Política

¡NUEVA OPORTUNIDAD PARA EJECUTIVO Y LEGISLATIVO!

El Congreso revisará los 112 decretos legislativos del Gobierno

¡NUEVA OPORTUNIDAD PARA EJECUTIVO Y LEGISLATIVO!
  • 09 de enero del 2017

El Congreso revisará los 112 decretos legislativos del Gobierno

El próximo miércoles el Presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, asistirá a la Comisión de Constitución del Legislativo para informar sobre cómo fueron usadas las facultades delegadas en cuanto materias autorizadas. Así, de una u otra manera, los peruanos volveremos a contemplar una dialéctica de colaboración y fricción entre los dos poderes del Estado, tal como corresponde a las relaciones entre oficialismo y oposición en cualquier democracia de relativa salud.

Sin embargo esa dialéctica de acuerdos y disensos entre el Ejecutivo y el Legislativo tendrá diversas interpretaciones. Por ejemplo, el radicalismo antifujimorista, que busca vetar la existencia política del fujimorismo, señalará que las tensiones de pepekausas con fujimoristas es una expresión más de “la estrategia que busca desestabilizar a la administración PPK”.

Sin embargo, a entender de este portal, la revisión de los 112 decretos legislativos promulgados por la administración nacional representa una nueva oportunidad para dejar en claro el grado de madurez política que han alcanzado las instituciones y los actores políticos de nuestra democracia. Luego de seis meses de relaciones entre ambos poderes, al margen de la politizada censura al ex ministro de Educación, Jaime Saavedra, no hay nada que nos permita señalar que exista una voluntad obstruccionista en la mayoría legislativa.

Una primera cuestión de fondo a considerar: el Perú tiene que acostumbrarse a la lógica institucional que se desata ante un gobierno dividido entre un Ejecutivo, que representa a la tercera bancada legislativa, y un Congreso con una mayoría absoluta del fujimorismo. En un sistema semipresidencial como el nuestro —en el que se elige al jefe de Estado por sufragio, pero se incorpora instituciones parlamentarias como la interpelación, la censura y el control político congresal del Ejecutivo— es evidente que la existencia de una mayoría absoluta de la oposición en el Legislativo tiene que acentuar los rasgos parlamentarios de nuestra democracia. Y es lo que, de una u otra manera, ha sucedido en los primeros seis meses del nuevo período democrático.

Más allá de la agitación del radicalismo antifujimorista, tenemos que entender que la mayoría legislativa tiene un legítimo derecho al control político sancionado en la última elección nacional y el argumento acerca de que los ministros “pasan demasiado tiempo en las comisiones del Congreso” no resiste el menor análisis democrático. En las democracias parlamentarias, por ejemplo, los ministros gastan un tercio de su gestión explicando y atendiendo las solicitudes de la representación nacional. En Estados Unidos, la cuna del presidencialismo por excelencia, cuando el Parlamento se pone en sus trece, el Ejecutivo estadounidense no solo intenta dar explicaciones a los congresistas, sino que debe cerrar el gobierno federal ante la falta de autorizaciones presupuestales.

En el Perú, por el contrario, ante el mínimo control político legislativo, el radicalismo antifujimorista convoca a marchas contra el Congreso.

Pero no solo se trata del control político, sino que una adecuada relación entre Ejecutivo y Legislativo, sobre todo, fortalecería y ayudaría a superar los yerros de la administración PPK. Por ejemplo, para todos es incuestionable que de los 112 decretos legislativos expedidos por el Gabinete Zavala lo mejor está en las áreas de la desregulación del Estado y la eliminación de una burocracia enemiga del Perú. En este portal, la semana pasada, sostuvimos que estamos ante la ola de simplificación administrativa más impresionante desde las reformas económicas de los noventa. Algo parecido sucede con las medidas acertadas para reactivar la economía.

Sin embargo los yerros del Gabinete Zavala vienen por el desconocimiento del otro Perú, del Perú profundo. Por ejemplo, en el paquete de formalización minera se les exige a los pequeños mineros contar con su propia planta de beneficio del mineral para formalizarse. ¡Locura total! Se le dice al minero artesanal que debe convertirse en gran minero para formalizarse. Lo mejor del Gabinete Zavala es el perfil tecnocrático, pero con semejante error demuestra su impericia política, generando un conflicto social con quizá la fuerza social más poderosa del Perú. ¿A qué viene todo esto? En estos temas el control legislativo del fujimorismo puede desactivar las bombas creadas por la propia administración PPK.

En otras palabras, una nueva oportunidad para que Ejecutivo y Legislativo desarrollen relaciones constructivas, subordinen las tensiones y diferencias, y consoliden nuestra democracia que avanza hacia su quinta elección nacional sin interrupciones.

  • 09 de enero del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Amnistía Internacional contra la minería

Política

Amnistía Internacional contra la minería

De que hay un concierto internacional de la izquierda en contra del mo...

23 de noviembre
Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

Política

Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

La intensa lucha ideológica anticapitalista y en contra de las ...

22 de noviembre
Impiden remediar derrames de petróleo

Política

Impiden remediar derrames de petróleo

Los dirigentes que controlan la federación ORPISEM —confo...

22 de noviembre

COMENTARIOS