Política

Las amenazas del colectivismo senderista

Reflexiones alrededor de las excarcelaciones senderistas

Las amenazas del colectivismo senderista
  • 18 de octubre del 2017

La ex dirigente terrorista Martha Huatay acaba de salir en libertad luego de haber cumplido 25 años de prisión, debidos a sus vinculaciones con la cúpula y el comité central senderista y su condición de jefa del temido aparato de Socorro Popular. La señalada excarcelación ha desatado debates y reflexiones sobre las amenazas a la democracia. Si a este hecho le sumamos que Huatay y otros once cabecillas terroristas están obligados a pagar una reparación civil solidaria de S/ 3,700 millones que no han abonado, la sensación de que algo no camina bien con estas excarcelaciones se acrecienta.

Y las percepciones tienen que ver con que, de una u otra manera, persisten los mismos errores políticos e ideológicos que posibilitaron que Sendero Luminoso desatara el terror en los ochenta. Si bien hoy la sociedad peruana es absolutamente diferente al país de la hiperinflación y el terror de décadas atrás, la separación entre una sociedad formal y otra informal, entre un Perú oficial y otro real, sigue persistiendo no obstante los avances económicos y sociales logrados en los últimos 25 años.

Al respecto siempre vale subrayar que la vesania senderista no se explica por la pobreza. De lo contrario Bolivia y Haití, países en situación social parecida al Perú de esa época, también habrían enfrentado el flagelo del terrorismo maoísta. Hoy es incuestionable que el terror azotó al Perú porque los cuadros maoístas se apoderaron de las facultades de educación y controlaron la escuela pública. De allí que más de un reconocido sociólogo haya llegado a sostener que la guerra senderista fue una guerra de maestros y alumnos. En otras palabras, estamos señalando que el terror senderista tuvo una raíz principalmente ideológica.

El Estado continúa siendo la suma de fracasos en la provisión de bienes y servicios, y la mayoría de organizaciones políticas se ha oligarquizado, “limeñizado”, abandonando la política plebeya y al Perú profundo, mientras el senderismo se propone controlar sindicatos y gremios sociales. Allí está el avance del Conare-SUTEP o el ala radical en el magisterio, la presencia senderista en las universidades nacionales y organizaciones sociales. En este contexto, ¿volverán los civiles que conducen la democracia a cometer los mismos errores de la civilidad de los ochenta que posibilitó el terror senderista?

Todos apostamos a que los partidos y líderes hayan aprendido la lección del pasado y entiendan su enorme responsabilidad en el desarrollo de una política plebeya y una lucha ideológica frontal contra el colectivismo senderista. Ninguna política de inteligencia policial y militar contra el terror puede funcionar en democracia si es que las organizaciones políticas bajan la guardia ideológica frente al estatismo autoritario.

Enfrentar al colectivismo senderista no puede ser posible desde las posiciones proestatistas de la mayoría de propuestas antisistema. Los movimientos radicales de Gregorio Santos y de Antauro Humala no están en condiciones de detener la ofensiva senderista. Finalmente, sucederá lo mismo que acaeció en los ochenta cuando los grupos radicales de izquierda fueron fagocitados por la avalancha senderista.

La única manera de detener el avance senderista en los sectores juveniles —desencantados del sistema y de la élite política— es desde una visión ideológica plebeya que recoja la movilización de millones de emprendedores, de las sociedades informales que persisten a pesar de los yerros del Estado y que, con marchas y contramarchas, apuestan por el capitalismo popular.

Finalmente, la historia del mundo del siglo XX nos enseña que no se puede resistir el huracán colectivista, ya sea de la izquierda comunista o la derecha nazi, si es que no se afirma una sociedad abierta que tenga en la democracia, la economía de mercado, y los derechos de propiedad las vigas sobre las cuales descansa la libertad.

  • 18 de octubre del 2017

NOTICIAS RELACIONADAS >

Amnistía Internacional contra la minería

Política

Amnistía Internacional contra la minería

De que hay un concierto internacional de la izquierda en contra del mo...

23 de noviembre
Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

Política

Otro cuentazo: ¡el área natural protegida del norte!

La intensa lucha ideológica anticapitalista y en contra de las ...

22 de noviembre
Impiden remediar derrames de petróleo

Política

Impiden remediar derrames de petróleo

Los dirigentes que controlan la federación ORPISEM —confo...

22 de noviembre

COMENTARIOS