trump —hija y asesora del presidente de Estados U...

16 de abril
Inclusión social: el tiro por la culata

Columnas

Inclusión social: el tiro por la culata

  El nombramiento de Liliana La Rosa como titular del Ministerio...

09 de abril

COMENTARIOS