Política

Perú involuciona en competitividad

Empezamos a caer dramáticamente en ranking del WEF

Perú involuciona en competitividad
  • 28 de septiembre del 2017

Empezamos a caer dramáticamente en ranking del WEF

El Perú descendió cinco posiciones en el ranking Global de Competitividad 2017-2018 del World Economic Forum (WEF) , ubicándose en el lugar 72 de un total de 137 países. Con esta posición, el país está ahora en la mitad inferior del ranking, cuando siempre estuvo en la mitad superior. Las principales caídas que registra el país están en los rubros de instituciones, entorno macroeconómico, educación superior, mercado laboral y mercado financiero. Y si bien se registran mejoras en infraestructura, tecnología, educación básica e innovación, es evidente que el Perú se ha estancado y comienza a caer peligrosamente.

Algunos observadores señalan que el descenso del país tiene mucho que ver con la multiplicación de las denuncias de corrupción y el caso Lava Jato, pero es incuestionable que luego del pasado gobierno nacionalista y después del primer año pepekausa (caracterizado por un estéril enfrentamiento entre Ejecutivo y Legislativo) el Perú ha perdido el ritmo de las reformas y ha comenzado un lento proceso de involución. Vale precisar: no solo se ha perdido el impulso reformista, sino que ha comenzado un incuestionable retroceso.

Existen ejemplos alarmantes. En el caso de la minería, por ejemplo, unos años atrás se requerían alrededor de 25 trámites para poner en marcha una mina, mientras que hoy se deben realizar entre 250 y 400 procedimientos ante diversas entidades del Estado. Es decir, ahora para la explotación de una mina se necesitan más abogados que ingenieros. Pero no solo se trata de retrocesos. La lógica de confrontación entre Ejecutivo y Legislativo ha posibilitado que la izquierda radical en el Parlamento, simplemente, pase a la ofensiva ideológica y sorprenda sin reparos a pepekausas y fujimoristas. Allí está la famosa ley —observada por el Ejecutivo— que prohíbe utilizar leche en polvo importada en la elaboración de productos lácteos, una ley que cuestiona todos los acuerdos y tratados internacionales firmados por el Perú.

Ni qué decir de la ley anti inversión, que posibilita determinar que las zonas por encima de los 3,000 metros sobre el nivel del mar sean consideradas la quimera de “cabeceras de cuencas”, con objeto de “proteger a los acuíferos y el origen de los ríos” de potenciales inversiones mineras y en recursos naturales. La norma —que fue firmada por Luz Salgado, el presidente Kuczynski y Fernando Zavala— hoy comienza a convertirse en la bandera de los sectores radicales antimineros a lo largo y ancho del país. Y no solo para bloquear nuevos proyectos como Michiquillay, por ejemplo, sino también para cancelar la mayoría de emprendimientos mineros en desarrollo.

El Perú, pues, comienza a caerse en competitividad; es decir, en todos los factores institucionales y de regulación que potencian el crecimiento económico y la inversión para crecer y seguir reduciendo pobreza. La única explicación de esta dramática situación es que las fuerzas promercado están absolutamente desenfocadas de las prioridades del país y comienzan a ser emboscadas ideológicamente por las fuerzas antisistema. Recientemente, por ejemplo, el Frente Amplio, a través de la Comisión de Pueblos Andinos del Legislativo, aprobó crear un área protegida en el norte del país, con la clara intención de evitar las inversiones petroleras en el zócalo continental. Poco a poco, pues, el extremismo antisistema comienza a desmontar las bases del modelo económico que le ha permitido al Perú reducir pobreza como nunca en su historia.

De una u otra manera, el último reporte del World Economic Forum nos evoca la tragedia de todas las sociedades de ingreso medio, que luego de crecer y reducir pobreza gracias a una primera generación de reformas, son incapaces de continuar con el impulso reformista y, entonces, se produce la caída en la competitividad y el estancamiento de la economía. En este contexto se organiza el escenario propicio para que las propuestas anticapitalistas y antisistema desarrollen una feroz campaña contra la economía de mercado. ¡Estamos advertidos!

 
  • 28 de septiembre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Se cae el paro del radicalismo magisterial

Política

Se cae el paro del radicalismo magisterial

Es contundente la posición de los maestros de Cusco, Arequipa, ...

20 de octubre
El radicalismo persiste en estrategia rondera

Política

El radicalismo persiste en estrategia rondera

El 17 de noviembre próximo, en la provincia de Sandia (Puno), s...

19 de octubre
Michiquillay en peligro

Política

Michiquillay en peligro

Luego de la aprobación de la controversial ley “cabecera ...

19 de octubre

COMENTARIOS