EL MONTONERO | Primer Portal de opinión del país
#NiUnaMenos

Política

#NiUnaMenos

25 de Julio del 2016

El 71% de las mujeres peruanas padecen de violencia

Dos abusadores que golpearon físicamente, causaron graves lesiones y pusieron en peligro la vida y la salud de dos mujeres no pasarán un solo día en la cárcel. En una democracia que ya ha consolidado su cuarta elección nacional sin interrupciones, y en un acto increíble, un juez ha decretado “prisión suspendida” para Rony García y Adriano Pozo, no obstante que está demostrado (incluso con imágenes de video) la brutal golpiza que propinaron a dos muchachas.

La sensación de impunidad y la brutalidad que se mezclan al observar las imágenes de Rony García y Adriano Pozo es tan evidente que diversos colectivos han decidido convocar una marcha en contra de la violencia de la mujer #NiUnaMenos para este 13 de agosto. Ningún peruano de buena voluntad puede estar ajeno a este acto cívico con el que se están cimentando los pilares de una democracia y una sociedad abierta.

La violencia en contra de la mujer es una práctica relativamente extendida en una sociedad machista como la peruana. Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2013 del INEI, el 35% de las féminas ha sufrido de violencia física. Pero la mencionada encuesta también registró otros tipos de violencia: 8.4% de violencia sexual y 67.5% de violencia psicológica y verbal. En otras palabras, alrededor del 71% de las mujeres en el Perú ha padecido algún tipo de violencia. Quienes piensan que estamos en el siglo XXI se equivocan: todavía tenemos mucho de las sociedades antiguas donde el pater familias disponía de la vida y la salud de hijos y mujeres.

Hay otras cifras realmente estremecedoras. Según el Ministerio de la Mujer desde enero hasta junio de este año se han registrado 54 feminicidios y 118 tentativas de asesinato de mujeres. Y para complicar la tragedia de las mujeres del país: el Perú ocupa el triste segundo lugar en tasas de feminicidio en América Latina. Algo más grave.

Cuando dos abusadores de mujeres quedan impunes se hace evidente que la sociedad, la opinión pública y algunos jueces permanecen indiferentes ante una práctica que afecta a nuestras madres, a nuestras hermanas y a nuestras amigas. ¡Algo así no puede suceder en una sociedad que se reclama democrática! De allí la enorme trascendencia de la marcha #NiUnaMenos

A entender de este portal, la movilización cultural e ideológica en contra del machismo y la violencia hacia la mujer no deben desligarse de la movilización para construir una sociedad abierta en la que todos los ciudadanos, hombres y mujeres, gocen de las mismas oportunidades económicas y sociales.

Si bien es verdad que el crecimiento económico y la reducción de pobreza han permitido muchos avances en la condición económica y social de las mujeres, la violencia y la muerte que estos abusadores causan en las mujeres peruanas nos demuestra que el problema es más complejo y que se requiere una intensa lucha cultural y moral contra este rezago de las sociedades primitivas.